eldiario.es

9

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

La plantilla de Koxka critica que la deuda se disparó por los abusos de sus gestores

UGT, CCOO e Independientes ya han pedido que el concurso sea considerado culpable por el uso, presuntamente aprovechado, que cuatro gestores hicieron de las cuentas de la firma.

El sindicato UGT pide a la Seguridad Social que, al valorar qué deuda deben asumir las ofertas del concurso de acreedores, tenga en cuenta la mala gestión de AIAC.

Los sindicatos reiteran que hubo, supuestamente, falsos asesoramientos, pagos de hoteles de lujo, centros de fisioterapia y otros movimientos “irregulares”.

Integrantes de la plantilla de Koxka han puesto en duda muchas de las labores realizadas por los cuatro gestores que han liderado esta planta pamplonesa para el fondo de inversión de origen estadounidense AIAC. Hablan de supuestos asesoramientos falsos, tarjetas de crédito de la firma utilizadas por personas ajenas a la empresa, supuestos gastos en un tratamiento de fertilidad, hoteles de lujo y transferencias “que no están claras” entre la matriz y sus filiales. En definitiva, una serie de supuestas “irregularidades” que ya se han denunciado ante el Juzgado de lo Mercantil para que pueda considerar culpable el concurso de acreedores (un proceso paralelo al propio concurso) en el que ahora está inmersa esta fábrica del polígono industrial de Landaben. Es decir, que hubo “mala praxis” por parte de sus responsables, y culpan de ella al importante nivel de deuda contraído por la firma con la Seguridad Social (7 millones de euros), un punto que resulta clave para resolver el mencionado concurso.

Desde el sindicato UGT consideran, además, que esta presunta mala praxis debería ser tenida en cuenta por la Tesorería General de la Seguridad Social en el avance de este concurso, que puede permitir seguir adelante con la producción de la fábrica, dedicada a la fabricación de maquinaria de frío industrial. En él, hay presentadas dos ofertas: una de la que forman parte mandos intermedios de la firma y un grupo inversor, y otra en formato de empresa social integrada por diferentes trabajadores y trabajadoras de la plantilla. Ahora falta por pronunciarse la Seguridad Social, con la que, según puntualizó la Administración Concursal a la plantilla, Koxka tiene una deuda de 7 millones de euros. La decisión de la Seguridad Social, que pedirá a las ofertas (si considera que hay una sucesión de empresas) que asuman una parte de esa deuda, es vital para que estos dos ofertantes puedan modificar su oferta, mantenerla o retirarla. Es decir, que en sus manos está la continuidad de la planta.

Por ello, desde la plantilla confiaron en que el Gobierno Foral intercediera para lograr que la Seguridad Social agilizara este paso. En este sentido, el secretario de Estado para la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha asegurado, según ha recogido Diario de Navarra, que este organismo no será un obstáculo para la continuidad de la firma si hay un plan de viabilidad. Por un lado, está la necesidad de garantizar la recaudación; y, por otro, la de permitir a una empresa que siga adelante. Y, de fondo, la presión de que si la Seguridad Social exige un montante importante, puede quedarse sin ofertas para Koxka.

Desde UGT han insistido, a este respecto, en que ese nivel de deuda creció durante la gestión de año y medio de AIAC, “un fondo buitre cuyo principal objetivo era ajeno a la actividad industrial propia de Koxka y al interés de la plantilla”. Por el contrario, desde el sindicato han defendido que esta deuda “no tiene parangón con los más de 47 años durante los Koxka y sus trabajadores han sido contribuyentes netos a las arcas públicas”.

El sindicato hace referencia, de esta forma, a esa supuesta “mala praxis” de las cuatro personas que gestionaron la empresa. MCA-UGT, CCOO e Independientes (así como 178 trabajadores, que han aportado dinero para ello; cabe recordar que la planta tenía 345 personas al iniciarse el concurso) ya calcularon que estas supuestas irregularidades han supuesto la salida de 10 millones de Koxka “sin relación alguna con su actividad mercantil”. Auténticos "abusos", aseguran, por lo que se llevan las manos a la cabeza. Estas son las razones por las que estos sindicatos han pedido al Juzgado de lo Mercantil que considere culpable el actual concurso, sin perjuicio de que las acusaciones puedan tener consecuencias penales para los cuatro gestores. Desde los sindicatos han calculado estas cifras tras tener acceso a las cuentas de la empresa y comprobar salidas de dinero para, supuestamente, centros de fisioterapia, hoteles de lujo, falsos asesoramientos y otras operaciones.

El objetivo, según explican fuentes sindicales, es doble. Intentar limpiar la imagen de una empresa, Koxka, que ahora se ve en apuros por la gestión de un fondo buitre (desde el Comité de Empresa hablaron incluso de “expolio”), y lograr la inhabilitación por el momento de estas cuatro personas, para que sus responsables no puedan repetir la maniobra al frente de otra empresa.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha