eldiario.es

9

Clientelismo en el Parlamento vasco

Quiero que quede claro que además del necesario cambio del modelo y de la gestión de los exámenes es imprescindible que cambie también la concepción actual de las Jefaturas

El 73,4% de los aspirantes a la OPE de Osakidetza del fin de semana aprueba los exámenes

“Tranquila, está en marcha la investigación en Fiscalía”. Lo sé y sé que es el paso más importante, pero: ¿tan difícil y raro es asumir responsabilidades políticas?

La Comisión de Investigación a la Consejería de Salud por el escándalo de las OPEs de médicos hospitalarios propuesta por EH Bildu y Elkarrekin Podemos no sale adelante por falta de apoyo del PP. Una decisión del todo incoherente con su discurso claro de desaprobación de la gestión del fraude y con su declarado conocimiento del mismo, y totalmente incomprensible dada la ausencia total de respuestas por parte del PNV a las preguntas planteadas. El PP amaga, conformándose con la dimisión/cese de la Sra. Mújika, que no es más que un chivo expiatorio.

Del PNV y el PSE ni hablamos, porque cada una de sus intervenciones me producen una profunda vergüenza, destacando el empeño que ponen en una supuesta investigación del Ararteko, cuando éste nos comunicó personalmente la imposibilidad de desarrollar dicha investigación una vez que había intervenido Fiscalía. El hecho de que ignoren u obvien esta realidad refleja una grave falta de respeto hacia la propia Osakidetza y la sociedad.

Mientras tanto el Gobierno Vasco se dedica a lavar la cara al Sr. Darpón mediante eventos que suponen un gran gasto que bien podría ser invertido en mejoras asistenciales o materiales. Como por el ejemplo algo tan forzado e injustificado como el 35 aniversario de Osakidetza. Lo siento, pero cada vez que pienso en este evento veo al Sombrerero Loco y a La Liebre celebrando su “no-cumpleaños”.

Lo más grave de la no impugnación de este modelo fraudulento y clientelar será la continuidad de una apropiación privada del servicio público de salud

Quiero que quede claro que además del necesario cambio del modelo y de la gestión de los exámenes es imprescindible que cambie también la concepción actual de las Jefaturas, unas instituciones viciadas que ejercen un poder desmedido más allá del mero trabajo organizativo, siendo parte importante de la adjudicación a dedo de las plazas de OPE. En caso contrario, todo esto pasará al olvido y mis dos compañeros y yo seremos literalmente aplastados, pues estamos señalados y tenemos constancia de movimientos para desestabilizar nuestros puestos de trabajo.

Pero más allá de las consecuencias personales que podamos sufrir, lo más grave de la no impugnación de este modelo fraudulento y clientelar será la continuidad de una apropiación privada del servicio público de salud, donde lo que cuenta para conseguir una plaza no son los méritos sino tener padrino entre los miembros de las jefaturas.

Queremos derechos y no privilegios. Podemos seguir divididos supeditándolo todo -principios y derechos-  al interés individual condicionado por una jerarquía estamental abusiva o decir basta, dando un paso al frente y exigiendo responsabilidad y cambios reales, bajo la simple premisa de que Osakidetza debe regirse por principios de equidad y transparencia.

*Marta Macho Gonzálezes facultativa de Osakidetza y denunciante de las irregularidades de la OPE

- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha