eldiario.es

9

Los directivos de Euskaltel sucumben a la presión política y social y reinvertirán todos los incentivos en acciones

La polémica por el cobro de 44 millones ha llevado a buscar una salida: comprar acciones con el 100% del pelotazo, en vez del 50% que había comunicado la compañía con su salida a Bolsa.

El Gobierno vasco y el PNV han presionado con insistencia para que no cobren nada ahora, ya que la compañía nació con capital público y el control institucional ha persistido hasta hace dos años.

La decisión de los directivos puede ser, en cualquier caso, una operación de maquillaje, ya que una vez que la compañía esté en Bolsa podrían vender en cualquier momento.

El presidente de Euskaltel, Alberto García Erauzkin.

El presidente de Euskaltel, Alberto García Erauzkin.

Los directivos de Euskaltel han encontrado la salida a la polémica de sus multimillonarios bonus.  Los 25 altos cargos que, con la salida a la Bolsa el próximo 1 de julio, se iban a repartir 44 millones de euros brutos reinvertirán en acciones el multimillonario aguinaldo, en vez del 50% que tenían previsto. Es decir, 22 millones.

Tras varios días de frenéticos contactos y presiones de sindicatos, partidos, y el Gobierno vasco, ya que hasta hace dos años Euskaltel era una compañía controlada por las instituciones vascas, los directovosn han cedido. Alberto García Eraukzin y otros 24 directivos han decidido acatar las indicaciones del Gobierno vasco y reinvertir en acciones de la propia empresa los 44 millones brutos que recibirán la próxima semana, según ha informado la propia compañía.

Según el folleto de la salida a Bolsa de Euskaltel, los directivos se comprometían a invertir en acciones el 50% de esos bonus y mantenerlas al menos un año. Pero la difusión del pelotazo, ha cambiado los planes. Además de la oposición, el Gobierno vasco ha mostrado su malestar y ha presionado con insistencia para que ese multimillonario bonus se dedique a la compra de acciones y así anclar más la compañía en Euskadi.

Pacto político

Euskaltel nació en 1997 fruto de un pacto político entre el PNV y el PP  que gobernaba bajo el mandato de José María Aznar pero necesitaba el apoyo de los nacionalistas. La compañía tuvo el respaldo de las instituciones vascas, que le compraron la red de cableado y se hicieron sus clientes. Hace dos años dos fondos de inversión se hicieron con la mayoría del capital y desde entonces los ajustes en la empresa empezaron a sucederse. El pasado año, Euskaltel tuvo la primera huelga por despidos de su plantilla, que finalmente  se redujo en un 31% tras externalizar varios servicios para rebajar los costes operativos. Por ello, los millonarios bonus han encendido la polémica.

Los directivos lograran el pelotazo tras haber invertido en acciones 3,43 millones de euros con préstamos de la propia compañía ,que hoy se han multiplicado por 1.192 veces hasta los citados 44,34 millones. La compañía ha explicado que el aumento se ha debido al incremento  del valor de la compañía y que los directivos también podían haber perdido aquella inversión si la tendencia hubiera sido negativa.

La decisión de los directivos a reinvertir en acciones sus bonus puede ser, en cualquier caso, una operación de maquillaje, ya que una vez que la compañía esté en Bolsa podrían vender en cualquier momento o de manera escalonada sus acciones e ir embolsándose poco a poco esos 44 millones. Cuando pase el temporal mediático.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha