eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

¿Y para los jóvenes qué?

En estas circunstancias no puedo evitar pensar de qué sirve que me quede hasta las 2 de la mañana estudiando para sacar buenas notas, cuando el futuro que me espera va a ser el mismo que si no me esforzara

- PUBLICIDAD -
Barcelona y Madrid, entre las 40 mejores ciudades del mundo para estudiar

EFE

Hace unos meses, la precariedad me golpeó por primera vez en la cara cuando, en una entrevista en un importante bufete, me dijeron que el sueldo de los becarios era de 300€ la jornada completa y 150€ la media jornada. A punto de terminar un doble grado en una buena universidad y con dos idiomas además del español, jamás me había sentido tan insultada.

Quizás por eso me alegré cuando me aceptaron en otro trabajo, esta vez por 300€ la media jornada, y que ahora compatibilizo con los estudios. La segunda bofetada de la precariedad laboral me la llevé ayer cuando me llegó mi "sueldo", descontado impuestos, y me di cuenta de que el insulto proseguía: 202€. En estas circunstancias no puedo evitar pensar de qué sirve que me quede hasta las 2 de la mañana estudiando para sacar buenas notas, cuando el futuro que me espera va a ser el mismo que si no me esforzara.

Mi situación es la de todas mis amigas y gente de mi alrededor. ¿Quién se preocupa por nosotros? ¿Va a haber alguna reforma de Ley, subvenciones, planes, algo que invierta en los jóvenes? ¿Cómo es posible que mi padre, con mi edad, no tuviera ni la mitad de la formación que yo y sin embargo gozara de mejores perspectivas de futuro y derechos laborales?

El Gobierno del PP ha sido rápido a la hora de subir las pensiones después de las protestas ( todos/as sabemos que los jubilados representan un cohorte de población que, casi en la totalidad, vota), incluidas las máximas, de unos 2500€ al mes en 14 pagas. La sociedad ha salido a celebrarlo, pero ¿y qué hay de nosotros? ¿Solo porque muchos jóvenes no voten quiere decir que nadie se va a preocupar de solucionar un problema que es inaceptable? Me gustaría saber dónde han ido a parar, en la acción de los políticos (y ya de paso, de los sindicatos), los valores, la moral y ese discurso de igualdad y derechos con el que todos se llenan la boca. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha