eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El último juicio de Gürtel hace aflorar más sobres con dinero negro en el PP

La financiación en B que los dirigentes del PP se han ocupado de negar resurge de nuevo con el testimonio del número 2 de Camps

Costa es el segundo cargo del PP que reconoce la financiación ilegal, después de que Bárcenas admitiese el pago de sobresueldos y la existencia de una caja B

El lugarteniente de Camps ha recuperado la imagen de los sobres con dinero negro, asociados a la corrupción del PP desde 2013

23 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Francisco Camps y Mariano Rajoy, en la plaza de toros de Valencia. / AP / Gtresonline

Francisco Camps y Mariano Rajoy, en la plaza de toros de Valencia. / AP / Gtresonline

Ricardo Costa acudió al despacho de Victor Campos un día del año 2006. El numero 2 del PP valenciano vio entonces cómo el vicepresidente de la Comunitat Valenciana le mostraba unos sobres con dinero en efectivo procedente de empresarios, que los habían entregado por orden del propio Francisco Camps. Ese ha sido el demoledor relato de Costa durante su declaración de este miércoles, en la que ha resucitado la imagen de los sobres con dinero negro que persigue al PP desde la publicación de los papeles de Bárcenas.

Costa, exsecretario general del PPCV, ha explicado durante varias horas cómo funcionaba la caja B del PP valenciano. Ha detallado, por ejemplo, que su partido tuvo que costear con este sistema los mítines que se organizaron en Valencia en 2007 y 2008, que tuvieron a Mariano Rajoy como protagonista en plena carrera hacia La Moncloa.

Los sobres entraban y salían. Llegaban de manos de los empresarios y se entregaban a los cabecillas de la Gürtel en pago por la organización de actos de campaña. El propio Costa ha reconocido que él mismo entregó a Pablo Crespo más de medio millón de euros en mano, poco antes de pedir perdón "a todos los ciudadanos" y a los valencianos "en especial" por todo lo que acababa de contar.

El relato del antiguo lugarteniente de Costa ha recuperado la imagen de los sobres en B que tanto daño ha hecho al PP y le ha convertido en el segundo dirigente del partido en reconocer las prácticas de financiación ilegal. Luis Bárcenas confesó ante el juez Pablo Ruz durante la instrucción de la caja B, reconoció que llevaba una "contabilidad extracontable" en el juicio de Gürtel y hasta admitió en el Congreso los detalles escabrosos de las entregas de dinero a Rajoy.

"Es mi mano la que entrega el sobre"

"Rajoy recibía un sobre que le entregaba directamente don Álvaro Lapuerta en su despacho", dijo el extesorero del PP poco después de salir de prisión. Como el presidente del partido, todos los secretario generales recibían ese complemento no declarado en un sobre, de forma periódica y gracias a una contabilidad B engordada con aportaciones de empresarios. De esa tradición también se benefició María Dolores de Cospedal, contó Bárcenas: "Es mi mano la que entrega el sobre a la señora De Cospedal".

Desde entonces, la imagen del sobre se ha convertido en una pesadilla para el PP. La oposición la ha usado pare recordarle su financiación ilegal de forma constante, se exhibe en manifestaciones contra la corrupción y hasta se han topado con ella por la calle. En marzo de 2013, un buzón de correos apareció  pintado de azul con el logo de PP y una sede regional en Valladolid amaneció con un sobre gigante pintado en su fachada.  Multitud de viñetas y memes han jugado con esa imagen durante los últimos años.

Durante estos años de investigaciones judiciales, la caja B se ha ido acreditando hasta el punto de que los dirigentes del PP han perdido fuerza en su negación y se ha centrado en alegar desconocimiento. El juez Ruz la dio por acreditada en la pieza de los papeles de Bárcenas y Anticorrupción ha insistido en ello durante el juicio a la primera época de Gürtel.

De hecho, la Fiscalía logró que el propio Bárcenas admitiese el uso de ese sistema de financiación durante su declaración. Admitió que llevó con Álvaro Lapuerta  "una contabilidad extracontable del PP" y explicó que sus anotaciones recogían "determinados donativos", en los que se reflejaba "quién entregaba las cantidades y el uso que se hacía de ellas".

Una caja B en cada provincia

En su comparecencia en el Congreso, hace unos meses, Bárcenas resucitó un viejo pasaje para recordar que Rajoy se llevaba parte del dinero negro, en ocasiones entregados en una caja de puros que le subía al despacho el propio Lapuerta.

Costa ha contado durante su declaración que hizo partícipe a Bárcenas de los métodos de financiación ilegal. Mantuvo con él una reunión en la sede de Génova, en la que el excesorero respondió alarmado ante lo que le estaba contando. Era una práctica "prohibida en el PP" que podría derivar en un caso "Filesa 2", en referencia al proceso al que se enfrentó el PSOE.

Sin embargo, el propio Bárcenas admitió años después, ya tras unos meses en prisión y ante el juez Ruz, que el PP tenía una caja B "en todas las provincias y regiones", y también a nivel municipal. La investigación de Púnica ha confirmado este extremo al menos en Madrid, donde cada nueva revelación destapa una nueva vía de financiación ilegal del partido de Esperanza Aguirre.

Las últimas declaraciones de David Marjaliza, encargado de desentrañar junto a los agentes de la UCO la agenda de Francisco Granados con los movimientos de esa caja B, ha recuperado también la imagen de los sobres. Explicó hace unos días que cada vez que Granados se llevaba una mordida, exigía que fuese en efectivo y en sobres.

Rajoy insiste en que no sabía nada

La declaración de Costa ha seguido a las que ya hicieron Francisco Correa, Pablo Crespo o Álvaro Pérez confirmando la financiación en negro del PP valenciano. Esas revelaciones han encontrado en Rajoy la misma respuesta de siempre: "No lo sé, a nosotros nunca nos lo han dicho". En una entrevista este miércoles ha insistido en que se atiene a lo que digan los tribunales.

También ha tenido algunas palabras para Camps, el gran señalado en este proceso, al que solo se enfrentará como testigo. "Ha salido absuelto siempre. No sé si tiene sentido estar revisando lo que hizo una persona que ya no está en la política", ha afirmado sobre el expresident valenciano que puso el aparato del partido a su servicio para que ganase el Congreso del PP en 2008. Rajoy ha dicho desconocer si continúa afiliado al partido.

Camps, por su parte, ha respondido a las acusaciones de Costa asegurando que no dio "ninguna orden para que se cometiera ninguna ilegalidad". Su turno en este juicio llegará previsiblemente en marzo, cuando se sentará ante el juez en calidad de testigo, después de que los principales acusados le hayan responsabilizado de la financiación ilegal del PP de Valencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha