eldiario.es

9

Uno de cada tres médicos sufre amenazas para extender recetas y conceder bajas

Los profesionales perciben una mayor violencia verbal y falta de respeto hacia su figura

El 67 % de la agresiones a personal sanitario en Aragón se produjo en hospitales

Sanitarios en un hospital de Euskadi.

A lo largo de su carrera profesional, al menos uno de cada tres médicos recibe presiones o coacciones para extender recetas y conceder bajas. Y al menos uno de cada cuatro tiene algún episodio de agresión verbal (insultos o amenazas). Con estos datos no es de extrañar que los médicos perciban una mayor violencia verbal hacia ellos y una progresiva pérdida de respeto hacia su figura. El Consejo de Médicos del País Vasco ha presentado estas conclusiones procedentes de la última encuesta sobre agresiones a facultativos, realizada a finales del 2015. En el conjunto de Osakidetza, las agresiones y amenazas al personal sanitario también han crecido.

El presidente del Consejo de Médicos, Manuel García Bengoechea (también presidente del Colegio de Médicos de Gipuzkoa), ha resaltado otra dato que deja la encuesta específica realizada a los doctores: las médicas sufren más agresiones a lo largo de su carrera que sus compañeros hombres. Del total de profesionales médicos que han sufrido agresiones en su vida laboral, el 57,6% son mujeres y el 42,4% hombres.

Más del 95% de las agresiones se registraron en el lugar del trabajo, concretamente en los centros de salud (casi el 40%) y en los hospitales (casi el 28%). El resto de agresiones se reparten entre consultas privadas, residencias y mutuas. 

En cuanto al tipo de servicio, la medicina general o familiar y las urgencias son los servicios con mayores registros (más del 50% del total de las agresiones).

Perfil del agresor

En el 66% de los casos el agresor fue el propio paciente. El segundo grupo de agresores son los acompañantes, con un 30,8% de las agresiones. La mayoría de los agresores fueron hombres (78,8%) de entre 30 y 50 años y de origen nacional (el 63%).

En cuanto a los motivos que desencadenaron esas agresiones, en la mayoría de los casos el motivo fue la diferencia con el médico (27,8%) o motivos administrativos como altas, bajas o la emisión de recetas (9,7%). También destacan los problemas psiquiátricos (7,9%), como la ansiedad o los nervios por parte del agresor.

Curiosamente, del total de médicos agredidos en el 2015 solo el 7,3% cursó una denuncia, un porcentaje mucho menor que en el año 2008 (14,6%). Entre los que no cursaron denuncia, el motivo principal fue no haberle dado importancia a lo acontecido.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha