eldiario.es

Menú

EH Bildu y Podemos ven "imprescindible" que el Parlamento retome en enero el control al Gobierno

Ambos partidos solicitan habilitar un mes habitualmente vacacional al ver un sinsentido un nuevo parón tras estar desde el verano con la Cámara a medio gas

La decisión definitiva la tomará la Junta de Portavoces, donde participa el PP, que tiene numerosas iniciativas parlamentarias en cola

- PUBLICIDAD -
La prueba de Bachillerato tendrá 6 asignaturas que podrán sumar hasta 14 puntos

El lehendakari, aplaudido por su partido en el Parlamento EFE

EH Bildu y Elkarrekin Podemos han solicitado de manera conjunta “habilitar la segunda quincena de enero” en el Parlamento Vasco de tal manera que la actividad, ralentizada durante todo 2016 por sucesivos parones electorales y vacacionales y ahora por la constitución del nuevo Gobierno, no se detenga de nuevo durante todo el primer mes del año, como es costumbre. Ambos partidos subrayan, en línea con la información de eldiarionorte.es, que “el Parlamento no ha podido ejercer su labor de control al Ejecutivo vasco desde el pasado mes de junio” y que “es imprescindible” que el gabinete de Iñigo Urkullu atienda cuanto antes a preguntas e interpelaciones de la oposición.

Según el Reglamento, un tercio de los parlamentarios pueden reclamar la celebración de sesiones extraordinarias en los períodos inhábiles, que en el Parlamento son por ley julio, agosto y también enero. EH Bildu, en este sentido, ha buscado la complicidad de Elkarrekin Podemos para superar esa barrera y reclamar formalmente que a partir del 15 de enero la Cámara convoque “comisiones, plenos ordinarios y plenos de control” con “absoluta normalidad”.  

Como las habilitaciones exigen determinar de antemano qué asuntos pueden resultar urgentes para su debate, EH Bildu y Elkarrekin Podemos han adjuntado a su petición las 43 iniciativas registradas ya por todos los partidos, no sólo la de estas formaciones, y que de otra manera quedarían en lista de espera hasta febrero. Se trata de asuntos de calado como la reforma de la Ley de Aportaciones, las reestructuraciones de Lanbide y EiTB, la creación de un observatorio contra el fraude fiscal, medidas contra el copago farmacéutico o contra la reapertura de Garoña o la derogación de los recortes en ayudas sociales, entre otros.

En principio, el calendario de aquí a final de año prevé la celebración de dos plenos ordinarios, ninguno de ellos de control al Gobierno. Fue el 3 de junio cuando se celebró la última sesión con preguntas de la oposición en la Cámara, hace más de seis meses. De no mediar una decisión en sentido contrario ante la propuesta de EH Bildu y Elkarrekin Podemos, el parón se prolongaría hasta febrero.

Según el Reglamento, es la Junta de Portavoces y no la Mesa la que debe acordar las habilitaciones extraordinarias. En ese caso, entraría en juego la posibilidad de que el PP, que no está en la Mesa y que acumula en el cajón una batería de iniciativas desde el arranque de la legislatura, pueda sumarse al carro. En cuanto a PNV y PSE-EE, socios de Gobierno, en principio supeditan el arranque de la actividad ordinaria de control a que los consejeros de Urkullu completen sus equipos y presenten en comisión sus respectivos programas políticos. La comparecencia ya está solicitada, aunque de momento sin fecha. La previsión es que estas intervenciones se produjeran a finales de enero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha