eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Condenados a 25 años de cárcel los responsables de la muerte de 71 refugiados

- PUBLICIDAD -
Condenados a 25 años de cárcel los responsables de la muerte de 71 refugiados

Condenados a 25 años de cárcel los responsables de la muerte de 71 refugiados

Un tribunal húngaro condenó hoy a 25 años de prisión a cada uno de los cuatro cabecillas de una red criminal que causó la muerte por asfixia en agosto de 2015 a 71 refugiados que viajaban en un camión frigorífico.

La fiscalía húngara anunció que va a recurrir la sentencia para solicitar cadena perpetua, mientras que la defensa también lo hará para pedir la absolución de los cabecillas -un afgano y tres búlgaros-, que trasladaron a Europa Occidental a 1.200 personas antes de ser capturados.

Los cadáveres de 71 refugiados, entre ellos ocho mujeres y cuatro niños, se encontraron el 26 de agosto de 2015 en el arcén de una autopista del sur de Austria, aunque el caso se juzgó en la localidad húngara de Kecskemét, a cien kilómetros al sur de Budapest, porque las muertes se produjeron antes de cruzar la frontera.

Estos cuatro acusados han sido condenados por homicidio con el agravante de pertenencia a una organización criminal, en el que fue el peor caso de muertes de inmigrantes en una ruta terrestre en Europa durante la crisis de refugiados.

Según la sentencia, los traficantes sabían que las víctimas -de nacionalidad siria, iraquí y afgana- no podía sobrevivir en un habitáculo herméticamente cerrado al viaje desde la frontera húngara con Serbia, donde fueron recogidos, hasta Austria.

Las investigaciones establecieron que el conductor de la camioneta había oído los golpes de los refugiados, que llamaban así la atención sobre su situación, pero el principal cabecilla de la banda le prohibió detenerse para abrir las puertas y darles agua.

"Que no preste atención a los golpes, que los de allí adentro mueran", ordenó el afgano de 30 años al conductor, que estaba cada vez más nervioso, según el diario electrónico "hvg".

"Los cuatro eran conscientes de que su comportamiento causaría la muerte de la gente que estaba en el espacio de carga, pero lo aceptaron", afirma la sentencia.

La muerte de estos refugiados conmovió a la opinión pública internacional días antes de que Alemania y Austria abrieran sus fronteras a refugiados procedentes de Asia y Oriente Medio que accedieron a Europa por la denominada ruta de los Balcanes.

Por esa ruta, que llevaba de Turquía a las islas griegas y recorría los Balcanes hasta Europa Occidental, transitaron cientos de miles de refugiados desde septiembre de 2015 hasta marzo de 2016, cuando se cerró por medio de un acuerdo de devolución de migrantes entre la Unión Europea (UE) y Ankara.

Las investigaciones sobre lo sucedido demostraron que todos los refugiados habían muerto menos de dos horas después de comenzar el viaje hacinados en un espacio de 14 metros cuadrados, sin ventilación y cerrado desde fuera.

Tras darse cuenta de lo ocurrido, los responsables decidieron dejar abandonado el vehículo en un paraje de la autopista A4 cerca de la localidad austríaca de Parndorf y regresaron a Hungría.

Horas más tarde una patrulla de la policía austríaca descubrió los cadáveres después de observar que el camión se encontraba abandonado.

Durante el juicio -que duró un año- once de los 14 acusados negaron los delitos y se culparon entre ellos sobre quién debía cargar con la responsabilidad de las muertes.

La condena de los principales acusados excluye la posibilidad de ser puestos en libertad condicional, es decir, solo podrán salir de la cárcel en 2042 si la sentencia se ratifica en segunda instancia.

Los demás diez sentenciados, con penas menores, permanecerán en cárceles de Hungría entre tres y doce años, aunque tres de ellos todavía están prófugos de la justicia.

En total, todo el grupo criminal dedicado al tráfico de migrantes estaba formado por once búlgaros, dos afganos y un búlgaro de origen libanés, que según el portal "index" también contaban con contactos con el crimen organizado de Grecia y Turquía.

Después de abandonar el camión en la carretera austríaca los miembros de la banda comenzaron a organizar dos nuevos transportes para refugiados que ya no pudieron llevar a cabo porque fueron detenidos.

Por Marcelo Nagy

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha