eldiario.es

9
Menú

El obispo Munilla sobre la eutanasia: "los nazis fueron los primeros en legalizarla"

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, carga contra la proposición de ley que pide la despenalización de la eutanasia y recalca que "no existe el derecho a quitarse la vida"

36 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Munilla no ve divergencias entre su postura y la del arzobispo de Madrid

EFE

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha entrado de lleno en el debate que de forma recurrente se suscita en la sociedad española sobre la despenalización de la eutanasia. Fiel a su estilo, Munilla ha comparado esa reivindicación de la eutanasia con lo ocurrido en la Alemania nazi. "El primer Estado del mundo en legalizar la eutanasia fue la Alemania nazi, en septiembre de 1939. Una práctica que luego se convirtió en un recurso bélico para deshacerse de las personas consideradas como un lastre improductivo".

Munilla reflexiona de esta manera en un artículo de opinión titulado 'Eutanasia o suicidio asistido'. El obispo donostiarra echa de menos más debate social t
ras la reciente aprobación en el Congreso de los Diputados de la proposición de ley que pide una reforma del Código Penal para despenalizar la eutanasia y la ayuda al suicidio.

En la misma línea, los obispos españoles han recordado el mandamiento 'No matarás' frente a esta proposición de ley impulsada por el PSOE. "La eutanasia es un mal moral y un atentado a la dignidad de la persona", según los obispos, quienes piden que se legisle sobre la instauración de los cuidados paliativos y la formación reglada de esta disciplina.

Mientras, Munilla sostiene en su artículo de opinión que la eutanasia y el suicidio asistido "vulneran la ética médica además de socavar la relación de confianza entre el médico y el paciente".

"Dinámica de muerte"

"Lo cierto es que la eutanasia", añade en su escrito, "introduce una dinámica de muerte, que resulta implacable. Revindicar el derecho a morir, cuando nuestra legislación ni tan siquiera ha sido capaz de reconocer el derecho a vivir del nasciturus, nos encamina hacia la eutanasia impuesta".

Según Munilla, "no existe el derecho a quitarse la vida" e insiste en la idea de que "más allá de eufemismos, lo que verdaderamente se persigue [con la eutanasia] es simplemente legalizar la práctica del suicidio asistido".

El prelado de San Sebastián comnsidera que ha quedado probado que la eutanasia termina compitiendo y desplazando a los cuidados paliativos. "Resulta mucho más fácil recurrir al atajo del 'corredor de la muerte' que adentrarse en un acompañamiento más complejo" al enfermo, lamenta.

El caso del niño británico Alfie Evans (el pequeño con una enfermedad degenerativa irreversible al que
se desconectó de su soporte vital pese a la oposición de sus padres) le sirve a Munilla para preguntarse: "¿La eutanasia es una elección libre, como afirman sus defensores; o, por el contrario, en la práctica puede ser legalmente impuesta, como ha sucedido con Alfie Evans, con el pleno respaldo de los tribunales británicos y el de Estrasburgo?".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha