eldiario.es

9

Las inspecciones de Trabajo a los monitores obligan al deporte escolar a duplicar sus cuotas

Las asociaciones de padres de los colegios públicos y concertados buscan fórmulas para que las familias puedan hacer frente al coste de la Seguridad Social de los entrenadores deportivos.

En algunos centros se ha pasado de pagar 90 euros a tener que desembolsar más de 210.

La obligación de tener que contratar o subcontratar los servicios que prestan los monitores que están al frente de las actividades extraescolares deportivas ha puesto en jaque a las asociaciones de padres y madres de los centros públicos y privados, que son las que dinamizan el deporte escolar. El problema se suscitó a finales del año pasado y las sucesivas inspecciones de Trabajo a algunos colegios se saldaron con importantes multas. Ahora, con el comienzo del curso la inquietud para las familias sigue muy presente. A la mayoría no le ha quedado más remedio que duplicar las cuotas que se venían pagando para poder hacer frente a la exigencia legal. Ese aumento podría conllevar que algunos niños dejasen de hacer deporte, alertan los centros.

Es el caso del Instituto de Secundaria y Bachillerato de Mungia, que ha intentado buscar fórmulas para evitar tener que recurrir al sistema de las contrataciones, pero ha concluido que "no hay solución". "El Ministerio de Trabajo se va a poner muy duro con este tema y va a realizar númerosas inspecciones a todo tipo de Asociaciones. Las consecuencias de este nuevo sistema para las familias se traduce en una fuerte subida económica". Este es un fragmento de la carta abierta que la asociación ha mandado a las familias del centro. Un colegio público con 500 alumnos entre 12 y 18 años de los que alrededor de 90 practican deporte escolar en alguno de los equipos puestos en marcha por los padres.

Hasta el curso pasado, la cuota anual para la realización de las actividades extaescolares era de 90 euros, con los que no se llegaba a cubrir el gasto que se realizaba en estas actividades. En la actualidad y con el nuevo sistema se va a pasar a 210 €. Ángel Bidaurrazaga, miembro de la asociación de padres, es "plenamente consciente de la subida y de lo que ello supone para las familias". Por eso, su principal objetivo es que "todos sigan practicando deporte o participando en las actividades culturales que tenemos organizadas y que nadie deje de participar por motivos económicos".

Sistema de ayudas

Para ello, la asociación ha creado un sistema de ayudas para que aquellas familias con dificultades económicas puedan acogerse a ellas y así "poder seguir participando en estas actividades que contribuyen al desarrollo integral de la personalidad de nuestros hijos". Ese sistema incluye desde el fraccionamiento del pago hasta la posibilidad de que las familias trabajen de manera voluntaria en la asociación organizando actividades para costear el gasto. Además,  también ha creado un sistema de “alquiler” de las equipaciones para que ello no suponga "un nuevo y costoso desembolso para las familias".

"Tenemos que conseguir", recalca Bidaurrazaga, "que nadie deje de participar en las actividades extraescolares por motivos económicos. En cualquier caso, los efectos se verán a corto plazo".

La Diputación de Bizkaia, responsable del deporte escolar en el territorio, no va a conceder una partida extra para sufragar los costes de las cotizaciones a la Seguridad Social. Un portavoz del Ejecutivo foral recuerda que la institución aporta dos millones de euros al deporte escolar, de los que 1,1 se van a las federaciones y el resto a las asociaciones y entidades que organizan actividades. Este dinero se va básicamente en comprar materila, aseguran los padres.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha