eldiario.es

9

La explotación entre costuras

La ONG Setem Hego Haizea retoma su campaña de informativa sobre las penosas condiciones que sufren las trabajadoras textiles subcontratadas por las grandes marcas.

Además de una exposición en el centro cívico Iparralde ofrecen una conferencia sobre los proyectos en defensa de los derechos laborales en el sector en Centroamérica y un taller de reciclaje de ropa.

La exposición "Nuestra ropa trae tela" ya se puede visitar en el centro cívico Iparralde de Vitoria.

La exposición "Nuestra ropa trae tela" ya se puede visitar en el centro cívico Iparralde de Vitoria.

SETEM Hego Haizea retoma su empeño de acercar a la sociedad la realidad sobre la industria textil y sensibilizarla ante la explotación continua que sufren sus trabajadoras. Detrás de cada prenda ofertada por las grandes marcas como Mango, Zara o H&M, entre otras, hay una mujer, que cobra un mísero salario y trabaja en unas condiciones que rozan la esclavitud y sin ningún tipo de seguridad. 

Para incidir sobre esa dura realidad llevan al centro cívico Iparralde de Vitoria una exposición interactiva bajo el título "Nuestra ropa trae tela", que permitirá al espectador descubrir qué hay detrás de la etiqueta y del precio y qué es lo que ocultan las grandes marcas. La exposición se completa con una muestra fotográfica sobre las maquilas y las movilizaciones laborales en El Salvador en las que participaron voluntarias de SETEM el pasado verano.

También han organizado un taller de reciclaje de ropa a cargo del colectivo Truca Rec que se desarrollará el 13 de marzo. "Lo que proponemos es volver a dar vida a la ropa con sencillos procesos y acercarse a una manera de coser abierta, intuitiva, experimental, sin reglas, sin pretensiones, sin límites", explican desde el colectivo.

Estas acciones están englobadas dentro de la campaña Ropa Limpia que lidera la ONG vasca, acciones que intensificaron tras la muerte de 1.133 empleadas textiles de Bangladesh en el derrumbe del edificio Rana Plaza. La organización quiere ejercer presión sobre las empresas del sector, los gobiernos y los consumidores para lograr una subida de sueldos entre las trabajadoras de esta industria. "La principal excusa que alega esta industria es que subirles los sueldos a estas personas repercutiría en los precios de los productos. Pero no es verdad. De una camiseta que cuesta en el mercado al consumidor  28 euros, estas personas sólo se llevan 0,18 céntimos. El margen de beneficios para las firmas es bestial", denuncia Irati Arteagoitia, técnica de la campaña ‘Ropa limpia’.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha