eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Familiares, amigos y representantes políticos repudian el disparo de Amurrio

Se investiga a un policía nacional jubilado que es familiar del lehendakari Ibarretxe

Familiares, amigos, vecinos de Amurrio y representantes de todos los partidos del Ayuntamiento de esta localidad alavesa han expresado este martes su rechazo al disparo contra el caserío de una conocida familia de la izquierda abertzale, donde se exhibía una banderola en apoyo al acercamiento de los presos de ETA. El atentado fue efectuado, al parecer, por un policía nacional jubilado que no causó heridos pero que ha provocado la condena unánime del municipio. El antiguo agente tiene permiso para manejar armas de caza y es familiar del lehendakari hasta 2009, Juan José Ibarretxe, natural de la comarca.

A las seis de la tarde cerca de un centenar de personas se han concentrado frente al consistorio convocadas por la junta de portavoces del Ayuntamiento, que ha rechazado de forma unánime el disparo que tuvo lugar el pasado domingo y ha reclamado aclarar la autoría de este hecho.

Representantes de todos los partidos municipales -PNV, EH Bildu, Orain Amurrio, PSE, PP y Guk Bai-, han secundado esta protesta silenciosa celebrada durante 15 minutos y presidida por la alcaldesa de Amurrio, Josune Irabien (PNV), informa Efe.

A su término, Mertxe Azkarraga, representante de la familia Azkarraga Isasi, contra cuyo caserío se produjo el disparo, ha relatado cómo el domingo, día de Reyes, una bala entró por una ventana e impactó en la pared, y ha comentado que en el caserío tienen tres banderas, no solo la que reclama el acercamiento de los presos, sino también otra contra el 'fracking' y una de apoyo al Sáhara.

Ha explicado que la vida de sus familiares corrió peligro por este hecho y que algunos políticos de la derecha tienen interés en que vivan "con miedo", pero ha advertido a quien les disparó que no se van a mover de "la casa de sus antepasados" ni van a cambiar de ideas políticas.

También la responsable de Sortu en Álava ha denunciado este "atentado" contra una "familia de la izquierda abertzale, que a su juicio no es "un hecho aislado" como ha dicho la alcaldesa de Amurrio, sino que ha ocurrido en un contexto político "en el que la derecha está creando un ambiente de tensión, violencia y odio contra los movimientos independentistas", también el vasco.

Ha mostrado su preocupación y el de la familia Azkarraga por el hecho de que "no se hayan tomado medidas", cuando en otros casos, con otros protagonistas, sí se adoptan, aunque Sortu "quiere creer que la Ertzaintza está haciendo su labor" de investigación para esclarecer lo ocurrido.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha