eldiario.es

Menú

Cuando te cambian las preguntas...

Los escenarios políticos son espacios mutantes, pero de suma cero.  Los sujetos políticos cambian de posición, se reposicionan, a tenor del nuevo escenario pero cuando unos ganan otros pierden en la misma proporción.

En ese sistema de juegos, el nuevo gobierno de España no es ninguna novedad. Es más, está retrasado en el presente. Es producto del movimiento telúrico que se produjo hace tres años en las elecciones generales y autonómicas. De esa legitimidad democrática, elecciones generales 15-16, bebe el actual gobierno de España. Es la representación política de la ruptura del bipartidismo, del nacimiento de dos partidos nuevos y de la complejidad que se produce ante un nacionalismo político más vindicativo que nunca.

Podemos y Ciudadanos se presentan como nuevos agentes influyentes para la gobernabilidad. Será muy difícil, o casi imposible, llegar al gobierno sin contar con uno u otro. De hecho, el voto de Podemos fue el que favoreció a Rajoy no apoyando el acuerdo PSOE-Cs; como ahora el voto de Podemos ha favorecido a Sánchez.

Seguir leyendo »

Europa en red

Urkullu y el presidente de Flandes, en Vitoria

El N-VA, partido nacionalista que acogió a Puigdemont en Bruselas, no quiere  la secesión sino que el gobierno belga traspase paulatinamente competencias a los Gobiernos regionales y a Europa de manera que acabe siendo superfluo. Con esa actitud fue el partido más votado en 2014 y marginó al Vlaams Belang más radical, que sólo consiguió tres escaños. Esa estrategia ha sido un éxito y es razonable admitir que haya marcado la hoja de ruta para los estados de Europa. Europa se está construyendo precisamente así, con cesión de soberanía de los estados hacia arriba, Bruselas, y hacia abajo, las regiones. Claro está, por mero instinto de conservación, los estados oponen resistencia a su declive, unos más y otros menos, en función de sus intereses y sentimientos nacionales. Pero también las regiones oponen resistencia, algunas reclamando ser estado,  justo lo opuesto a lo que la nueva construcción exige: el declinar del estado nacional en favor de una instancia superior.

Repasando el mapa, algunas regiones destacan por su afirmación propia. Escocia, Irlanda del Norte, Islas Feroe, Groenlandia, Alto Adigio -o Tirol del Sur-, Córcega,  Transilvania, Cataluña y País Vasco ocuparían lugar destacado en aquella afirmación, continuadas por Baviera, Padania -Véneto, Lombardía, Aosta, Piemonte, Liguria-, Bretaña o Galicia. Por supuesto, la situación es cambiante y así Padania y otras regiones han pasado de una preferencia separatista a otra autonomista. En todo caso, no parece que ninguna región haya superado el 50 por ciento favorable a la secesión, como en la última encuesta del Centro de Opinión Catalán, que otorgaba al independentismo 40,8 por ciento, lo que certifica que el ansia secesionista de algunos ibéricos del noreste peninsular no es una cuestión exclusiva, ni tiene tinte alguno que lo pueda situar en el terreno de la épica que algunos tienen como ensoñación.

En la ruta hacia la construcción de Europa, es preciso conjugar el trinomio Bruselas - estados nacionales - pueblos o regiones. Conjugar quiere decir jugar con. Jugar con intereses y sentimientos, formando equipo en el sentido de una red de intereses y sentimientos europeos. En el tormentoso ambiente de la globalización, los clásicos estados nacionales lo tienen difícil si juegan sin red, actuando como simples francotiradores fuera de una realidad que tiende a una globalización, alimentada por vasos comunicantes repletos de información y ‘cocreación’. Europa es la red en la economía, la defensa, las relaciones exteriores, la tecnología, alguna mutualización de la deuda, de las pensiones y de múltiples espacios colaborativos en política social.

Seguir leyendo »

Los buenos navarros

La bondad o la maldad del ser navarro no se establece en función del idioma, la bandera o la procedencia que se tenga. Reside en el compromiso cívico y ético con el resto de la ciudadanía.

En ese ejercicio de ciudadanía, cabe recordar que estamos acabando la campaña de la declaración de la Renta y del Patrimonio. La mayoría se fija en “qué hay de lo mío”. Que si a pagar o a devolver. Pero más allá de estas personales cuentas existe otra; más abstracta, pero de mayor interés. La contribución al común, desde la capacidad de cada uno. El principio fiscal progresivo es muy marxista: De cada cual según sus capacidades; a cada cual según sus necesidades.

Pero lógicamente, este principio solidario no es del agrado de muchas personas. Sobre todo de aquellas que más tienen que poner. Nos hemos enterado que en la campaña fiscal del año pasado, los contribuyentes navarros que declararon ingresos superiores a los 180.000 euros anuales disminuyeron en un 10%. Este hecho no se debe a que haya menos personas ricas; máxime en un momento de crecimiento económico. Se debe principalmente a que esas personas que faltan han huido de Navarra y se han refugiado en otros territorios; fiscalmente más cómodos. Me figuro que, la mayoría de ellos, se han ido a Madrid; donde además de ser la capital de los negocios, se ofertan rebajas fiscales.

Seguir leyendo »

Mario Gaviria, fundador de la sociología en Navarra

Mario Gaviria

El día 9 de junio se realiza en Tudela un homenaje al recientemente fallecido, recordado y querido Mario Gaviria. Cualquier homenaje seguramente no será capaz de contextualizar el importante impacto intelectual de Mario para Navarra. Un repaso por su intensa vida nos lleva desde el urbanismo turístico de Benidorm, al activismo antinuclear con la central del Ebro, afortunadamente abortada, al espacio de la fiesta y la subversión de Pamplona, pasando por el Campo Riojano, el Buen Salvaje, las renovables, las minorías étnicas, la inmigración, etc. Nada de lo que sucedía en su entorno le resultaba inocuo, al contrario tenía una gran capacidad de anticipación a las cuestiones que preocuparían en el corto espacio de tiempo.

En un breve texto es imposible resumir una vida llena de retos, de estudios y de acciones, por tanto, y sabedores de que otras personas glosaran otras virtudes, nos limitamos a poner en valor tres aspectos que consideramos claves en experiencia vital: Su capacidad de provocar pensamiento, su generosidad intelectual ejerciendo de maestro de decenas de jóvenes y su mirada metodológica sobre la sociología.

Adelantado al pensamiento común ha sido capaz, en numerosas ocasiones, de abrir nuevos debates que con el tiempo se incorporan a la cotidianeidad (véanse la confrontación con las nucleares, la apuesta por las renovables, o su satisfacción por el desarrollo urbanístico de Benidorm) y de sorprender con una mirada distinta, no con afán de agradar (España octava potencia, o su reciente admiración por Angela Merkel por el cierre de las centrales y su concepción de Europa). Su capacidad de propuesta, de imaginación activa eran admirables. Quizás esa capacidad de confrontar con lo cotidiano, sin marcas políticas, no le sirvió para ser profeta en su tierra; mientras en Aragón le veneraban, en Navarra se le ignoraba.

Seguir leyendo »

Por una gestión correcta de Bardenas

Explosión de munición de guerra en la 'Operación Tormenta', en el polígono de tiro de Bardenas (Navarra).

 Sobre la Bardena hay dos visiones completamente contrapuestas. Por una parte están aquellos que dicen resignarse, pero nada hacen por preservar los altos valores medioambientales que encierra Bardenas. Pues con sus acciones perpetúan usos con graves afecciones sobre el medio. Uno de esos usos con graves consecuencias para el medio es la actividad militar. Esta actividad no sólo se ciñe al polígono de tiro sino que se extiende a toda la Bardena, la Ribera y Navarra Media, las Cinco Villas Aragonesas y la zona del Moncayo, pues los vuelos de los cazas afectan significativamente a esta amplia zona con ruidos y los peligros derivados de un posible accidente. Accidentes graves en los que han muerto 31 pilotos y en los que se han estrellado aviones incluso muy cerca de núcleos urbanos. Otra de las consecuencias de la actividad militar es la ocupación del territorio y el bombardeo porque abandona munición en un espacio natural. Hay, pues, múltiples razones para apoyar a la Asamblea Antipolígono en su trabajo por el desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas. La principal actividad que organiza la Asamblea Antipolígono con este fin, es la Marcha Antipolígono. Por eso, Ecologistas en Acción acudiremos el día 3 de junio a los Aguilares e invitamos a acudir a todas las personas con sensibilidad medioambiental.

Otra de las grandes presiones que sufre la Bardena es el importante territorio que ocupa la agricultura. Se estima que en estos últimos 100 años se han ganado para la agricultura 17.000 hectáreas. Observamos con preocupación el avance del regadío que puede dilapidar la perfecta simbiosis que se da aquí entre cultivo tradicional de secano y hábitats esteparios. Las actuales zonas de regadío y la previsible implantación del Canal de Navarra en Bardenas supondrían el fin de los altos valores medioambientales de este territorio singular. Otra de las graves afecciones de la moderna agricultura es la de roturar los barbechos justo en la época de cría de las aves esteparias, destruyendo los nidos, las puestas o las polladas y el alimento para esta aves. La Comunidad de Bardenas nada hace por preservar especies como el sisón, una especie común hasta hace muy pocos años y actualmente en grave peligro de extinción a causa de estas prácticas agrícolas nada respetuosas con el medio natural.

Otro de los muy preocupantes usos que se da en este territorio es el turismo masivo y descontrolado. Se viene observando la masificación en ciertas fechas, sobre todo coincidiendo en la época de cría de las aves esteparias, de numerosos grupos de personas que se adentran sin control en cualquier zona. Parece ser que los elevados gastos protocolarios de la Comunidad de Bardenas le impiden contratar a más guardas o vigilantes. La puntilla para este delicado territorio le puede venir con la decisión de Senda Viva de organizar viajes desde sus instalaciones o Tudela llenando la zona del camino Perimetral, Castildetierra incluido, con continuos autobuses.

Seguir leyendo »

La toxicidad de las encuestas electorales

Cuenta la mitología que Pigmalión fue un rey de Creta que tanto aspiraba a encontrar una mujer ideal que acabó por esculpirla, dado que no la encontraba. Hasta le dio un nombre, Galatea. Tuvo la suerte de que Afrodita se apiadó de él y dio vida a la escultura. El mito de Pigmalión define lo que se viene a llamar como la profecía autocumplida. El efecto de definir una situación ficticia que acaba convirtiéndose en realidad.

Con las encuestas electorales pasa lo mismo. Las mismas pasan de ser posibles tendencias a futuro para transformarse en herramientas presentes de influencia política. No es baladí que algunas legislaciones electorales prohíban la divulgación de las encuestas días antes de las elecciones, tal como lo hace la legislación española. Las prohíben porque el legislador entiende que los resultados de las encuestas influyen en el ánimo del elector; socavando la igualdad de oportunidades para las opciones que se presentan.

Todavía queda un año para elecciones. Sin embargo, no hay semana que la prensa no publique una encuesta electoral. Dichas encuestas se realizan con una debilidad técnica que espanta a cualquiera y no digamos si uno es profesional de la politología como es el caso de quien suscribe. Algunas incluso se realizan online que no tienen ningún efecto estadístico representativo. Pero todas ellas, sirven para condicionar el debate político. Tanto las técnicamente buenas como las chapuceras.

Seguir leyendo »

Comunicar el paro

La gestión de los asuntos públicos, más que lo ideológico, se ha convertido en una baza primordial para ganar elecciones. La gestión eficaz ya no es una bandera exclusiva de la derecha, la izquierda trata de competir también en ese campo, en muchos casos a costa de abandonar un discurso de fondo que mire al largo plazo de las cosas.

En los últimos años los gobiernos (en plural) son presos de la dictadura de los gráficos. En un momento de cierto crecimiento económico, y subida de los contratos registrados, los responsables políticos se apresuran a cantar las bondades de esos gráficos al alza.

Y no sería un problema cuando esto lo hace Fátima Báñez, pero lo es cuando esta actitud es seguida por los gobiernos del cambio. Básicamente porque sabemos de sobra que esos contratos, en su mayoría, son parciales, temporales y precarios. Por eso celebrar, en la correspondiente nota de prensa, que hoy hay más contratos que ayer sin una lectura crítica y de fondo de esos datos resulta una ofensa, por insensible y tacticista. Porque oculta, deliberadamente, una realidad que va a más.

Seguir leyendo »

“No se abuse de Marcuse”

Ésa era una de las consignas que nuestros profesores nos trasmitían, en los años ochenta, a aquellos estudiantes de sociología que caíamos arrobados ante el pensamiento de Marcuse, uno de los pilares ideológicos del mayo francés. Como estudiantes, era fácil caer en la tentación ante frases de Marcusse o de Reich: La literatura y el arte son una fuerza racional cognoscitiva que revela el potencial de la persona, a la vez que evidencia la represión de la realidad. Solo una cosa importa: vivir una vida buena y feliz. El amor es la ausencia de ansiedad.

Todas esas cosas se proclamaban en el Mayo del 68. Uno de los grandes mitos para toda una generación que nacimos tarde para verla, pero pronto para asimilarla. Ahora se cumplen cincuenta años de ese movimiento revolucionario que puso a todo un De Gaulle, un héroe de la resistencia contra el fascismo, en la picota.

Soy consciente de que la historia no se repite. Pero es bueno recordar esa revolución que pedía que la imaginación llegara al poder. Puede ser útil recordar su energía social en la etapa de decadencia en la que vivimos.

Seguir leyendo »

Ante el Primero de Mayo: Renovación, Transparencia y Ciudadanía

Se acerca el Primero de Mayo y con él una cierta angustia por parte de los dirigentes sindicales sobre el éxito de las próximas manifestaciones convocadas. Máxime cuando las movilizaciones ciudadanas en torno al feminismo y las pensiones han sido muy relevantes. No se trata de competir sobre quién moviliza más. Las movilizaciones sociales descritas, todas ellas, son una suma positiva, no de resta.

A mi modo ver, la preocupación principal que debe mostrar el sindicalismo es su pérdida de legitimidad social. La legitimidad trata del reconocimiento de la sociedad, da autoridad. Con cierta recurrencia, el CIS nos advierte de que la valoración de la ciudadanía hacia los sindicatos es muy baja. De este declive social dio cuenta el anterior Secretario General de CCOO, Toxo, cuando llegó a afirmar: “O nos reinventamos o nos la lleva el viento de la historia”

Para que no te lleve el viento de la historia no hay que echar anclas en el pasado sino habitar el presente. En este sentido, uno de los retos del sindicalismo de clase es renovarse desde sus principios fundacionales. Para ello, se hace preciso que el sindicalismo se abra a las nuevas dimensiones emergentes del ámbito del trabajo.

Seguir leyendo »

La izquierda navarra y sus divisiones

Mario Gaviria decía que en Navarra coexiste la izquierda más radical junto con la derecha más ultramontana. Dada la multiplicidad, puede haber de todo. En las próximas elecciones forales del año que viene, el sistema político de Navarra contará, con toda probabilidad, con ocho fuerzas políticas parlamentarias. Para una población electoral de poco más de 500.000 personas.

Para explicar la existencia de tanta oferta partidaria para tan poca población hay que acudir en primer lugar a la historia, a la reciente y a la no tan reciente. Así, no se entiende la existencia de UPN, primer partido de Navarra, sin ir al proceso constitucional del 78 que provocó la escisión con UCD por la disposición transitoria cuarta que posibilita la anexión de Navarra a la Comunidad Autónoma Vasca. Tampoco se entiende el escaso peso del PNV en Navarra si no se acude al proceso de escisión que dio lugar a EA derivado de la rebeldía por parte del PNV de Navarra ante el acuerdo nacional que el PNV llegó con UPN y Coalición Popular en el 84 sobre la presidencia del Gobierno de Navarra. Tampoco se entiende la configuración del espacio de la llamada izquierda abertzale sin el nacimiento de la banda armada de ETA.

Si retrocedemos un poco más, podremos entender cómo Navarra es uno de los territorios españoles que menos apego tiene a la identidad española. El fuerte peso del carlismo fuerista sumió en el olvido y en la marginación al minoritario liberalismo republicano y español. La hegemonía del carlismo en Navarra data desde las guerras carlistas hasta la II República, prolongándose en el régimen franquista. Posteriormente, el carlismo se alojó en el nacionalismo y en el regionalismo. Todo ello, con el fuerte apoyo de la Iglesia católica en una Navarra agraria como terreno abonado para esta religión. Merece leer la vida de Basilio Lacort como raro espécimen político de Navarra frente a la mayoría “natural”. Lacort, militar español de Bera de Bidasoa estuvo en el bando liberal de la III Guerra carlista; fue pionero del republicanismo navarro; se declaró masón y anticlerical; acabando excomulgado por la Iglesia Católica.

Seguir leyendo »