eldiario.es

9

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Koxka: así está la situación de la empresa ante el arranque del concurso de acreedores

El Comité de Empresa espera solucionar este martes las tensiones entre los sindicatos y conformar la Mesa Negociadora, donde podría tener más acceso a la información sobre el futuro de la planta.

La plantilla ya sabe que hay doce firmas interesadas en el proceso, pero no arroja la toalla sobre la posibilidad de crear una cooperativa que pueda liderar el proyecto.

Una manifestación de los trabajadores de Koxka.

Una manifestación de los trabajadores de Koxka en Pamplona.

El Comité de Empresa de Koxka, la empresa de mobiliario industrial de frío ubicada en el polígono pamplonés de Landaben, prevé reunirse este martes para, por fin, intentar llegar a un acuerdo para conformar la Mesa Negociadora. Este paso es clave, puesto que permite a los trabajadores contar con representación en las conversaciones con el administrador de la firma, en concurso de acreedores. En este foro se decidirán las condiciones de los despidos como parte del ERE de extinción; y la cantidad de personas afectadas dependerá de la búsqueda, paralela a este proceso, de una nueva compañía que se haga cargo de la empresa. En principio, y hasta donde saben los alrededor de 400 empleados, ya hay 12 firmas interesadas.

Para el presidente del Comité y representante de Comisiones Obreras, Javier Elizari, esta semana supondrá el arranque de un duro proceso que puede suponer el final de Koxka tal y como se conocía hasta ahora: “No estamos ni en el minuto uno de la negociación. Hasta ahora no conocemos ni qué empresas están interesadas, solo que son 12, y para saber más tenemos que conformar la mesa e iniciar las negociaciones”.

Las dificultades vividas hasta ahora para conformar esta Mesa son una muestra de la tensión entre los propios sindicatos, tras el despido de afiliados de ELA o la marcha de representantes de UGT a CCOO. La situación es la siguiente: el comité que agrupa a las plantas de Pamplona y Peralta (la firma Kobol) está formado por 18 personas, y 13 de ellas tienen que estar en la Mesa. Por los votos que lograron en las elecciones, en este foro tendría que haber tres miembros de UGT, dos de CCOO, dos de Solidari, uno de ELA, otro de LAB y un último de Independientes, a los que se sumarían tres representantes de Peralta, en concreto, dos de CCOO y uno de ELA.

Eso, sobre el papel, porque en la realidad han surgido problemas entre estos representantes porque en UGT, tras la marcha de dos de sus integrantes a CCOO, no tienen miembros suficientes para cubrir esas tres sillas. Y, si no hay acuerdo en principio antes del jueves, la ley concursal estipula que únicamente cabría nombrar a tres representantes de los sindicatos mayoritarios, que en este caso serían UGT, CCOO y Solidari, para reunirse con la administración. De ahí que Elizari confíe en que haya acuerdo para elegir a ese último representante por votación, ya que aseguraría el acceso directo a la información por parte de la plantilla.

¿Quién se ha interesado por la planta?

Hasta el momento, los representantes de los trabajadores únicamente conocen que hay 12 empresas interesadas en participar en el concurso de acreedores para tomar las riendas de la empresa, una vez que esta deje atrás sus deudas y a su hasta ahora propietario, el fondo de inversión estadounidense AIAC. Dependiendo de la oferta de la nueva gestora (un proceso que puede alargarse como mínimo otro mes), posiblemente también se quedará fuera parte del personal. Las condiciones del despido de quienes abandonen la empresa es, precisamente, uno de los puntos a abordar en la Mesa Negociadora, aunque el propio Elizari no confía en mejorar esas posibilidades: si no hay acuerdo en las conversaciones con el administrador, este tiene la posibilidad de acudir al juez concursal para dar luz verde a los despidos, que se pueden ejecutar en un año y se abonarían a través del Fogasa (el Fondo de Garantía Salarial).

Los trabajadores, con todo, no arrojan la toalla sobre la posibilidad de hacerse cargo ellos mismos de la empresa. Aunque, para hacer realidad una cooperativa que pueda competir con esas empresas interesadas en Koxka, sería necesario que contaran con un inversor dispuesto a quedarse con el 49% de la empresa y dejar el otro 51% en manos de los trabajadores.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha