eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

La fórmula de Nancys Rubias: glam, fama y Mario Vaquerizo

Nancys Rubias, el grupo encabezado por Mario Vaquerizo, actúa este día 7 en la plaza de los Fueros; el marido de Alaska y fenómeno televisivo analiza el tirón de un grupo cuyos componentes no saben tocar los instrumentos.

“El fenómeno es ser uno mismo, no hemos pretendido engañar a nadie y nos tomamos esto como una diversión; eso no quiere decir que no nos lo tomemos en serio”, argumenta.

“Soy serio y loco, soy las dos cosas, y llevo una vida muy ordenada, aunque la gente no se lo crea”, apunta.

- PUBLICIDAD -
El grupo Nancys Rubias.

El grupo Nancys Rubias.

“Cada mariquita es un mundo”. Mario Vaquerizo (Madrid, 1974) defiende así la necesidad de olvidar los prejuicios. El marido de Alaska, periodista, fenómeno televisivo y referente de Nancys Rubias acaba de volver de México, donde han actuado como parte de un viaje de diez días con Fangoria. ¿Cómo un grupo que no sabe tocar instrumentos, que basa gran parte de su éxito en la estética y las versiones, sigue registrando llenos? Vaquerizo reflexiona aquí sobre ello y sí, lo hace con su parte de locura y de serenidad fetichista, de declaraciones arrojadas y reivindicada diversión. Nancys Rubias es uno de los platos fuertes del programa de San Fermín 2015 (actúan el 7 de julio a partir de las 00:15 horas en la plaza de los Fueros) y Vaquerizo, su (porta)voz.

Aunque él matiza que no toda la actuación es en playback “100%”, sino que también canta en directo y “los chicos hacen los coros”. Responde así a las críticas por no ser un grupo precisamente al uso; empezaron en 2004 como una actuación de un día en la sala madrileña Morocco, y han seguido adelante, gracias sobre todo a adaptaciones de canciones, a las letras de Nacho Canut (“el mejor letrista de este país”, defiende Vaquerizo) y a su tirón televisivo. Lo de aprender a tocar, por cierto, no les interesa: “Fuimos muy sinceros y reconocimos que no tenemos dominio de los instrumentos, y no creemos que por eso seamos menos dueños del grupo. Si quisiéramos, podríamos aprender, porque tocar una guitarra es algo mecánico. Pero estamos en el siglo XXI y no es necesario hacerlo”.

Pese a que declaraciones así le han granjeado más de un ataque, Vaquerizo asegura que le da igual porque “el fenómeno es ser uno mismo. No hemos pretendido engañar nadie, y nos tomamos esto como una diversión, y eso no quiere decir que no nos lo tomemos en serio”. Nancys Rubias es en la actualidad un cuarteto formado por Juan Pedro, Miguel, Marta Vaquerizo y el propio Mario. “Hicimos el grupo, al fin y al cabo, para pasárnoslo bien y hacer lo que nos apetecía, y nuestra pretensión, después de once años, es la misma”, explica. De ahí que defienda que esa propuesta encaje en los sanfermines, porque “si podemos aportar nuestro granito de arena para que la gente se lo pase bien, pues bienvenido sea”.

Nancys Rubias ya habían acudido a Pamplona, a pequeñas salas, pero ahora se estrenan a lo grande en las fiestas: “Nos vamos a desvirgar en sanfermines, sí. Y estamos expectantes y encantadas, porque no eres nadie, musicalmente hablando, si no actúas en sanfermines, que tiene una tradición como fiesta taurina, pero también musical. Siempre van los más grandes. Y, encima, que estemos programadas para uno de los días más potentes, que es el día 7, nos llena de orgullo y satisfacción, como diría aquel”.

La propuesta es llamativa para una ciudad a menudo considerada tradicional como Pamplona. Vaquerizo, sin embargo, niega la mayor: “Yo es que creo que no sois nada tradicionales. Nos encanta el norte. Muchas veces los estereotipos y las etiquetas no son justas. Obviamente habrá gente en Pamplona a la que le parezcamos lo peor y no vaya al concierto, y a quien le gustemos y venga. No se puede generalizar ni ser prejuicioso. Lo que hay en Pamplona es buena educación”. Lo dice alguien que, además, también se considera tradicional al defender el valor de “la familia, la amistad y el compromiso”. Lo dice para, después, reconocer que él mismo tiene “una personalidad muy múltiple, ecléctica”. ¿Y contradictoria? “Es que no soy un robot”, responde. “Soy serio y loco, soy las dos cosas, y llevo una vida muy ordenada, aunque la gente no se lo crea”.

Para entender por qué triunfa Nancys Rubias, Vaquerizo también defiende que “tenemos canciones de alta costura”, aunque admite el peso de la puesta en escena en su “show”: “En realidad no hacemos nada nuevo, porque nos dedicamos a copiar a todos nuestros ídolos. Venimos de Kiss, del glam, del heavy, de Raphael, de Raffaella Carrà, de Marilyn Manson. Todos nuestros ídolos no solamente son musicales, sino también estéticos, y creo que es esencial. No somos grunges, con todo el respeto para ellos, pero no me subiría a un escenario con una camisa de cuadros, yo lo hago con un tacón y un ojo negro”.

“Ser famoso me divierte mucho”

Y, por supuesto, para entender Nancys Rubias también es vital analizar el boom mediático en torno a Vaquerizo, para el que fue clave Alaska & Mario, el reality de MTV que terminó después de tres temporadas y que, según anunció la propia cadena el pasado día 5 (fecha, por cierto, del cumpleaños de Vaquerizo), ahora puede volver. Vaquerizo asegura que nunca pensó que el programa tendría “tanta repercusión”, pero la posibilidad de que se recupere es “el mejor regalo que me podían hacer”.

¿Tal es el tirón de la fama? Vaquerizo responde que “yo no he luchado por ser famoso, sino que me ha venido dada. Por ser el marido de y por un programa televisivo en el que la gente me conoció. Es un estatus que me divierte mucho, aunque sé que la fama es efímera, pero no hay nada de malo en ella. Quien se queja de ella es un ingrato”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha