eldiario.es

9
  • Albert Rivera se queda lejos de su aspiración de encarnar el cambio

    Albert Rivera se ha quedado lejos de lo que buscaba. El candidato de Ciudadanos a la presidencia del Gobierno, que retó a un cara a Mariano Rajoy por entender que La Moncloa era cosa de ellos dos, cambió de estrategia en el último día de campaña y lanzó un órdago: "Nos abstendremos si no somos la lista más votada. Pedimos lo mismo a PP y PSOE". Es decir, que sólo influiría en desalojar a Mariano Rajoy de La Moncloa si ganaba las elecciones. Y los 3,5 millones de personas que le han votado le han dejado en un 13,8% –más del doble de lo logrado en las municipales, un 6,55%– y 40 escaños.

    "Vamos a trabajar no sólo por nosotros, sino por el futuro de nuestros hijos. Cuando pase esta etapa política, los españoles podrán decir que vino un nuevo centro político que vino a renovar la forma de hacer política. Estoy orgulloso con 36 años de encabezar esta etapa política. Hoy empieza todo", ha celebrado Rivera en una comparecencia ante los medios sin admitir preguntas. 

    Ciudadanos irrumpe en el Congreso de los Diputados como cuarto grupo político. Pero si Rivera no quiere apoyar la investidura de Mariano Rajoy ni Pedro Sánchez y se abstendrá ante la lista más votada, su margen de influencia en la configuración del nuevo Gobierno, que reconocen "muy complicada", se queda en nada. Y de eso son conscientes en el partido, que se lamentan "de no haber previsto suficientemente la trituradora" que supone la ley electoral.

    Leer más...

Sigue el resto del minuto a minuto

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha