eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

ENTREVISTA: Xavi Domènech (En Comú)

"Esperamos que el PSOE asuma su responsabilidad y piense en construir un nuevo país"

El líder de En Comú y portavoz adjunto del grupo de Podemos cree "viable" la propuesta de Gobierno de coalición lanzada al PSOE.

Sobre el referéndum, defiende que es "la herramienta que permite desbloquear la situación" y ve "fácil" convencer a los de Pedro Sánchez, pero matiza: "Si el PSOE pone sobre la mesa una que crea que es mejor, la podríamos valorar"

50 Comentarios

Xavier Domènech 1 /SANDRA LÁZARO

Xavier Domènech | SANDRA LÁZARO

El flamante portavoz adjunto del grupo parlamentario Podemos-En Comú-En Marea, Xavi Domènech (Sabadell, 1974), recibe a eldiario.es en una desierta cafetería de uno de los edificios del Congreso de los Diputados para valorar los primeros días de vida parlamentaria para su formación y la sorpresiva oferta lanzada por el presidente de su grupo, Pablo Iglesias, de un Gobierno de coalición integrado por el PSOE e IU. Domènech, historiador de formación, encabezó la lista que se impuso en Cataluña el 20 de diciembre y ha terminado su primera semana en Madrid muy enfadado, sobre todo con el PSOE, a quien recuerda en múltiples ocasiones los resultados de las elecciones generales.

Aún así, cree que hay margen para el acuerdo con Pedro Sánchez. Sobre el principal escollo que el relato de las últimas semanas ha levantado, el referéndum en Cataluña, Domènech se muestra flexible: "Es la herramienta que permite desbloquear la situación. Si el PSOE pone sobre la mesa una que crea que es mejor, la podríamos valorar".

¿Cree que la propuesta que han lanzado al PSOE es viable?

Perfectamente viable y necesaria. Supone pasar de un debate que es meramente de aritmética electoral y parlamentaria, con una disyuntiva PP-PSOE que no es lo que salió el 20 de diciembre, a un debate de construcción de alternativas de país. Asumimos la responsabilidad que nos dan los millones de votos que obtuvimos y esperamos que el PSOE también asuma su responsabilidad y piense en términos de construcción de un nuevo país.

¿Cree que Pedro Sánchez tiene las manos libres para negociar con ustedes?

Los márgenes para negociar se los da su Comité Federal. Esperamos que el PSOE reaccione ante esta propuesta y que sea positiva.

El Comité Federal planteó que no se podía sentar a negociar con quienes plantean un referéndum como el que este viernes Pablo Iglesias ha reiterado que siguen defendiendo. ¿No supone esto un muro infranqueable?

Esperemos que no. Esperemos que el PSOE no vincule la construcción de una alternativa a una negación, que pueda reflexionar sobre la propuesta y vean que es la mejor porque es la que puede reunir a amplias mayorías y una alternativa fuerte.

En caso de que Pedro Sánchez y el PSOE aceptaran sentarse a negociar, ¿estarían dispuestos a modular de alguna manera esa petición de referéndum, ya sea con matices o postergándola a una reforma constitucional?

Nosotros creemos que es la mejor propuesta que hay sobre la mesa y no conocemos otras en este momento. Es la herramienta que permite desbloquear la situación y en la que creyeron la mayoría de los catalanes el 20 de diciembre. Si el PSOE pone sobre la mesa una herramienta que crea que es mejor, la podríamos valorar, pero no la conocemos.

El miércoles se reunió con Felipe VI, ¿cómo fue esa cita?

Fue básicamente para conocer nuestra opinión sobre la investidura, aunque esa parte ha ocupado el tiempo que el jefe del Estrado ha considerado oportuno y después hemos estado mucho tiempo hablando de otros temas, básicamente de nuestra propuesta de referéndum, la situación en Cataluña, la relación con España o la reforma constitucional. Ha sido un diálogo interesante.

¿Qué le planteó sobre la investidura?

Le hemos dicho que el PP o cualquier fórmula de gran coalición no entra dentro de lo que consideramos asumible o aceptable. No me he extendido demasiado porque era evidente y no me ha preguntado por los motivos. Además, que cualquier alternativa que pase por algún tipo de coalición con Ciudadanos tampoco es de nuestra apetencia. El PSOE ha propuesto un "gobierno progreso y reformista", que nos incluye a nosotros y a Ciudadanos. Aquí le he dicho que en eso seguro que no nos veremos porque estamos en las antípodas en los temas sociales, de género o económico. Si no es el partido del Ibex35 es aquel que coincide en algunas cosas con el Ibex35.

En los contactos que han tenido con el PSOE para la formación de grupos, ¿no han hablado en ningún momento de la investidura?

No. En un momento dado parecía que el PSOE lo utilizaba para favorecer su investidura intentado debilitar la propuesta alternativa.

El cierre del debate sobre los grupos, ¿acerca o aleja la posibilidad de una investidura de Pedro Sánchez?

En los últimos días hemos leído que se facilitaba la investidura. Es alucinante. Si un grupo te dice que no existes no parece que eso ayude. Fueron los primeros en decir que no. Y después intentó propuestas alternativas cuando había una composición de la mesa del Congreso que lo hacía imposible. Ahí se ha puesto un poco la soga la cuello. El ejemplo de ERC demuestra hasta qué punto han cambiado una presidencia [del Congreso] y han perdido la Mesa.

El martes, en la rueda de prensa tras registrar la solicitud de grupo en el último minuto, se le vio notablemente enfadado con el PSOE. ¿Se han sentido decepcionados?

La sensación es de falta de respeto, de que están jugando con nosotros y además creen que pueden hacerlo. Han perdido un millón y medio de votos, su peor resultado en Cataluña y nosotros hemos ganado, y se atreven a jugar con nosotros. Igual fue excesivo, pero ese tipo de actitud no creo que proceda en ningún sentido.

Pedro Sánchez debe creer que por sí mismo consigue nuestros votos y nosotros no trabajamos así. Tenemos toda una serie de planteamientos con una consideración de fondo: nosotros emergemos como nuevos sujetos políticos ante el fracaso del bipartidismo y la frustración. No solo por el PP. Cuando con una propuesta así recoges 5 millones de votos [sumando Podemos y las tres confluencias], y si le sumas el millón de votos de IU, y el PSOE pierde uno y medio no creemos que sea serio que se pueda plantear que puede ser presidente por generación espontánea.

El proceso de conformación de los grupos ha parecido un poco caótico. ¿Cree que han pagado el desconocimiento de los vericuetos reglamentarios e institucionalizados del Congreso?

Pensábamos que nos asistía todo el derecho al grupo y no fuimos previsores con este escenario.

Si tienen tan claro que la razón jurídica y política les asistía, ¿por qué no fueron hasta el final?

Si hubiésemos ido hasta el final, seguiríamos en manos de una Mesa en la que estaba todo hablado, de un PSOE que seguiría jugando a hacer favores. Seguiríamos en sus manos y hubiéramos acabado en el Grupo Mixto. No lo habíamos previsto con anterioridad pero, una vez pasó, sí tuvimos reuniones y dibujamos los escenarios posibles. Y lo mejor era ir a la configuración de un grupo confederal.

Este grupo confederal y plurinacional tiene un encaje complicado, ¿están preparados para las fricciones que pueda haber entre las partes?

Nosotros ganamos las elecciones y Podemos fue tercera fuerza a nivel estatal con un mensaje de alianza, de fraternidad, de compartir proyectos desde la diversidad. Y esa es la propuesta que salió bien. Construir escenarios plurinacionales tiene riesgos pero es el reto ganador.

La frase hecha 'línea roja' no les gusta pero, ¿los 12 votos de En Comú Podem en la investidura dependen del referéndum o no?

Depende de muchas cosas. Todo el debate se está centrando en el referéndum porque es la línea roja que ha puesto el Comité Federal del PSOE. Pero no han dicho nada sobre el artículo 135 de la Constitución, sobre las puertas giratorias o sobre los nuevos recortes que ha puesto sobre la mesa la Comisión Europea. Es relevante que los candidatos digan qué quieren hacer con esto.

¿Los votos dependen del referéndum?

No puede ser una línea roja el que no se pueda hablar del referéndum. Y estamos convencidos de que es el espacio donde se pueden dar soluciones. De los demás temas el PSOE fue copartícipe. No solo agente necesario sino proponente y tiene que enmendar buena parte de lo que han hecho en las pasadas legislaturas. El referéndum es la única propuesta que defendían, ahí será fácil convencerlos. El debate va a estar en el 135, la reforma laboral o las puertas giratorias.

Desde algunos sectores de la izquierda se critica a Podemos y a las confluencias precisamente porque el artículo 135, la reforma laboral, las puertas giratorias o la lucha contra la desigualdad han quedado en un segundo plano por detrás del referéndum

No, no, no. Las otras también lo son. Lo que pasa que el PSOE ha concentrado el debate en esto. Nosotros venimos de donde venimos, de lo social. No, no, no. Una parte del PSOE se está agarrando a esto porque hay un problema interno muy evidente y Pedro Sánchez por mucho que ahora salga en los medios, está limitado porque es un dirigente político cuyo Comité Federal le ha dicho que no puede negociar de forma libre.

Ante la disyuntiva de que los 12 diputados de En Comú tengan que optar por una investidura de Pedro Sánchez sin un acuerdo, ¿qué harían?

Es muy difícil tomar una postura de voto con una gente que no sabes lo que quiere hacer en aspectos básicos. ¿Qué va a hacer Pedro Sánchez con la petición de otros 10.000 millones de recortes? Si no te puedes encontrar al día siguiente con que te cierran hospitales.

Ustedes dijeron durante la campaña y tras las elecciones que Pablo Iglesias era su mejor candidato. ¿Lo sigue siendo?

Seguimos considerando que es el mejor candidato.

¿Puede haber un debate de investidura alrededor de Pablo Iglesias?

Yo vengo de Cataluña y hemos visto las cosas más increíbles, por tanto no diré de este agua no beberé.

El PSOE ha asegurado estar dispuestos a una reforma constitucional. ¿Un compromiso firme del Pedro Sánchez podría sustituir a su petición de referéndum?

¿Para hacer qué? Ya hicieron una, la del 135. Se pueden hacer muchas cosas.

El PSOE andaluz aseguró el miércoles que si no renuncian al referéndum no le vale ni la abstención de Podemos y las confluencias para una investidura de Pedro Sánchez. ¿Qué le parece la afirmación?
Una demostración de prepotencia política sin igual. Ella no es nadie para aceptar o no una abstención. No está en su capacidad. Susana Díaz tiene un problema gravísimo de percepción de la realidad. Si ellos quieren realmente ir a un frente de políticas populares y de izquierdas, jamás lo planteas desde esa prepotencia y pensando que los demás te tienen que obedecer.

¿Las negociaciones en Barcelona para un nuevo acuerdo de gobierno estarán relacionadas con las estatales?

No, es curioso que Pedro Sánchez las vinculase. El PSC dejó muy claro que ambas están desvinculadas. Es una construcción mediática. Cuatro regidores del PSOE en Barcelona no deciden el Gobierno de España.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha