eldiario.es

9

Los directores de educación de adultos amenazan con dimitir por los recortes

Los centros de Educación Permanente de Adultos se movilizan por los recortes que plantea Educación.

Los sindicatos calculan que puede producirse una merma del 40% de la plantilla del profesorado, mientras que el Gobierno garantiza que el número de docentes se ajustará a la demanda real de alumnos.

Protesta de profesores y alumnos del centro de EPA de Santurtzi.

Protesta de profesores y alumnos del centro de EPA de Santurtzi.

Los Centros de Educación Permanente de Adultos (EPA) están en pie de guerra. La tijera de los recortes se cierne sobre ellos y los equipos directivos han amenazado con dimitir en bloque si prospera la reordenación que prevé el Departamento de Educación y que podría dejar en la calle a un 40% de la plantilla, según los sindicatos. La EPA son la última oportunidad para muchos colectivos de reengancharse al mercado laboral. Este tipo de formación permanente responde a las necesidades de mucha gente que se encuentra en paro y buscar formarse, y de otro tipo de personas que sencillamente buscan un enriquecimiento personal. Ciudadanos que precisan de un título (graduado en Educación Secundaria Obligatoria), un certificado o un diploma gratis que les acredite una formación básica. Requisitos imprescindibles  para buscar trabajo o acceder a las ayudas sociales. Además, el aprendizaje del castellano para extranjeros es desde hace una década uno de los cursos más demandados por la comunidad inmigrante. Hasta el punto que los centros de EPA son la referencia oficial del Gobierno vasco en cuanto a clases de español. Pero ahora el sistema se tambalea. Las tijeras de los recortes se ciernen sobre este singular mundo educativo.

El Departamento de Educación ha aprobado una regulación por la que establece el número de personas para abrir un aula. El mínimo es de 12 a 17 alumnos según el tipo de enseñanzas (reglada o no reglada). Además, establece ya el número de grupos que se pueden conformar en cada centro de EPA. Por otra parte, suprime los profesores que se ocupaban de los alumnos con necesidades educativas especiales, lo que supondrá la salida de estos estudiantes de los centros. Y, además, reduce a cuatro horas semanales las clases de español a inmigrantes (ahora se dan seis), alertan los responsables de los centros de EPA. El cálculo de los sindicatos es que al menos un 40% de la plantilla puede estar en el aire. Frente a estas denuncias, el Departamento de Educación asegura que aplicará con flexiblidad la norma y que su intención no es reducir la plantilla, sino ajustarla a la demanda real de alumnos.

Profesores, sindicatos y estudiantes se han puesto en pie de guerra al entender que se trata de un recorte en toda regla que afectará a docentes y alumnos. Jesús Eraña, jefe de estudios del centro de EPA Paulo Freire (4.000 alumnos), en  Vitoria, muestra una mezcla de enfado y preocupación por lo que puede ocurrir. “Educación ya nos ha marcado el número de grupos que tiene que haber en el centro el próximo curso con sus nuevas exigencias para montar una clase. Salen menos grupos de los que hay este curso. ¿Qué va a ocurrir cuando los alumnos vengan a matricularse? ¿Les vamos a decir quer no pueden, que no hay sitio cuando siempre lo ha habido?”.  

"El centro de EPA", añade, "no solo está para sacar el Graduado en Secundaria. Hay un montón de gente que precisa de un perfeccionamiento y una formación personal y elige este tipo de centros para hacerlo. Los programas formativos no reglados tienen la misma importancia que los reglados para obtener la ESO".

“Centros especiales”

En la EPA caben tanto cursos reglados dirigidos a la alfabetización de adultos como la preparación para entrar en ciclos de Formación Profesional, sacar el graduado en ESO o acceder a la Universidad. En el área de enseñanza no reglada, la oferta abarca desde informática a inglés pasando por cursos de español para extranjeros, de mucho éxito en los últimos años. En muchos centros, la oferta de enseñanza no reglada cuenta con más alumnos que la oficial.

Pablo García de Vicuña, responsable de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras en Euskadi advierte de algunos centros vizcaínos sufrirán una merma del profesorado de hasta un 40%. Según García de Vicuña, "los centros de EPA son especiales. Tanto por la labor que realizan como por el tipo de plantilla con la que cuentan, que en muchos casos se trata de docentes que se encuentran al final de su etapa laboral". Mientras, desde STEE-EILAS se destaca la labor que hace la EPA entre los jóvenes que abandonaron sus estudios y que ahora se encuentran sin recursos y ningún título.  

La reducción de horas para los cursos de español para extranjeros duele especialmente al jefe de estudios de Paulo Freire. "La EPA es su centro de referencia. ¿Qué van a hacer con cuatro horas a la semana cuando lo más importante para ellos es aprender rápido y en condiciones para poder lograr un empleo?".

El Gobierno vasco, por su parte, asegura que no busca un recorte de la plantilla y que se mostrará flexible en la aplicación de la normativa. Precisamente, la flexibilidad es una de las características que mejor define a los centros de EPA, pero es la que más riesgo corre ahora.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha