eldiario.es

Menú

Una marea humana reclama el fin de la dispersión de los presos de ETA

"No vamos a parar hasta conseguir los objetivos del final de la política de alejamiento", dice Azkarraga, que ha recordado a los políticos y gobiernos que "no caben ya más disculpas ni de partidos, ni de instituciones" para acabar con las dispersión

Los familiares de victimas del GAL, Edurne Brouard, y de ETA, Rosa Rodero, han portado la pancarta de la marcha en favor del acercamiento de los presos etarras

"Entre todos hay que terminar con la ilógica de vencedores y vencidos que no lleva a un escenario de convivencia en el que mirarnos sin revanchas ni odios", afirma Joseba Azkarraga, portavoz de Sare, convocante de la marcha

40 Comentarios

- PUBLICIDAD -
"Euskal presoak Euskal Herrira" y "Giza eskubideen, konponbidearen eta balearen alde" (Derechos humanos, resolución y paz), lemas principales de la cabecera de la manifestación

"Euskal presoak Euskal Herrira" y "Giza eskubideen, konponbidearen eta balearen alde" (Derechos humanos, resolución y paz), lemas principales de la cabecera de la manifestación AITOR GUENAGA

Decenas de miles de personas, una auténtica marea humana, han recorrido este sábado las calles de Bilbao convocadas por la red de apoyo a los presos Sare para exigir el fin de la política de dispersión con los presos de la organización terrorista ETA. La marcha, que a nivel político solo ha contado con el respaldo expreso de EH Bildu, mientras que PNV y Elkarrekin Podemos han dejado libertad a sus militantes para acudir tras decidir no apoyarla, ha arrancado pasadas las 17.40 de la plaza del pabellón de La Casilla bilbaína entre gritos de "Euskal presoak, etxera" (Los presos vascos, a casa).

Como estaba previsto, la cabeza de la marcha la abría una pancarta en la que se reivindicaba el fin de la dispersión. En la pancarta se podía leer en euskera, castellano y francés el lema de la edición de este año: 'Los presos vascos, a Euskal Herria. Derechos Humanos resolución y paz'. 

Ha estado portada, entre otros, por la víctima de los GAL Edurne Brouard, hija del dirigente de HB Santiago Brouard, asesinado en noviembre de 1984, y Rosa Rodero, viuda del sargento de la Ertzaintza Joseba Goikoetxea, asesinado por ETA en noviembre de 1993. También sostenían la pancarta los portavoces de la red ciudadana Sare, Bego Atxa y Joseba Azkarraga, además del expreso Juan Mari Olano, familiares de reclusos de ETA, bertsolaris (improvisadores de versos en euskera) o profesores de universidad como Ramón Zallo.

Pese a lo desapacible del tiempo durante buena parte de la jornada de este sábado y las bajas temperaturas, miles de personas han desfilado por las principales calles de la capital vizcaína en una manifestación que se ha convertido ya en un clásico a lo largo de los últimos años para reclamar un cambio en la política penitenciaria con los reclusos de ETA.

Muchos de los presentes llevaban un gran 'dedo acusador' con la leyenda 'Salantzen dut-Yo acuso', en alusión a la política de dispersión del Gobierno del Partido Popular que encabeza Mariano Rajoy. Varias furgonetas con los nombres de las cárceles y los kilómetros que hay desde Euskadi hasta las prisiones repartidas por toda España abrían una marcha en la que se han coreado lemas contra la dispersión, en favor del acercamiento de los reclusos etarras y por la amnistía.

"No caben ya más disculpas"

Justo al final de la calle Autonomía, la cabeza de la manifestación ha hecho un alto para valorar la respuesta de la sociedad vasca. Joseba Azkarraga ha destacado lo "plural de la manifestación". "No vamos a parar hasta conseguir los objetivos de final de la política de alejamiento y final de los presos graves y enfermos que siguen en prisión". Azkarraga ha señalado que ya no puede haber excusas: "no caben ya más disculpas ni de partidos políticos, ni de instituciones, es la sociedad vasca la que pide movilizarse y cambiar las políticas a través de las mayorías que existen en el Parlamento".

Pese a que ni  PNV, ni PSE ni Elkarrekin Podemos han apoyado la manifestación, parlamentarios de los tres partidos -Joseba Egibar, Eneko Andueza y Lander Martínez- se han expresado hoy mismo a favor de acercar a los presos de ETA a cárceles próximas a Euskadi. Todos ellos han explicado que sus formaciones no apoyan la marcha porque aún no se dan las circunstancias adecuadas y algunos han echado de menos "el reconocimiento del daño injusto causado" por parte de los reclusos etarras. Podemos de Euskadi y Navarra,  en un comunicado conjunto difundido esta misma semana, ha denunciado la "orientación vengativa" de la política penitenciaria. Los populares vascos han defendido que se mantenga la actual política en las cárceles con los presos etarras mientras ETA no se disuelva.

Horas antes de arrancar la manifestación, el portavoz de la red ciudadana Sare, exconsejero vasco de Justicia por EA, Joseba Azkarraga, organizadora de la marcha de este sábado en Bilbao, ha afirmado que la movilización va a suponer "un antes y un después" que permitirá "abrir un nuevo ciclo en el que los agentes políticos tienen que dar un paso más" para lograr el cambio en la política penitenciaria.

El ex consejero de Justicia del Gobierno vasco, Joseba Azkarraga, junto a familiares de víctimas de los GAL, Edurne Brouard, y de ETA, Rosa Rodero

El ex consejero de Justicia del Gobierno vasco, Joseba Azkarraga, junto a familiares de víctimas de los GAL, Edurne Brouard, y de ETA, Rosa Rodero AITOR GUENAGA

"Lógica de vencedores y vencidos"

Tanto Azkarraga como la abogada y portavoz de Sare Begoña Atxa habían mostrado su confianza en que, pese a la climatología, la manifestación sería "masiva y decenas y decenas de personas se movilicen de manera pacífica y democrática contra la política de bloqueo en temas como la libertad de los presos enfermos, el fin de la política de alejamiento y la legislación excepcional".

Azkarraga ha aprovechado la comparecencia para recordar que, durante la jornada del pasado viernes, el preso de ETA Aitzol Gogorza -que cumple condena en la cárcel de Basauri (Bizkaia)- tuvo que ser trasladado a un centro hospitalario. "Es uno de los presos que está en la lista macabra de presos gravemente enfermos a los que se les ha negado la libertad", ha denunciado.

Azkarraga cree que la manifestación a va a suponer "un antes y un después", por lo que se va a "abrir un nuevo ciclo en el que los agentes políticos tendrán que dar un paso más y pasar de la política de las declaraciones a la de los hechos". Y ha apostado por, "entre todos", terminar con la "ilógica de vencedores y vencidos que no lleva a un escenario de convivencia en el que mirarnos sin revanchas ni odios".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha