eldiario.es

9
Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Kurdistán, la democracia popular como única alternativa

- PUBLICIDAD -

Durante las últimas semanas asistimos a una sucesión de noticias que repugnan las conciencias de cualquier persona que haga suyos los principios de fraternidad entre los pueblos y la igualdad de sus gentes.

Las bestias del ISIS, que antes bajo otras marcas han venido masacrando en Siria a cualquier comunidad nacional o religiosa diferente a la suya propia, ahora atacan al Kurdistán servil con el imperio. Las cancillerías imperiales se han mobilizado: sus perros de presa en Oriente Medio muerden también carne amiga; una cosas es asesinar de la forma más brutal a miles de chiis, cristianos maronitas, syriacos, kurdos, alauis, yasidis... cualquier ciudadano que no haga suyos el sunismo más facha e integrista... pero morder fuera del marco de juego delimitado por EE.UU. y Arabia Saudí, no lo pueden tolerar.

Para aquellos que seguimos con solidaridad y admiración la lucha de las mujeres y hombres de las fuerzas populares kurdas, tanto en los estados iraní como en el turco y en sirio (y también entre algunas milicias combatientes del Kurdistán iraquí), causa impotencia ver cómo su heroica lucha cae en la indiferencia de los medios de comunicación afines a las agencias de noticias imperiales, pero incluso también entre personas y movimientos de izquierda que, vamos a pensar que como consecuencias de su desconocimiento, ignoran o vilipendian al pueblo kurdo.

Recientemente hemos recibido noticias de que todas la milicias kurdas están combatiendo juntas ante la agresión de estos lacayos de las satrapías árabes wahabies del golfo. Todo parece indicar que los planes imperiales 'yankees' para la ruptura de Siria e Irak y propiciar así un reparto territorial que permita el control de sus inmensas riquezas, para sobre todo evitar a cualquier precio el reforzamiento del eje Beirut-Damasco-Teheran-Bagdad, se han escapado momentáneamente a su control. Asistimos pues a un arbitraje imperial en toda regla.

Vista la incapacidad imperial para expulsar del poder a Bashar Al-Asad y la ineptitud de aquellos que hace cuatro días eran presentados como la alternativa democrática siria, llevan más de un año armando y formando tanto en Turquía como en Jordania a auténticos fanáticos, así como financiando con las armas más sofisticadas y los petrodólares wahabis. Los objetivos: el rediseño del mapa del hemisferio para el control hegemónico de Arabia Saudí e Israel, y cómo no, el control del gas sirio, el petroleo iraquí (gran parte del mismo en los yacimientos que el ISIS intenta apropiarse ahora en Kirkuk y Mosul), y los caudales del Tigris y el Eufrates.

Desde hace muchos años se desarrolla una heroica lucha por la libertad y la democracia de los kurdos liderados por el PKK en Turquía, el PDKI en Iran y ahora también por las fuerzas de las YPG de la Rojaba en Siria. También es conocida la actitud servil con EE.UU. de las principales fuerzas políticas del Kurdistán iraquí, aunque allí también la juventud, harta de tanta corrupción, se ha revelado en apoyo a otras alternativas. Quién iba a decir a Barzani que aquellos hermanos kurdos a quienes sus peshmergas ostigaban hace pocos meses en la frontera de Siria, y aquellos otros a los que llevan años hostigando en las montañas de Qandil cumpliendo las órdenes de sus mentores turcos y 'yankees', acudirían en su defensa para evitar que el Kurdistán iraquí cayera bajo control yihadista.

Kurdistan vuelve a ser clave en el diseño de Oriente Medio, diseño que todo parece indicar, vuelve a ser revisado tras la primera Guerra Mundial y el abandono al que fue condenado el pueblo kurdo

Esto está sucediendo tanto aquí como allí; recibimos una gran lección de la generosidad en la lucha y la fuerza de nuestra ideología socialista, fuerza que la anestesia consumista no nos permite apreciar en nuestro supuesto paraíso terrenal.

Kurdistán vuelve a ser clave en el diseño de Oriente Medio, diseño que todo parece indicar, vuelve a ser revisado tras la primera Guerra Mundial y el abandono al que fue condenado el pueblo kurdo. Tanto el eje Rusia-Siria-Irak-Iran como el Arabia Saudí-Turquía-Israel necesitan el control de Kurdistán. También Israel necesita que se consolide una alternativa ultra, controlada por Arabia Saudí, y que sirva así de coartada para el expansionismo sionista, y evite cualquier reforzamiento de Hezbolá e Iran en el hemisferio.

Cualquiera de las fórmulas de diseño del hemisferio requiere el control de Kurdistan en sus diferentes territorios. Si bien los kurdos han luchado en esta ocasión contra los yihadistas, será clave las luchas que desarrollen en los próximos años, pues la clave está en el avance de las fuerzas populares kurdas en la Rojaba y en el asentamiento de un proyecto de democracias popular, participativa, igualitaria entre hombres y mujeres, socialista y de respeto y convivencias entre minorías.

Clave será también si los dirigentes kurdos de Irak, siguen sirviendo al Imperio 'yankee', una vez han apreciado con nitidez, que en pos del control de sus riquezas naturales, estos son absolutamente capaces de impulsar al mismísimo diablo. Que en cualquier caso pueden cederles riquezas a sus líderes y un protectorado limitado, pero que nunca tolerarán la libertad para su pueblo.

Occidente recela de las fuerzas populares kurdas, quienes cada vez tienen más apoyo popular y capacidad militar para su autodefensa.

Viene siendo hora de que los vascos de izquierda superemos los tópicos sobre Oriente Medio y elevemos nuestra filias y análisis más allá de las agresiones sionistas. Más allá de Palestina y el muy justificado apoyo a su causa, está el internacionalismo y la apuesta que todos los socialistas debemos hacer por valores universales como el feminismo, el apoyo a los pueblos minorizados, la fraternidad y solidaridad entre los pueblos, la igualdad de oportunidades para sus ciudadanos o el control de cada pueblo sobre sus propios recursos.

Las fuerzas populares kurdas y la propuesta de Abdullah Ocalan para una confederación de pueblos libres en ese área es único camino.

La realidad política de Euskal Herria y de Kurdistán tienen muchas más coincidencias de las que se puede pensar. Tendamos puentes entre nuestros pueblos: allí y aquí, solo hay una alternativa a la barbarie, construyámosla entre todos.

Cuando escribimos estas lineas recordamos emocionados a los compañeros y compañeras con  los que convivimos en un campamento de refugiados cerca de Kirkuk. Hay combates encarnizado y los yihadistas han tomado la poblacion más cercana. Han podido evacuar a las mujeres y a los niños y solo hay una consigna: vencer o morir.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha