eldiario.es

9

MINUTO POLÍTICO Los temas del día

Los trabajadores presionan a la Diputación vizcaína para mantener sus salarios

Gebisa, la concesionaria del tramo vizcaíno, plantea reducir un 50% los sueldos a los eventuales, un 15% de la plantilla.

El actual convenio vence en octubre y los trabajadores de la AP-8 advierten del riesgo de la "doble escala salarial".

"Es el comienzo de unas movilizaciones para decirle a la empresa que no estamos dipuestos a que se pisoteen los derechos de los trabajadores", explican ELA y LAB.

Trabajadores del tramo vizcaíno de la autopista AP-8 protestan ante las Juntas Generales.

Trabajadores del tramo vizcaíno de la autopista AP-8 protestan ante las Juntas Generales en Bilbao.

Los trabajadores de la concesionaria del tramo vizcaíno de la AP-8, la empresa Gebisa, sociedad a la que la Diputación de Bizkaia adjudicó hace menos de un año la explotación de la autopista, quieren que los responsables del ente foral velen por el mantenimiento de las condiciones laborales. Esta mañana se han manifestado en Bilbao frente a las Juntas Generales para exigir a la Diputación que no se quede de brazos cruzados ante lo que consideran un "ataque" a las condiciones recogidas en vigente convenio.

"La reforma laboral sirve para que la empresa nos imponga la doble escala salarial y delante de la Diputación queremos exigir que la ultraactividad que se sacó en diciembre no se están poniendo para nada en la mesa de negociación. La Diputación está haciendo una dejadez completa sobre Gebisa, la concesionaria de la A-8, y no les está diciendo nada. Y cuando sale es solo para quedar bien, mientras que Gebisa hace a su antojo lo que le da la gana", han denunciado hoy los portavoces de los sindicatos LAB y ELA, mayoritarios en la empresa concesionaria.

Ambos sindicatos exigen que la reforma laboral "no se aplique" y así "poder entrar a negociar de tú a tú" con los responsables de Gebisa. Para ello han realizado esta semana paros de dos horas por la mañana y por la tarde y esta mañana se han manifestado por las calles de la capital vizcaína. El viernes volverán a parar cuatro horas y la próxima semana se volverán a reunir para preparar el próximo calendario de movilizaciones. "Es el comienzo de unas movilizaciones para decirle a la empresa que no estamos dipuestos a que se pisoteen los derechos de los trabajadores. No descartamos ningún tipo de movilización, paros o huelgas indefinidas", ha explicado Alfonso Aranguren, del sindicato LAB.

En principio, el convenio actual tiene vigencia hasta octubre, fecha en la que decaería la ultraactividad y la empresa -si no hay un acuerdo con los sindicatos- podría empezar a aplicar la doble escala salarial que ahora está encima de la mesa de negociación. Esto supondría que los eventuales -entre un 10% y un 15% de la plantilla- verían reducido sus salarios actuales en un 50%, según estiman los representantes de los trabajadores. La empresa de la diputación que explota el tramo vizcaíno es Interbiak. "Interbiak nos ha reconocido que la empresa concesionaria va a ganar dinero y aun así se plantee esta rebaja salarial para volver a ganar más dinero todavía. Eso es inadmisible", denuncia Aranguren.

Todos los sindicatos llevan advirtiendo desde que se produjo el fin de la ultraactividad para los 350.000 trabajadores que a día de hoy siguen sin convenio en el País Vasco que la reforma laboral "la iban a sufrir sobre todo los nuevos trabajadores que fueran contratados a partir de ahora" o los empleados más desprotegidos, como es el caso de los eventuales en las empresas. En este caso, los eventuales y los nuevos contratos verían disminuido su salario a partir de julio, si no se firma antes un nuevo convenio.


85 trabajadores afectados

El convenio actual da cobertura a unos 85 trabajadores, que se dedican a tareas de mantenimiento, cobro en las garitas de peaje y otro tipo de labores con la maquinaria en el tramo vizcaíno. Los dos sindicatos sospechan que si no hay acuerdo en la negociación del convenio, Gebisa aplicará directamente el Estatuto de los Trabajadores o el salario base del sector.

En el caso de la AP-8, la concesionaria no está afectada por el rescate anunciado por el Gobierno central para las autopistas, ya que la licencia depende directamente de la concesión realizada por el ente foral vizcaíno y, en el caso del tramo guipuzcoano, la Diputación de Gipuzkoa. Gebisa logró hace menos de un año -junio de 2013- la concesión por un periodo de tiempo de ocho años.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha