eldiario.es

9
Menú

"La obligación del Gobierno vasco es saber si hay gas en Álava y, si es posible, aprovecharlo"

El Ejecutivo incluye en el proyecto de presupuestos cuatro millones de euros para explorar el pozo alavés Armentia-2

- PUBLICIDAD -
Protesta contra el fracking

Protesta contra el fracking

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, ha avanzado este miércoles que en los Presupuestos del Gobierno vasco para el año 2017 ha incluido una partida plurianual de 4 millones de euros para poder acometer las obras necesarias de exploración del pozo alavés de gas Armentia 2, en el caso de que el Ministerio de Emergía emita un informe "favorable" a la solicitud de autorización ambiental presentada por la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi Shesa.

Tapia ha realizado estas declaraciones durante su comparecencia ante la Comisión de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Parlamento vasco, a petición de la parlamentaria del PP María del Carmen López de Ocariz, quien le ha solicitado información sobre el expediente de exploración del pozo Armentia 2 en Subijana (Álava).

Tapia ha defendido que el Gobierno vasco no pretende ser "oscurantista" con este proyecto y ha recordado que la solicitud de autorización ambiental fue presentada el pasado 18 de julio por la sociedad de Hidrocarburos de Euskadi-Shesa ante el Ministerio de Energía, como paso previo a realizar un sondeo exploratorio para evaluar el potencial del gas existente en el subsuelo en la zona alavesa.

Según ha destacado, este paso previo se hace para saber si medioambientalmente es posible hacer este sondeo y ha explicado que en la actualidad, el Ejecutivo vasco está a la espera de conocer si el Gobierno central emite esta autorización, ya que aunque la ley marca un plazo de resolución de tres meses, estos "se suelen alargar".

Además, ha defendido que la documentación entregada por el Gobierno vasco "cumple con creces la ley", ya que Shesa ha sido "escrupulosa" en el apartado medioambiental. "Hemos presentado una memoria amplia y completa incluyendo anexos a aspectos del informe sobre el acuífero", ha asegurado.

En este sentido, ha precisado que la documentación sobre la posibilidad del "impacto" en el acuífero de Subijana es "riguroso y difícilmente mejorable" y ha reiterado que la documentación remitida al Ministerio es "rigurosa y escrupulosa" en sus 424 páginas, que incluyen planos y documentación que le hacen comprensible "incluso por alguien profano en la materia".

Tapia ha puesto en valor el trabajo realizado por los profesionales de Shesa, de quienes ha destacado sus 20 años de experiencia en el sector y ha recordado que el Ministerio también ha solicitado informes a 30 entidades afectadas, entre las que se encuentran asociaciones de ecologistas, entre otros.

Tras insistir en que Shesa está a la espera de esta resolución de la evaluación ambiental, ha avanzado que en los Presupuestos del Gobierno vasco para el año 2017 se ha incluido una partida de 4 millones de euros, de carácter plurianual, para que en el caso de que el Ministerio emita un informe "favorable", el Gobierno vasco pueda acometer las obras necesarias para acometer el pozo exploratorio.

No obstante, ha aclarado que si existe "alguna mínima duda" en materia medioambiental, "no vamos a estropearlo, porque también es nuestra casa". "Representamos a todos los vascos", ha subrayado.

Tapia ha señalado que el procedimiento de licitación de sondeo "requiere de mucho tiempo" y es un "proceso lento y complejo" que asciende a 27 millones de euros, con titularidad "repartida", en la que el 44 por ciento corresponde a financiación pública, un total de 8 millones de euros.

Por otro lado, ha defendido que el Gobierno vasco no está "dando bandazos ni improvisa" respecto a su política energética, sino que trabaja en una "tendencia clara hacia una generación y consumo renovable", aunque ha reconocido que no se ha hecho "a la velocidad que queríamos".

Finalmente, ha reiterado que no se trata de una explotación mediante la técnica del 'fracking', sino que se ha solicitado un permiso para explorar gas con técnicas convencionales, ya que el Gobierno vasco respeta la ley aprobada por la Cámara vasca en contra de la técnica de fractura hidráulica. "No hay partida alguna para el fracking en los Presupuestos vascos", ha zanjado.

Falta de transparencia

La parlamentaria del PP María Carmen López de Ocariz ha criticado que este proyecto "no tiene transparencia" y ha recordado que este área ya se perforó en 1997 "sin datos positivos para ser explotada ni en cantidad ni en calidad". "Si en este momento se decide volver a explorar donde ya se hizo sin resultados positivos, ¿cuál es la evidencia, el motivo que justifica esta nueva exploración para perforar?", ha preguntado a la consejera.

Además, ha destacado los valores naturalísticos y paisajísticos de la zona donde se ubica el pozo Armentia 2 y ha alertado del impacto medioambiental de este tipo de actuaciones en los acuíferos de la zona, recordando los informes técnicos del Ayuntamiento de Vitoria y de la Diputación de Álava.

El parlamentario del PNV Unai Gajales ha rechazado las críticas sobre la falta de transparencia de este proyecto defendiendo que "cualquier persona puede encontrar en Internet la información que necesita" sobre el Pozo Armentia 2 y ha defendido que "las partes implicadas han tenido opción de opinar", en referencia a los informes del Ayuntamiento de Vitoria y de la Diputación de Álava.

Por su parte, el parlamentario de EH Bildu Mikel Otero ha preguntado cuánto dinero se destina en los Presupuestos vascos a la energía eólica y cuánto a impulsar las explotaciones de gas y ve necesario "priorizar" los recursos de los que dispone Euskadi y destinar el dinero a impulsar la transición energética.

El parlamentario de Elkarrekin Podemos José Ramón Becerra ha recordado los "problemas" que tuvo el Pozo Armentia I hace diez años y ha alertado de que "en este país hay grandes intereses" en la explotación de combustibles fósiles. "Si hubiera imprevisto o accidente que afectara al acuífero, me gustaría saber si usted asumiría la responsabilidad política. Esto sería signo de transparencia y compromiso", ha defendido.

Desde el PSE, Natalia Rojo ha recordado que hay una ley aprobada por el Parlamento vasco que "pretendió" que el fracking desapareciera y cree que de cara al futuro es necesario "ver qué demanda la sociedad en materia de energía y qué somos capaces de producir". También ha destacado la "preocupación" expresada por la consejera con el acuífero de Subijana y ha recordado que "habrá que hacer inversiones económicas y trabajar con las empresas para hacer de Euskadi una comunidad más verde y sostenible", ha señalado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha