eldiario.es

9
Menú

La fiesta de las canciones de tu vida

Cartel del festival

Más de 30 canciones que han dado forma al Rock duro en los últimos 50 años, interpretadas por decenas de músicos de Bizkaia. Esa es la esencia de la iniciativa Scream for me Bilbao, que está forjándose desde hace varias semanas y de la que, a pesar de que muchos datos se reservan para la noche señalada, ya sabemos algunas cosas. La primera, que se ha concebido como una gran fiesta para la noche del 27 de octubre (Sala Santana, Bilbao); se trata de una gran celebración de la historia del Rock, con muchas de las canciones referenciales del género.

La segunda cuestión llamativa es que los encargados de interpretar todos esos temas serán músicos de Bizkaia –más de 30 han confirmado ya su asistencia- que compartirán escenario en una iniciativa única. Los protagonistas mantienen en secreto la identidad de todos ellos, y también las canciones o grupos que sonarán, pero sí podemos saber que será una noche en la que se hará un recorrido desde los orígenes del Hard Rock hasta los grupos de éxito en la actualidad, recorriendo varias décadas de música.

Para ello, se ha conformado un grupo base, llamado Power Scream, que irá interpretando las canciones y al que los músicos invitados se irán acoplando. Los componentes de Power Scream son Pedro Ortega (voz y guitarra), José Prieto Kasta (guitarra), Raúl Arauzo (bajo), Jorge Cobelo (batería) y Abi F. y Tatiana Castro (voces). Aunque aún faltan algunos meses para la cita, podemos adelantar quiénes serán los protagonistas a la hora de tocar las canciones de la década de los 70. Sobre el escenario estarán Luis Solo (Luber Jack), Miguel Moral (Highlights), Íñigo López Agudo (Quaoar) y Leyre Prettykiller García (Fear Crowd). Poco a poco, se irá revelando la identidad de más protagonistas.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

¿Cuántas tiendas de discos quedan en Euskadi?

“Ya no compra música ni dios. Y a este paso no va a quedar nada en pie”. Quien así se queja amargamente es Joserra, uno de los patrones del catálogo de venta de música y merchandising heavies con más trienios en el Metal vasco y, probablemente, uno de los más longevos de toda Europa. Después de 21 años de actividad, Shop circus tiró la toalla en diciembre. “Podíamos haberlo cerrado hace dos años, pero hemos tratado de resistir, a veces hasta sin cobrar. Manteníamos una pequeña esperanza. Pero es imposible. No se puede competir con Amazon, y a las discográficas les da igual si caemos las tiendas. Había un pequeño grupo de clientes entregados e irreductibles, pero iban a menos”.

Hace dos décadas, el Metal pasaba por una etapa de transformación. Entonces abrió Donosti Rock (San Sebastián, calle 31 de agosto), uno de los pocos baluartes que aún quedan en Euskadi en forma de tienda. Su catálogo de venta por correo pretendía rivalizar con gigantes en esa área como Discoplay o Tipo, pero centrándose en la música extrema. Enseguida apareció Internet, y eso pronto tumbó tanto al mítico boletín Bid como a la Tipo que, además, había expandido sus tentáculos por muchas capitales de provincia.

Sin embargo, el signo de los tiempos es el que es. Shop circus, ya con Joserra y Oier, aún vivió momentos dulces, gracias a unos seguidores más comprometidos con el producto original que los de otros estilos. Sin embargo, la cosa empezó a declinar. “Llevo mucho tiempo sin poder irme de vacaciones. He pasado bastantes meses sin cobrar, aunque mi entorno siempre me ha animado. Hemos pasado insomnio y cosas peores. Había que levantar los 600 euros del alquiler, más facturas, más autonómos, más… Es imposible, a cada disco nuevo le sacábamos dos o tres euros de beneficio, y en Internet lo tienen gratis, y sin esperar. ¿Cómo competir con eso?”.

Seguir leyendo »

Crítica de 'Prequelle', el nuevo disco de los suecos Ghost

El nuevo disco de los suecos Ghost

Ha llegado el cuarto testamento. El clero de Ghost está dispuesto a evangelizar a las masas, y para ello entregan Prequelle, un disco elegante, con el que quieren seducir a cualquier amante del buen Rock duro. Su misa negra no es sólo para metaleros o seguidores de lo oscuro, este disco expande los tentáculos musicales porque el resultado es eso que los horteras llamaban hace años "buena música". Hace quince años, los grupos importantes eran atacados por algunos seguidores de vendidos o de hacer discos comerciales cuando lograban grandes éxitos o daban giros en su estilo. Eso era cuando en la música se vivía de vender discos, pero como eso ya no existe, nadie califica a los discos como "comerciales". Pues bien, este lo es, es comercial en el sentido de que conectará con nuevos públicos.

Quizás, esto sea consecuencia del advenimiento del Cardenal Copia, el sustituto del Papa Emeritus III ( Ghost muda cada disco de pastor de la oscuridad), y de la energía que aportan los demonios sin nombre que le acompañan en esta nueva etapa. En la realidad, el cerebro de Tobias Forge reconecta sus circuitos para asaltar el éxito absoluto, en una muestra de ambición total, y una gran concentración dirigida a crear el trabajo más atractivo posible. Se ha rodeado de músicos muy competentes. El cuarto disco suele ser el clave en la proyección de los más grandes. El tiempo dirá si Prequelle alcanza esa categoría, pero no cabe duda de que va a sonar muchas veces en vuestros reproductores. Ghost son ya una catch-all-band, se lanzan a por el público sin pudor, independientemente de sus etiquetas y gustos concretos.

Empieza con una introducción inquietante, propia del oscurantismo de la banda y el universo que ha sabido construir, que no acabamos de saber si es una parodia, simple utilitarismo o, tercera posibilidad, si ellos de verdad se lo creen. Estar en 2018 con Papas, cardenales y evangelios es simplemente ridículo para los nacidos a partir de 1980, porque a nadie le preocupan la Iglesia, los curas ni su poder menguante; pero con Ghost, por alguna razón, esto funciona. 'Ashes' da paso al primer salmo, un 'Rats' con ritmo y con gancho, la batería y la guitarra marcan el camino hasta la aparición del Cardenal, al que le rodean coros y secciones de viento y cuerda que serán ya una constante en todo el trabajo. Es sencillo intuir que con su hipnótico movimiento, 'Rats' será la apertura de sus conciertos.

Seguir leyendo »

El lehendakari del Metal

Todavía hay gente que pregunta por el Metal attack, en Iturribide (Bilbao) aunque ya no existe –le ha sustituido ElMetal de Ramón-. Fue uno de los primeros bares puramente heavies que hubo en Euskadi. Sin duda, el más conocido y el más dinámico. Ese garito, comandado por Fernando, era la puerta de entrada al Heavy Metal y, sin género de dudas, hacia conciertos y festivales en otras ciudades europeas a las que peregrinar para ver a grandes bandas. "Me suelo encontrar a gente que viene a darme las gracias. Eso lo llevaré siempre conmigo, la gratitud de tantas personas es lo más importante", Fernando se refiere a decenas y decenas de chavales que empezaron a viajar a otros paises gracias a él. "Ahora viajar es fácil, cualquiera se lo puede permitir, pero en 1986 ir a Londres era un lujo solamente al alcance de pocos".

La primera vez que organizó un autobús desde Bilbao para ir al extranjero fue en 1986, con destino a Donington Park, en Inglaterra. El cartel era espectacular: Bad news, Def Leppard, Motorhead, Ozzy Osbourne, Scorpions y Warlock. "Hace 32 años no existía Ryanair, así que teníamos que ir y volver en autobús. Como era una matada, programaba algún punto de paso intermedio, y luego estábamos cuatro días en Londres. En realidad, eran unas vacaciones. Los festivales de entonces sólo duraban un día, y nos volvíamos del tirón cuando acababan los conciertos". ¿El precio? "Unas 18.000 pesetas". Es decir, entre 100 y 120 euros por el viaje y el festival. Antes había organizado otros viajes para ir a San Sebastián, cuando el Velódromo Anoeta le disputaba a Bilbao el ser la tercera plaza en discordia tras Madrid y Barcelona.

Festival Monsters of Rock de 1986

Festival Monsters of Rock de 1986

Seguir leyendo »

Dima: la Euskadi rural que se transformó en el pueblo del Metal vasco

Uno de los carteles del Dimetal Fest

El Heavy Metal es un negocio ruinoso. El estilo está en constante regresión y su estética y el universo que construyó a su alrededor encajan malamente con el mundo que tenemos en 2018. En Euskadi, el género siempre estuvo ensombrecido por el Punk y el Rock Radical Vasco, que tenían mejor acomodo político y propagandístico. De modo que pensar en el Metal como una forma de ganarse la vida es algo condenado al fracaso. Al menos para un vasco que tenga un mínimo de sensatez. Sin embargo, no todo el mundo tiene por qué estar bien de la cabeza.

En su  cuarta edición, la organización del Dimetal Fest ha decidido arriesgar, crecer y dar un salto adelante en todos los sentidos.  Después de haber apostado fuerte en 2017 con Su Ta Gar, querían más; y eso que a pesar del éxito de convocatoria no habían logrado beneficios. Más bien al contrario. Pero como el Metal no es negocio, deciden subir el riesgo, pasar de un día de festival, a dos; llamar a 30 bandas en lugar de a media docena, y causar un terremoto de escala 9 entre unos aficionados que llevan tiempo reclamando contar con otro festival en tierras vascas.

En la era de Internet y las redes sociales, cuando se confunde la cruda realidad con los espejismos, y las pataletas de los 'haters' y amargados con una gran indignación social, que a la hora de la verdad se confirma como inexistente, conviene no caer en ilusiones. Posiblemente, este no es el festival que soñaban los que tienen el culo aplanado de estar sentados escribiendo opiniones en Facebook, pero es de lo mejor que se puede construir desde la humildad y, sobre todo, siendo gratis. Los dos principales reclamos, a falta de que se desvele una última sorpresa, son Angelus Apatrida y Crisix, dos grupos que representan lo mejor del Thrash español de nuevo cuño. Pertenecen a la vanguardia de las generaciones más jovenes y seguramente arrastrarán a un buen número de seguidores, aunque sean habituales en la oferta metalera vasca cada año.

Seguir leyendo »

Vhaldemar, o cuando buscas fuera lo que tienes en casa

He dejado reposar este “Against all kings” durante algunos días, hasta que me he decidido a escribir sobre él. La razón es que desde que han proliferado webs a mansalva, blogs y redes sociales, parece que cuanto antes se escriba el comentario de un disco recién salido, más influencia se tiene. Y, la verdad, en la mayor parte de ocasiones conviene que los trabajos descansen, den vueltas en el reproductor, y nos permitan saber cómo evolucionan con las escuchas. Pues bien, pasado ese tiempo prudencial, me reafirmo en la primera impresión que tuve al escucharlo: es un disco sensacional.

¿Qué hacen Vhaldemar para encandilar con su quinto trabajo? Ante todo, conviene decir que esto debería ser el premio a la constancia y la tenacidad, porque no son unos recién llegados y, además, han mantenido con una fe inquebrantable los principios en los que creen. ¿Cuáles son? Heavy Metal puro, con variaciones de Power. Es decir, dos corrientes que no viven, precisamente, su época dorada. Una está considerada fuera de moda (esto no es nuevo), y la otra vivió su apogeo a mediados de los 90. Dicho esto, tenemos el principal escollo para que Vhaldemar puedan llegar a grandes audiencias. Eso, si pensamos en nuestras claves, porque en Japón, donde viven el Metal aislados del ruido opinativo, gozan de una cierta popularidad, y ya tienen cerradas varias fechas en su próxima gira.

Al margen de esto, en cualquiera de los indicadores que miden un disco puntúan alto: han facturado muy buenas canciones, directas, sin florituras –no llega ninguna a los cinco minutos-; están bien grabadas, cosa cada vez menos frecuente hoy en día, a pesar de que tenemos una tecnología infinita; rebosa energía y velocidad; y, finalmente, hay calidad. Es cierto que el suyo es un género ya explorado, pero precisamente por eso es interesante “Against all kings”: entra poderosamente refrescando un área que no pasa por sus mejores días, pero que puede revivir, porque sus seguidores siguen ahí, no han desaparecido.

Seguir leyendo »

El valor de tocar gratis

La música en directo mueve miles de millones de dólares.

Llevo casi 18 años en el periodismo. En este tiempo me ha tocado dar noticias
comprometidas, delicadas y confusas. A veces, noticias que hubiera sido mejor no dar. Pero nunca, repito, nunca, me había encontrado con un caso como el de hoy: para elaborar este artículo he consultado a músicos, promotores, intermediarios y personas con criterio porque trabajan por y para la música. Sin embargo, y a pesar de ser personas todas ellas con experiencia, no podréis saber quiénes son. Nadie quiere exponerse ni significarse en este tema. Todos prefieren aparecer con su identidad cubierta. Es más, ha habido quien directamente ha evitado contestar a las preguntas.

Supongo que esto confirma una tesis que mantengo desde hace tiempo: las redes sociales e Internet, lejos de aumentar la pluralidad y la libertad, lo que están haciendo es aumentar el fanatismo y el linchamiento. ¿Para qué opinar, si diga lo que diga, me van a poner a parir? Dicho queda, todas son opiniones reales de gente que no desvelaré.

En primer lugar, empezaré por contaros de dónde sale este planteamiento. Recientemente, un grupo al que conozco recibió una oferta para actuar en un importante festival de verano. No era la primera vez que contactaban con ellos, a través de un intermediario, y la oferta que les planteaban era la siguiente: 300 euros por una actuación de menos de una hora. Hablamos de un festival al que acuden decenas de miles de asistentes, y que cuenta con una importante proyección, cada vez más internacional, por lo que actuar allí es algo goloso para cualquier músico.

Seguir leyendo »

Se acerca el Halloween Metal Fest de Bermeo

Cartel del Metal Fest de Bermeo

Crisix, Vita Imana, Killus y OST componen el cartel de la décima convocatoria del Halloween Metal Fest de Bermeo, que se festeja este sábado 4 de noviembre en el Kafe Antzokia de la localidad vizcaína. Las cuatro bandas han pasado, en alguna ocasión, por el festival, y todas ellas protagonizaron momentos álgidos que, ahora, con este aniversario redondo, se pretenden rememorar. Esta vez, para tratar de facilitar el transporte a quienes deseen acudir, se ha dispuesto un autobús desde Bilbao para el que la reserva de plazas puede  hacerse en este enlace

La celebración bermeana demuestra que hay circuito musical más allá de Bilbao, y que la constancia es algo que va aparejado siempre a la música extrema. Sólo así se puede entender que se elabore un cartel tan ambicioso y atrevido, porque si bien los metaleros se suelen quejar en las redes sociales de que “siempre vienen los mismos”, también lo es que cuesta encontrar respuestas positivas cuando se introducen elementos más o menos novedosos en los conciertos.

 

Seguir leyendo »

La importancia de un bar

festival

Cuando un movimiento popular es hegemónico, no necesita conquistar espacios. Simplemente, todos le pertenecen. En el caso de la música, cuando un estilo es preponderante, lo impregna todo: Internet, televisión, radio, bares, autobuses o publicidad. Si te gustan esa clase de canciones, no tienes problemas: suenan en todas partes y las puedes escuchar casi sin percibir que están sonando. Si vas a la peluquería, seguramente allí estarán de fondo; en el centro comercial, también, y hasta en los auriculares del tipo que va a tu lado en el metro.

Sin embargo, si lo que te gusta es la música de minorías que, además, no tiene ningún interés en lograr ser mayoritaria, hay que buscar determinados momentos del día para poder disfrutarla. En tu coche, en tu teléfono, en tu casa… Si alguna vez aparece alguna canción en un lugar público, entonces tendrás una anécdota que contarles a tus amigos. Es más, seguramente ellos te lo contarán a ti si ven algún resto de tu estilo musical en algún espacio conquistado.

En el caso concreto del Metal, ser los raros de clase o del trabajo complica las cosas, especialmente cuando uno quiere relacionarse con otras personas en el marco de su música. Porque, al igual que las relaciones sexuales, practicarlas uno mismo puede estar bien, pero con otros suelen resultar más satisfactorias. Es decir, ponerse Slayer en casa mola, pero ir a un concierto es una sensación muy superior. Entre la soledad de tu casa y los conciertos, hay un paso intermedio: un lugar público en el que suene buena música. Y, entonces, sólo puedes buscar un bar.

Seguir leyendo »

Una experiencia llamada Dimetal Fest

El cartel del festival

El final del verano (en el calendario, porque el meteorológico hace tiempo que se fue, si es que alguna vez vino a Euskadi) está marcado por un festival distinto. Y esto, que sea distinto, ya le hace tener sentido. En un mercado festivalero saturado y repetitivo, la aparición, hace tres años, del Dimetal Fest supuso una bocanada de aire fresco, que ayuda a entrar en el otoño con energías renovadas. Enclavada en plena comarca de Arratia, la localidad cambia su aspecto un día año para acoger a un número creciente de seguidores de música extrema, sorprendido a sus escasos 1.500 habitantes que, a estas alturas, en la tercera edición, ya están más que implicados en un proyecto popular y variado.

Lejos de las propuestas masivas, alineadas con el circuito habitual, en Dima uno encuentra estampas familiares. De momento, ya veremos hasta dónde llega en el futuro, es una excelente oportunidad para reunirse con amigos y conocidos de otras localidades y pasar un día entero entre música, charlas y otros entretenimientos. La imaginación de los asistentes se dispara, y uno puede encontrarse a una cuadrilla con una discoteca móvil a bordo de un contenedor de basura con Manowar a tope, o un tractor tuneado en el que suena Kreator. Las tabernas del pueblo reciben a los visitantes con los brazos abiertos y los barriles cargados, y es posible cruzarse con la alcaldesa, que ese día viste, por supuesto, de camiseta negra.

Seguir leyendo »