eldiario.es

9

Una necesaria Ley de Cambio Climático

La ley vasca, que aspira a ser una de las precursoras en lo que a comunidades autónomas se refiere, llegará antes de la normativa en la que se encuentra trabajando el Gobierno central

Sánchez urge a no dar "ni un paso atrás" en la lucha contra el cambio climático

Cuando hablamos de respetar los límites de la naturaleza y del planeta en el que vivimos nos vienen a la cabeza numerosos hechos y factores que intervienen en lo insostenible de nuestro sistema. El ser humano ha logrado tener una capacidad de transformación del entorno inimaginable hasta hace unos pocos cientos de años. Y lo ha logrado gracias a la utilización de la energía, necesaria para cualquier actividad en las sociedades actuales.

En la historia de la humanidad, y mucho más en la del planeta, el lapso de tiempo en el que el ser humano ha hecho uso de las energías fósiles y de la nuclear es apenas un abrir y cerrar de ojos. Sin embargo, este hecho, que posibilita la vida social y económica tal y como la conocemos hoy en día, ha tenido efectos gravísimos. A nivel medioambiental la utilización de este tipo de fuentes ha generado en todos los ámbitos un nivel de contaminación que ya está transformando de forma importante los ecosistemas. En el plano social ha favorecido la concentración de poder a nivel planetario como nunca antes se había visto, ha generado conflictos sociales y bélicos también a escala global, etcétera. 

Los cambios que ya se están dando en las dinámicas climáticas, y que se profundizarán en las próximas décadas, van a depender de los esfuerzos que se hagan para abandonar un modelo económico basado en la utilización de los combustibles fósiles. El Acuerdo de París, firmado en diciembre de 2015, que ha sido el último establecido a nivel mundial, plantea limitar el calentamiento global a un máximo de 1,5 grados centígrados. En Euskadi, no partimos de cero. Contamos con la Estrategia de Cambio Climático del País Vasco-KLIMA 2050, que fue aprobada en 2015 y que es el instrumento compartido por todos los departamentos del Gobierno vasco. La aprobación de dicha estrategia ha supuesto un hito ambiental para Euskadi, ya que cuenta con una herramienta propia para afrontar los desafíos futuros de la climatología. Ahora se plantea actualizar la citada estrategia y darle rango jurídico. De esta forma, el pasado 4 de junio el Consejo de Gobierno vasco aprobó el anteproyecto de la Ley de Cambio Climático, el cual está en fase de debate público desde hace unos días.

Así las cosas, la ley que previsiblemente pueda llegar al Parlamento Vasco para finales de este año o principios del próximo dejará en manos de los consistorios el establecer las medidas que consideren oportunas para lograr esa reducción del 30 % en las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2030 que prevé Bruselas.

La ley vasca, que aspira a ser una de las precursoras en lo que a comunidades autónomas se refiere, llegará antes de la normativa en la que se encuentra trabajando el Gobierno central -que sufrió el 'impasse' del adelanto electoral-. Hasta el momento Baleares dispone de una normativa propia y también Andalucía ha puesto en marcha una ley con medidas para hacer frente al cambio climático. Y de momento, la ley catalana se encuentra recurrida en el Constitucional.

El objetivo de la norma vasca “es establecer un marco normativo para permitir la adopción de medidas dirigidas a la mitigación y a la adaptación al cambio climático”. La meta final es fijar por ley un horizonte en Euskadi de “cero emisiones para 2050”. En el anteproyecto de la ley estatal española se prevé una reducción de al menos un 90 % para ese año y Europa habla del 80 %, lo cual indica la ambición de la futura ley vasca de cambio climático.

La meta final es fijar por ley un horizonte en Euskadi de “cero emisiones para 2050”

La Ley de Cambio Climático vasca engarzará también algunos aspectos de la Ley de Sostenibilidad Energética aprobada en febrero en la Cámara Vasca, y también ligará varios aspectos de la próxima Ley de Movilidad Sostenible, que se prevé también que pueda llegar al Parlamento en otoño. Además, la Estrategia de Cambio Climático del País Vasco-Klima 2050 será revisada y reajustada a los objetivos establecido en esta ley y desde esa Estrategia se desplegarán los planes de acción donde se establezcan las metas y las líneas de actuación, dotación presupuestaria de las acciones, mecanismos de seguimiento, etcétera.

Ese control efectivo lo realizará la Oficina Vasca de Cambio Climático, que se creará en un plazo de dos años tras aprobarse la ley. Se ubicará dentro del Ihobe y se erige como el instrumento técnico que realizará los seguimientos, elaborará un inventario de gases de efecto invernadero, nuevos escenarios climáticos y proyecciones, e informará sobre leyes y anteproyectos nuevos.

Por otra parte, participamos en la red de gobiernos regionales para el desarrollo sostenible (nrg4SD), que se trata de una organización internacional que representa a los gobiernos regionales a nivel mundial, y por tanto con una mayor cercanía a la ciudadanía, que cuenta con la participación activa del País Vasco, y que está trabajando para promover y compartir experiencias, entre otras materias, en adaptación, mejora de la gestión ambiental, transferencia de tecnología no intensiva de emisiones de efecto invernadero, promoción de las energías renovables, indicadores de rendimiento de todos los sectores emisores, distribución de buenas prácticas y mercados de carbono, siendo ejemplo de buenas prácticas tanto a nivel local como regional.

Una Ley integral de Cambio Climático en Euskadi es absolutamente fundamental, por varias razones. En primer lugar, conseguir que Euskadi reduzca tanto las emisiones de gases de efecto invernadero como la vulnerabilidad a los impactos del cambio climático, es favorecer la transición hacia un modelo neutro en emisiones de gases de efecto invernadero y, al mismo tiempo, transformar el modelo de producción y acceso a los recursos naturales y energéticos. En segundo lugar, actualizar, reforzar y dar soporte jurídico a los planes que se han elaborado durante los últimos años en el ámbito del cambio climático. En tercer lugar, promover y garantizar la coordinación de todas las políticas sectoriales relacionadas con el cambio climático y la coordinación de todas las administraciones públicas vascas, así como fomentar la participación de la ciudadanía, de los agentes sociales y de los agentes económicos.

Finalmente, convertirse en una comunidad que abandere la investigación y aplicación de nuevas tecnologías para sentar las bases hacia una economía descarbonizada y adaptada a los efectos climáticos.

*Julen Rekondo es experto en temas medioambientales y Premio Nacional deMedio Ambiente

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha