eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Guatemala celebra su independencia pidiendo la renuncia de Jimmy Morales

- PUBLICIDAD -
Guatemala celebra su independencia pidiendo la renuncia de Jimmy Morales

Guatemala celebra su independencia pidiendo la renuncia de Jimmy Morales

"Guate sí, Jimmy No". Esta fue una de las principales consignas de centenares de guatemaltecos reunidos hoy mientras el presidente, Jimmy Morales, participaba en un acto que conmemoraba el 197º aniversario de la independencia de Guatemala de la corona española.

Reunidos en la Plaza del Obelisco, los manifestantes caminaron bajo un fuerte pero intermitente aguacero durante varias horas hacia el centro histórico, con miedo porque no sabían si iban a poder acceder al Palacio Nacional de la Cultura por las fuertes medidas de seguridad desplegadas desde primera hora, para supuestamente resguardar los actos que conmemoran la independencia.

Miles de agentes de la Policía Nacional Civil y militares de la Fuerza Élite Kaibil, de la guardia presidencial, rodearon la plaza, efectuaron registros e impidieron el libre acceso de las personas, un hecho denunciado por la Procuraduría de los Derechos Humanos que llevó a la Fiscalía a abrir un expediente.

Ante el acercamiento de la marcha, convocada por la organización estudiantil Usac Es Pueblo y apoyada por entidades sociales como Justicia Ya, un centenar de antimotines se resguardó en un aparcamiento público debajo de la plaza, pero no salieron de ahí.

Mientras, mensajes contra la corrupción, los millones robados que mantienen al país sin educación y sin salud, y el intento de Morales de instaurar el "militarismo" se pasearon por la plaza.

En la "Marcha ¡Vamos Patria a caminar!" y auspiciada por el lema "Seamos Luz" se escucharon tambores y trompetas y se podían leer lemas como "Renuncia Jimmy" o "Fuera Payaso Corrupto", acompañados de consignas de fondo como "Guate sí, Jimmy No" o "Jimmy, tu cara nos sale aún más cara".

Mientras estos dos centenares de personas se internaban gritando, el presidente comenzó su discurso, árido y apelando a los valores nacionalistas y patrióticos, aunque en medio de fuertes abucheos que exigían una y otra vez su dimisión.

Los técnicos subían cada vez más el sonido de los altavoces y por ellos se escuchaban las palabras del presidente, que celebraba la invasión "del nacionalismo en el corazón" de los centroamericanos y de los guatemaltecos para luchar por "los grandes ideales de nación".

En su mensaje, en el que volvió a apelar a los valores de la familia tradicional, clamó por una República "libre, soberana e independiente".

Acusó a los medios nacionales e internacionales de intentar acallar "la mayoría silenciada" que lo apoya en esta senda mientras dan voz a algunos "malos guatemaltecos y malos extranjeros" que intentan imponerles "falsos valores".

Esta protesta se hizo días después de que Morales asegurara, en un supuesto intento por desprestigiar las manifestaciones, que los estudiantes de la Universidad San Carlos, la única pública del país, salen carísimos al Estado, una opinión que fue rebatida por la misma casa de estudios y a la que respondió declarando al presidente y a su vicepresidente, Jafeth Cabrera, "non gratos".

"Estamos aquí buscando ser luz ante tanta corrupción, impunidad y militarización", gritaban por un megáfono los manifestantes, que no paraban de pedir la dimisión de su presidente, que enfrenta una petición de desafuero por la posible comisión de un delito de financiación electoral ilícita.

Guatemala vive desde hace varios días jornadas de protestas, manifestaciones y plantones en diferentes puntos del país para denunciar el "militarismo" del Gobierno y la corrupción, además de pedir la continuidad de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Recientemente, el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, anunció el fin de la Cicig para septiembre de 2019 -por considerar que realiza investigaciones partidarias- y prohibió el ingreso al país del jefe de la comisión, el abogado colombiano Iván Velásquez, a quien definió como un peligro para la seguridad y el orden público.

La confrontación entre el Gobierno de Guatemala y la Cicig se remonta a cuando la Comisión señaló al hijo y al hermano de Morales (José Manuel Morales Marroquín y Samuel Everardo Morales Cabrera) de un caso de fraude -y lavado de dinero, en el caso del hermano- al Estado en 2013.

Desde entonces, el presidente ha intentado, una y otra vez, minar el trabajo y la estancia de la Cicig, la cual, junto al Ministerio Público, han señalado en dos ocasiones a Morales de haber incurrido en el delito de financiación electoral ilícita durante la campaña de 2015 que lo llevó al poder.

Pero lo que más ha indignado a la población y a organizaciones sociales y civiles es el despliegue de efectivos militares, entre ellos militares de la Fuerza Élite Kaibil de la guardia presidencial, en varios actos de Morales, algo que antes no se veía durante sus participaciones públicas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha