eldiario.es

9
Menú

La familia de Cabacas pide que no haya "impunidad" para la Ertzaintza y reclama una condena para los acusados

Este viernes ha concluido el largo juicio por la muerte de Íñigo Cabacas en una carga de la Ertzaintza con pelotas de goma en 2012. Está visto para sentencia

Jone Goirizelaia, abogada de la acusación particular y parlamentaria de EH Bildu, encuadra la muerte del joven en una carga policial con el "contexto político" de que los hechos se produjeran junto a una 'herriko taberna'

- PUBLICIDAD -
Juicio Cabacas: Forenses ven lesión compatible con impacto de pelota de goma

Una de las sesiones del juicio por el 'caso Cabacas' EFE

Visto para sentencia. Este viernes ha concluido en la Audiencia Provincial de Bizkaia el largo juicio por la muerte, en 2012, del joven seguidor del Athletic de Bilbao Íñigo Cabacas en una carga de la Ertzaintza con pelotas de goma. En sus conclusiones, la abogada Jone Goirizelaia, que ejerce la acusación particular en nombre de la familia de la víctima, ha pedido la condena de los seis ertzainas que se sientan en el banquillo de los acusados para que no quede en evidencia que la Policía "tiene patente de corso" y "un halo de impunidad". La Fiscalía, por su parte, coincide con las defensas en reclamar la absolución de los procesados ya que entienden que no hay pruebas directas de que ninguno de ellos fuera el responsable concreto del homicidio imprudente.

Durante la última sesión del juicio, en el que las partes han procedido a la lectura de sus informes finales, Goirizelaia -que pide cuatro años de prisión e inhabilitación de seis años para cada uno de los procesados- ha destacado "el contexto político" en el que ocurrieron los hechos aquella noche del 5 de abril de 2012, en la que jugó el equipo rojiblanco contra el Schalke 04. La letrada, que es una histórica dirigente de la izquierda abertzale y parlamentaria por EH Bildu, ha querido incidir en que la carga se produjo junto a la 'herriko taberna' del callejón de María Díaz de Haro. El lugar era "una auténtica obsesión" para la Policía vasca.

Además, ha subrayado que cuando el socialista Rodolfo Ares fue nombrado consejero de Interior -época en la que se produjo la muerte de Iñigo Cabacas- una de sus máximas era que "frente a los borrokas, tolerancia cero". Eso "se traslucía y tenía como consecuencia las órdenes que se daban", ha insistido la abogada. Durante su intervención en la vista oral, Jone Goirizelaia ha señalado que "ha salido a la luz" un 'modus operandi' de la Ertzaintza "caótico" y una cultura policial que, en nombre de un corporativismo "muy mal entendido", prefiere mantener versiones "inverosímiles", que "no son reales", antes de asumir que hubo una actuación policial "totalmente desproporcionada y fuera de las normas", informa Europa Press.

La abogada de la familia de la víctima ha destacado que los padres tienen "plena confianza" en la justicia y en la actuación judicial, pero se han quedado "extrañados" ante la actitud de la Fiscalía, que, al elevar a definitivas sus conclusiones, ha insistido en no pedir la absolución de los acusados al considerar que no hubo delito. A su entender, con esta postura lo que "sobrevuela" es que la Policía tiene "patente de corso, tiene una especie de halo de impunidad", para emprender cualquier actuación porque, "haga lo que se haga", no va a haber "nunca ninguna respuesta penal" contra ella. Ayer mismo, Manuel Cabacas y Fina Liceranzu dijeron sentirse "humillados".

Por el contrario,  la Fiscalía ha mantenido que no se ha podido determinar qué agente dio la orden de disparar y ha considerado que los hechos juzgados no son constitutivos de delito, por lo que ha pedido la absolución de los imputados.  Según la fiscal, la versión de algunos ertzainas "no era real", ya que se produjeron más disparos de pelotas de goma que los reconocidos por estos agentes.  

Son los mismos argumentos que los esgrimidos por la letrada Estefanía Rojo, de la defensa. Sin posibilidad de concretar la autoría real, no puede haber condenas para los tres escopeteros procesados. "Hubo más agentes que dispararon allí", ha remarcado la abogada. Asimismo, respectos a los tres mandos intermedios, indica que no se puede juzgar como desproporcionada aquella actuación de 2012 porque había incidentes que justificaban la intervención policial.

Durante el juicio, eso sí, ha quedado en evidencia la falta de control del armamento en la Ertzaintza. Asimismo, los distintos testigos han dejado patente el carácter letal de las pelotas de goma. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha