eldiario.es

9

Los sindicatos de la concertada miden su fuerza con otras dos huelgas

El respaldo de los docentes a los paros podría decaer debido al desgaste de las movilizaciones acumuladas desde que arrancó el curso. 

Las centrales reclaman la aplicación del convenio laboral vasco, mientras que la patronal se opone con el argumento que no dispone de dinero suficiente.

Portavoces de los sindicatos de la enseñanza concertada en Euskadi.

Portavoces de los sindicatos de la enseñanza concertada en Euskadi durante una de las movilizaciones.

Los sindicatos vuelven a medir su fuerza con la convocatoria de otras dos paros en la educación concertada, entre los colegios de iniciativa social. Un conflicto que se arrastra desde que se inició el curso y que acumula ya un gran desgaste entre los docentes (más de 12.000). ELA, CC OO, STEE-EILAS y UGT se enfrentan a una nueva piedra de toque con la convocatoria de huelga para hoy y mañana, con lo que serán ya cinco paros de un día desde septiembre del año pasado. Los afectados por estos paros son los alumnos de cerca de 200 colegios de Kristau Eskola, las escuelas cristianas, y los centros de AICE (cooperativas y laicos), que acogen al 30% de los estudiantes vascos entre Primaria y Secundaria, cerca de 100.000.

Los sindicatos sostienen que han propuesto a la patronal de Kristau Eskola varias salidas al conflicto que les enfrenta, que básicamente pasa por que se les abonen los sueldos sin la rebaja del 3% que se aplicó a los funcionarios de la escuela pública y el restablecimiento del convenio laboral vasco, que la patronal lo hizo decaer aprovechando la reforma laboral y el fin de la ultraactividad. Los sindicatos aspiran a que se cumpla la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), que reconoció en noviembre la vigencia del convenio de la enseñanza concertada vasca 2008-2009 y determinó que no se ajusta a derecho que se aplique el convenio estatal del sector. La sentencia fue después recurrida por la patronal ante el Tribunal Supremo.

Además, las centrales reclaman que se acuerde el pago de la deuda generada por las cantidades detraídas de las nóminas de los trabajadores tras el recorte establecido en la financiación del Gobierno vasco y cuya devolución tienen, asimismo, reconocida por sentencia del Tribunal Supremo. La patronal religiosa está conforme con establecer un calendario de pagos para saldar la deuda en los salarios, pero se oponen a aplicar el convenio de 2009. ¿Por qué? Pues porque quieren vincular la nómina de sus docentes exclusivamente con el dinero que reciben del Gobierno vasco como financiación. Es decir, si el Ejecutivo recorta, la patronal aplica ese recorte directamente.

Sin movimiento

Xabin Arrizabalaga, portavoz del STEE-EILAS, asegura que los sindicatos están dispuestos a acomodar sus reivindicaciones en cuanto a la deuda al gasto económico que la patronal pueda hacer en estos momentos, pero pasando por la aplicación del convenio. "Podemos negociar plazos de ejecución, retrasar, analizar la situación si el Gobierno vasco mantiene su financiación congelada....pero la patronal no se ha movido".

Las centrales no ocultan su temor ante la respuesta que pueda ofrecer el profesorado. "Somos conscientes del desgaste que se ha ido acumulando. Los conflictos largos tienen ese riesgo. Una vez que pasan las dos jornadas de huelga será el momento de evaluar la situación y ver si resulta conveniente otro tipo de estrategia".

La otra gran patronal de la enseñanza concertada, las ikastolas de Partaide –con 43.000 alumnos y 4.000 trabajadores–, cerraron el conflictopor el recorte en los módulos de financiación del Gobierno vasco. La patronbal logrçó cerrar un acuerdo con el sindicato LAB, que es el mayoritario. Mediante este pacto, Partaide corre con un aumento del 0,7% en los salarios.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha