eldiario.es

9

MINUTO POLÍTICO Los temas del día

La política fiscal de las instituciones se olvida del alquiler y favorece la compra de pisos

Los beneficios fiscales por adquisición de vivienda benefician a ciudadanos con niveles de renta medios y altos, mientras que los de alquiler se concentran en personas con ingresos por debajo de los 18.000 euros anuales

El edil de Cambiemos Nacho Tornel propone más medidas para favorecer el alquiler

Las deducciones por vivienda apoyan más la compra que el alquiler.

La política fiscal de las administraciones públicas en España no incentiva la opción del alquiler frente a la de compra de un piso. Pese al cambio de orientación política de muchos gobiernos autónomos tras las elecciones de mayo y de que la fórmula del alquiler parece en el momento actual la más factible para poder acceder a una vivienda, los incentivos públicos no van en esta línea.

Cuando se trata de evaluar las políticas públicas lo primero que llama la atención son los capítulos de gasto e inversión de los presupuestos, dejando en un segundo plano la política fiscal. Sin embargo, en el caso de las políticas relacionadas con la vivienda, la magnitud del gasto fiscal asociado a las deducciones supera ampliamente el presupuesto destinado al gasto. Desde la óptica del alquiler, la política fiscal de las administraciones “no ha contribuido decisivamente a incentivar la opción del alquiler frente a la de compra”, apunta el Observatorio Vasco de Vivienda.

Incluso, en los últimos años la necesidad de incrementar los ingresos fiscales en el conjunto de las comunidades autónomas ha marcado una tendencia a la reducción e incluso eliminación de las deducciones por alquiler a los arrendatarios. Solo en el caso de Euskadi y de la Comunidad de Madrid, el porcentaje de deducción alcanza un nivel del 20%, quedando en un entorno del 10% en el resto de autonomías.

Colectivos específicos

Además, en la mayor parte de las comunidades este tipo de deducciones por alquiler se recogen exclusivamente para colectivos específicos, como lo jóvenes y personas con un nivel de ingresos medio/bajo (en la mayor parte de los casos inferior a 20.000 euros). Así, quedan fuera de esas deducciones la mayor parte de la población que potencialmente pudiera optar por el alquiler en algún momento de su trayectoria vital, advierten los especialistas del Observatorio.

El impacto de la deducción por compra de vivienda habitual en España (sin tener en cuenta a las Haciendas Forales vascas y navarras) ha supuesto una pérdida de ingresos por parte de las haciendas públicas de más de 3.400 millones de euros en 2013, nueve veces superior a la deducción por alquiler, que se ha quedado en algo más de 360 millones de euros.

Por ejemplo, la hacienda de Bizkaia dejó de ingresar 190 millones de euros en el ejercicio 2012 en concepto de deducción del IRPF por compra, frente a 25 millones de euros por alquiler. “La deducción por adquisición de vivienda ha beneficiado en mayor medida a los niveles de renta medios y superiores. En cambio, la deducción por alquiler se concentra en las personas con un nivel de ingresos por debajo de los 18.000 euros anuales”, constatan los especialistas.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha