eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Felipe VI cumple dos años de reinado con la vista puesta en otra investidura

- PUBLICIDAD -
Felipe VI cumple dos años de reinado con la vista puesta en otra investidura

Felipe VI cumple dos años de reinado con la vista puesta en otra investidura

El Rey completa mañana el segundo año de reinado, marcado en su última mitad por una continua provisionalidad política, que ha condicionado su agenda y que le llevará tras las próximas elecciones a ejercer una vez más su competencia constitucional de proponer un candidato para formar gobierno.

Hace un año, Felipe VI y la Reina Letizia decidieron celebrar el primer aniversario de la proclamación con una ceremonia innovadora en el Salón de Columnas del Palacio Real, donde condecoraron a cerca de cuarenta ciudadanos anónimos procedentes de toda España por su conducta ejemplar, pero esta vez se ha optado por prescindir de cualquier actividad pública.

La Casa del Rey no ha precisado los motivos que desaconsejan participar estos días en algún acto conmemorativo -el anterior 19 de junio, a la entrega de condecoraciones se sumó un almuerzo institucional-, pero el hecho es que, tras la jornada de ayer en San Sebastián, la próxima actividad oficial de don Felipe es una visita a Bilbao el lunes, invitado por la Fundación Novia Salcedo.

En todo caso, la programación de la agenda no es ajena al contexto de campaña electoral que vive España desde hace más de una semana, al igual que el escenario posterior a los comicios generales del día 26 condicionará la actividad del jefe del Estado al menos hasta finales de julio, según los cálculos más optimistas.

Una vez queden constituidas las Cortes, el 19 del mes próximo, don Felipe habrá de convocar una nueva ronda de consultas con los portavoces políticos para proponer candidato a la investidura como presidente del Gobierno, la tercera en lo que va de año, y de momento nada garantiza por completo que vaya a ser la última.

El papel que le otorga el artículo 99 de la Constitución en el proceso previo a la formación de un nuevo Gobierno y las peculiares circunstancias que impone la permanencia de un Ejecutivo en funciones "sine die" han obligado al jefe del Estado a replantear toda su agenda desde hace seis meses.

Así, durante la primera mitad del año, entre otras modificaciones de actividades previstas -como la supresión de la tradicional recepción al cuerpo diplomático-, se optó por suspender, de acuerdo con el Gobierno, importantes viajes oficiales a cuatro países estratégicos: Arabia Saudí, Reino Unido, Japón y Corea del Sur.

El segundo año de reinado continuó, tras el paréntesis de agosto, el ritmo de actividades internacionales del primero y la agenda se reanudó en septiembre con una visita de Estado a México, la asistencia de Felipe VI a una cumbre de la ONU en Nueva York y un viaje de los Reyes a EEUU durante el que el presidente Barack Obama lanzó un claro mensaje de apoyo a la unidad de España.

En los tres meses siguientes, el Rey viajó a Estrasburgo, Roma y Berlín, la Reina visitó Düsseldorf y acudió en dos ocasiones a la Expo de Milán -en su condición de embajadora especial de la FAO para la Nutrición- y en Zarzuela se recibió a los Reyes de Jordania y al presidente colombiano Juan Manuel Santos.

Pero la campaña para el 20D y el incierto panorama político posterior restringió la actividad oficial, tanto dentro como fuera de España, y Felipe VI estrenó en enero sus competencias constitucionales para proponer candidato a la investidura con una primera ronda de consultas políticas en la que Mariano Rajoy sorprendió al declinar el ofrecimiento del jefe del Estado.

En los últimos seis meses, el Rey, que solo ha abandonado España en viajes cortos, ha asistido en Lisboa a la investidura del presidente Marcelo Rebelo de Sousa -a quien recibió en Madrid días después-, así como a la entrega al papa en el Vaticano del Premio Carlomagno, y ha presidido con doña Letizia en San Juan de Puerto Rico la apertura del Congreso Internacional de la Lengua.

Las visitas a Zarzuela del peruano Ollanta Humala y del Príncipe Alberto de Mónaco han completado los encuentros de Felipe VI con otros jefes de Estado desde enero, un tiempo en el que el Rey Juan Carlos ha contribuido con la asistencia a la toma de posesión del guatemalteco Jimmy Morales y a la celebración del cumpleaños de Carlos Gustavo de Suecia, acompañado por doña Sofía.

Dentro de España, en este semestre la Familia Real ha recibido a más de un millar de personas en 165 audiencias -de las que 64 fueron reuniones de trabajo privadas, sin cobertura informativa-, en las que se abordaron todo tipo de cuestiones, fundamentalmente institucionales, económicas, de defensa y de relaciones internacionales, según datos facilitados por la Casa del Rey.

Del resto de actividades nacionales, más de un centenar, el 69 por ciento se han llevado a cabo en la Comunidad de Madrid, un 10 por ciento en Castilla y León, el 5 por ciento en Castilla-la Mancha y el 4 por ciento en Andalucía, mientras que Cataluña ha recibido seis visitas del jefe del Estado en su segundo año de reinado, dos de ellas en este semestre, tras la investidura de Carles Puigdemont.

La penúltima de esas visitas, en febrero, ofreció la oportunidad de un primer encuentro de Felipe VI con el actual presidente catalán y con la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, aunque la decisión de no recibirla en enero en la Zarzuela llevó a ERC a ausentarse de las rondas de consultas convocadas por el Rey para intentar desbloquear la formación de un nuevo gobierno.

Felipe VI inicia ahora su tercer año de reinado después de vivir en los últimos meses una experiencia inédita como jefe de Estado en la democracia española: firmar la disolución de las Cortes tras una legislatura de menos de cuatro meses durante la que se han concentrado tres rondas con portavoces, una investidura fallida y ocho reuniones en Zarzuela con el presidente del Congreso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha