eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Más de 40 personas del ámbito social y cultural piden convocar una consulta popular en Baztan sobre el plan de Aroztegia

La plataforma contra el proyecto traslada a los partidos que sostienen el Gobierno foral la propuesta de consulta

- PUBLICIDAD -
Más de 40 personas del ámbito social y cultural piden convocar una consulta popular en Baztan sobre el plan de Aroztegia

Un total de 45 personas del ámbito social, cultural y académico de Navarra han solicitado la "paralización" del PSIS del proyecto del Palacio de Aroztegia, en Lekaroz, y han reclamado al Gobierno foral la convocatoria de una consulta popular vinculante en el Valle de Baztan.

El pintor Xabier Morrás y la abogada Begoña Zabala han ofrecido este lunes en Pamplona una rueda de prensa en la que han leído un manifiesto suscrito por 45 personas, entre otras, el director de cine Montxo Armendáriz, los escritores Miguel Sánchez-Ostiz y Xanti Begiristain, los pintores Mikel Landa, Jose Mari Pastor 'Artzai', Juan Mari Txoperena, y el profesor de la Universidad Pública de Navarra y exparlamentario de Aralar-NaBai Juan Carlos Longás.

Zabala en euskera y Morrás en castellano han leído un comunicado en el que los firmantes se oponen al proyecto de Aroztegia, en Lekaroz, donde se proyecta la construcción de un complejo turístico, residencial y de ocio.

En el manifiesto, escrito por Miguel Sánchez-Ostiz, afirman que "ante una situación de conflicto social abierto, publicidad engañosa y dudoso sentido social del proyecto, parece aconsejable, y así lo pedimos, la paralización del PSIS y la convocatoria de una consulta popular vinculante a nivel del Valle de Baztan".

Según los firmantes, "las circunstancias en las que fue aprobado el PSIS de Aroztegia, después de muchos años de oposición vecinal, hacen que en la actualidad ese plan urbanístico sea una herencia envenenada dejada por UPN, lo que viene a significar una seria proyección política del régimen pasado en el actual Gobierno".

"Llama la atención que un Gobierno conseguido gracias a abanderar un cambio social y político como es el actual asuma de manera acrítica la herencia de la imposición del PSIS de Aroztegia, una imposición claramente política y aprobada con discutible buena fe jurídica la víspera de unas elecciones en las que se ventilaba un cambio social que podía arrinconar a los valedores de los promotores de ese macro proyecto", critican.

En este sentido, defienden que "el PSIS es un instrumento jurídico que en manos de la derecha sirve para suplantar y obviar la voluntad vecinal en beneficio de empresa o empresas de la construcción que han salido beneficiadas indemnes de la crisis y que con ellos hacen desde el primer momento un negocio de especulación inmobiliaria a gran escala". "Rara política del cambio es esta", añaden.

Finalmente, las personas que han suscrito el manifiesto abogan por "no suplantar de manera definitiva la voluntad de los más directamente afectados, el pueblo de Lekaroz primero y el Valle de Baztan después". Asimismo, señalan que "sería deseable que se viera la voluntad de cambio del actual Gobierno de Navarra".

PETICIÓN A LOS PARTIDOS DEL GOBIERNO

En representación de la Plataforma Aroztegia eta Gero Zer?, Garbiñe Elizegi, en declaraciones a los periodistas tras la rueda de prensa, ha pedido la paralización del PSIS y ha explicado que han trasladado a los cuatro partidos que sostienen el Ejecutivo foral su petición de celebrar una consulta popular en el Valle de Baztan, "una consulta que sea vinculante o cuyo resultado sea aceptado por todas las partes".

Elizegi ha añadido que "si no hay voluntad por parte del Gobierno, como plataforma se buscarán otras vías para que se pueda decidir en el valle y que las personas sepan qué quiere Baztan". "El Ejecutivo debe respetar la voluntad de Baztan", ha insistido.

Por último, ha defendido que "es importante que las personas sepan el sentido que tiene la figura del PSIS, que en teoría es hacer proyectos que sean de interés social o general". En este caso, ha censurado, "se está dando esa posibilidad a una empresa privada para defender unos intereses particulares". "Es un camino muy peligroso, un precedente inaceptable, sobre todo para un Gobierno que se declara progresista y que respeta y promueve la participación", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha