eldiario.es

9

"La huelga de transporte escolar está desequilibrando a las familias"

"Falta de monitores, cambian los itinerarios, problemas con la seguridad…Los padres no podemos venir cada cinco meses a quejarnos a la delegación. Se trata de un servicio esencial", protestan las familias.

Padres y niños de la Ikastola Garazi, de Legutio, protestan frente a la delegación de Educación en Vitoria.

Padres y niños de la Ikastola Garazi, de Legutio, protestan frente a la delegación de Educación en Vitoria.

"O llevamos a nuestros hijos al colegio o no los lleva nadie. La huelga de transporte escolar está desequilibrando a las familias". Así de contundente y molesto se muestra el padre de unos niños escolarizados en la Ikastola Garazi, en Legutiano (Álava), que desde que comenzó la huelga de monitores de autobuses y comedores escolares se ve obligado a realizar auténticos encajes de bolillos para que sus hijos sigan acudiendo al centro educativo. Su indignación les ha llevado a concentrarse frente a la delegación de Educación en Vitoria con sus propios hijos aprovechando que es fiesta patronal en la localidad de Legutiano.

"Para las familias supone un transtorno enorme. Además de que haya una persona que les lleve y les traiga dos veces al día, existe un coste económico porque nosotros vivimos en otro municipio, en Ubidea. Todo eso supone un desequilibrio. Nuestros hijos siempre se encuentran en una posición de desventaja. Hemos tenido problemas en los últimos años y ahora para rematar la huelga".

Este padre enumera las dificultades a las tienen que hacer frente de una forma más o menos recurrente: falta de monitores, cambian de itinerarios, problemas con la seguridad. "Los padres no podemos venir cada cinco meses a quejarnos a la delegación. Se trata de un servicio esencial. Yo pago los mismos impuestos que un vecino de Vitoria que vive en la calle Dato. No pago menos. Debo tener los mismos derechos".

El conflicto entre los monitores de transporte y comedor escolar ya entra en su tercera semana. El Gobierno se ha sentado con las dos partes (trabadores y empresas concesionarias del servicio) y se espera algún resultado positivo para esta semana. Aunque la huelga no interrumpe el servicio docente ni afecta al horario escolar, sí está afectando negativamente a miles de familias. Muchos padres tienen que arreglárselas para llevar a sus hijos más pequeños al colegio como pueden, al no poder utilizar el autobús escolar.

Los trabajadores reclaman la equiparación con el personal de comedores escolares, lo que supone recibir el 97,5% del salario de los empleados laborales del Gobierno vasco, un 2,5% más de lo que percibe ahora el colectivo convocante de la huelga, formado en su mayoría por mujeres. Además, buscan algún tipo de blindaje contra la reforma laboral.

En la actualidad, en Euskadi hay cerca de 500 monitores de transporte escolar y patio, que acompañan a sus centros educativos a más de 15.000 alumnos.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha