eldiario.es

9

Asociaciones de periodistas protestan por "el ataque personal" de Iglesias a un periodista

La Asociación de la Prensa de Madrid y la Asociación de Periodistas Parlamentarios han reaccionado a las críticas a la prensa y los profesionales de los medios por parte Pablo Iglesias en una charla de la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense

Iglesias se refirió en su intervención a un periodista del diario El Mundo para ilustrar la "falta de libertad" en la profesión periodística

VÍDEO: El discurso de Pablo Iglesias que ha provocado el plante de un grupo de periodistas

45 Comentarios

La prensa planta a Pablo Iglesias por atacar el trabajo de los periodistas en una conferencia en la Complutense

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, este jueves en la UCM. Europa Press

La Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP) ha manifestado por medio de un comunicado "su más firme protesta por el ataque personal, directo y gratuito de Pablo Iglesias Turrión, secretario general de Podemos, hacia Álvaro Carvajal, periodista del diario ‘El Mundo".

Y la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), por su parte, ha condenado "rotundamente el ataque del líder de Podemos, Pablo Iglesias, contra el periodista de “El Mundo” Álvaro Carvajal, en particular, y contra la profesión periodística, en general".

Ambos colectivos reaccionan así a unas palabras de Pablo Iglesias en lo que iba a ser la presentación de un libro y su regreso a la Universidad Complutense de Madrid, si bien ha derivado en un plante de parte de los periodistas que cubrían el evento tras las críticas a la profesión que ha lanzado el secretario general de Podemos.

Iglesias ha participado este jueves en la presentación del libro En defensa del populismo, del profesor de la UCM Carlos Fernández Liria, muy cercano a los fundadores de Podemos. Ante tres centenares de estudiantes, Iglesias ha explicado que en su opinión el éxito de Podemos tiene que ver en parte, no con los planteamientos políticos, sino en elementos irracionales y pasionales. "Podemos funciona porque es sexi", ha llegado a argumentar.

Esa "atracción", según Iglesias, se produce también con los periodistas y con los medios. Una relación de amor-odio que se da entre políticos y profesionales de los medios, ha explicado. En ese contexto, Iglesias ha traído a colación una conversación, ficticia o real, con un periodista en la que este le explicaba que para "prosperar" necesitaba noticias de portada y estas solo se lograban dando "palos" a Podemos.

Las referencias personales han provocado que parte de los periodistas se levantaran en varias oleadas. Una de las personas que han abandonado el Paraninfo de la Facultad de Filosofía le ha recriminado a Iglesias su "falta de respeto" a los periodistas. El líder de Podemos se ha defendido. Tras asegurar que la crítica la hacía "desde el cariño" que tiene hacia esa persona y de considerar que había habido un "malentendido" y sin tener en cuenta el ámbito académico donde se estaba desarrollando el acto, ha espetado: "Esto no es una rueda de prensa, esto es la universidad".

Comunicados íntegros

Comunicado de la APM

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) condena rotundamente el ataque del líder de Podemos, Pablo Iglesias, contra el periodista de “El Mundo” Álvaro Carvajal, en particular, y contra la profesión periodística, en general.

En un  acto en la Universidad Complutense, Iglesias dijo que Carvajal “y buena parte”  de los periodistas que cubren la información sobre Podemos “están obligados profesionalmente” a “hablar mal” de este partido e incluso  aderezó esta afirmación con ejemplos procaces.

La APM considera que los ataques de Iglesias suponen una intolerable vulneración de los derechos constitucionales a la información y a la libertad de expresión, pilares fundamentales de la democracia.

Con sus declaraciones, Iglesias ha tratado de desautorizar, desacreditar y coaccionar el ejercicio libre del periodismo, una cuyas funciones básicas es el control independiente de  los poderes, entre ellos el político, para denunciar los abusos que pudieran cometerse.

Los políticos podrán estar o no de acuerdo con lo que se publica, pero nunca deben presionar para que la información se ajuste a sus intereses particulares y no a los generales, obviando que los periodistas deben lealtad ante todo a los ciudadanos.

La APM recuerda a Iglesias que el respeto pleno al ejercicio de la profesión periodística es irrenunciable para asegurar la salud y el fortalecimiento de la democracia. Todo intento de limitar tal ejercicio, ya sea con normas restrictivas o mediante la coacción, debilita la democracia y priva a los ciudadanos de la información que necesitan para poder ser libres.

La APM rechaza en particular el ataque a la profesionalidad de Carvajal, en lo que parece una presión para que el periodista de “El Mundo” solo publique sobre Podemos las noticias que convienen a esta formación.

El hecho de que Iglesias haya pedido disculpas a través de un mensaje a través de Twitter queda desacreditado por su afirmación inmediata en la que sostiene que no debió “personalizar”, pero que dijo “la verdad”.

El señor Iglesias no puede, como diputado que es y, por lo  tanto, representante político de todos los españoles, atacar de esa manera  totalitaria el ejercicio de la libre información, que es una de las garantías esenciales de la salud democrática de nuestra sociedad. Y con mayor motivo si lo hace dentro del ámbito de la Universidad.

Comunicado de la APP

La Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP), como colectivo que agrupa a la mayoría de periodistas dedicados a la información política y parlamentaria, quiere manifestar su más firme protesta por el ataque personal, directo y gratuito de Pablo Iglesias Turrión, secretario general de Podemos, hacia Álvaro Carvajal, periodista del diario ‘El Mundo’.

Los periodistas, como cualquier colectivo profesional, nos equivocamos y no estamos exentos de la crítica. Es más, la legislación regula el derecho de réplica y de rectificación y habilita la vía de los tribunales, que siempre se encuentra abierta para quien se considere afectado por una información periodística.

Pero también los periodistas, como cualquier otro colectivo profesional,exigimos respeto. La mofa, el escarnio, la ridiculización hacia un informador resultan absolutamente intolerables en una sociedad libre, abierta y democrática. Además, no es la primera vez que el señor Iglesias se burla de un periodista, incluso de su vestimenta o de su aspecto personal, en un acto público, como ocurrió recientemente con Ana Romero, informadora de ‘El Español’.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha