eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Gobierno de Sri Lanka culpa a jefe del Parlamento de su disolución

- PUBLICIDAD -

El ministro de Exteriores de Sri Lanka, Sarath Amunugama, aseguró hoy que la reciente decisión del presidente, Maithripala Sirisena, de disolver el Parlamento fue adoptada de forma obligada por la actitud del jefe de la Cámara, al tomar partido en la destitución del primer ministro Ranil Wickremasinghe.

"Las acciones del presidente del Parlamento fueron una de las razones clave que obligaron al Presidente Sirisena a disolver el Parlamento, ya que había provocado un conflicto directo entre la Legislatura y el Ejecutivo", dijo a la prensa el ministro de Exteriores.

El también miembro del Partido de la Libertad de Sri Lanka (SLFP), la formación de Sirisena, sostuvo que los poderes del presidente de la Cámara, Karu Jayasuriya, "se limitaban al Parlamento".

"Él no tiene poderes más allá de eso. Es nombrado de manera no partidista. Pero en las últimas semanas, el presidente del Parlamento actuó de manera parcial. Hizo declaraciones sobre asuntos que no lo involucran", dijo.

El Parlamento fue suspendido el pasado 27 de octubre, un decisión que tomó Sirisena un día después de romper la alianza del Gobierno de coalición y destituir al primer ministro y a todo el gabinete, lo que sumió al país en una crisis institucional sin salida.

El presidente del Parlamento, Karu Jayasuriya, pidió entonces al presidente revertir la suspensión para permitir a los miembros de la Asamblea decidir sobre el nuevo nombramiento, una petición a la que días después el mandatario accedió convocándola para el 14 de noviembre.

De acuerdo al ministro de Exteriores, la propuesta de Jayasuriya de anunciar que pediría la votación para determinar la mayoría de la Cámara de Representantes tan pronto como el Parlamento se reuniese por primera vez, es una decisión "que no tiene derecho a tomar".

Se refirió también a una comunicación del presidente del Parlamento dirigida a las misiones diplomáticas, en las que manifestó su desacuerdo con la sorpresiva destitución del primer ministro y nombramiento, en su lugar, del ex presidente Mahinda Rajapaksa.

"Eso es algo que está más allá de su alcance. Los embajadores deberían reunirse conmigo, ya que soy el Ministro de Asuntos Exteriores. Los embajadores no pueden tratar asuntos con el presidente del Parlamento", indicó.

Sirisena ordenó ayer en una gaceta oficial la disolución inmediata del Parlamento, y convocó a nuevas elecciones el próximo 5 de enero, impidiendo que se celebrase una sesión prevista para el próximo 14 de noviembre sobre la crisis desatada tras la destitución de Wickremasinghe.

El anunció de Sirisena se hizo horas después de que su Gobierno reconociese que no había logrado reunir apoyos suficiente para ratificar esta decisión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha