eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ivo Fornesa convierte el castillo de Saint-Chartier en una novela negra

- PUBLICIDAD -
Ivo Fornesa convierte el castillo de Saint-Chartier en una novela negra

Ivo Fornesa convierte el castillo de Saint-Chartier en una novela negra

Legionario durante dos años, fraile de los Franciscanos de la Custodia de Tierra Santa otros seis, viajero impenitente y dueño del castillo francés de Saint-Chartier, el barcelonés Ivo Fornesa también se estrena como escritor de novela negra con una historia que ubica en la fortaleza donde ahora reside.

En el jardín de su casa, frente a las antiguas caballerizas, Fornesa habla con Efe de "El castillo de Saint-Chartier", publicado por RBA, y en el que convierte este idílico enclave de la tranquila comarca de Berry en el escenario de un crimen.

En su primer título del género, el también geógrafo y abogado relata lo que sucede tras aparecer muerto el propietario de Saint-Chartier, un millonario argentino de origen irlandés, llamado Carlos Shennan, y las diferentes pesquisas que seguirá otro residente del pueblo, Laurent de Rodergues, un niño malo de casa bien, para encontrar al culpable.

Hijo mayor de Ricard Fornesa, presidente de honor de La Caixa, Ivo reconoce que con el libro aspira, principalmente, a entretener al lector y que éste lo sienta como un pasatiempo. "Me gustaría que al terminarlo me dijeran: me ha entretenido", apostilla.

Comenzó a darle forma un 31 de diciembre en China, cuando esperaba a que en una prisión para funcionarias corruptas acabaran un libro de bibliófilo, de más de siete kilos de peso, que había diseñado.

En este punto, aclara que entre sus variadas actividades también está la de editar libros de estas características.

Con la novela ha querido, asimismo, "plasmar lo que es este castillo y, de paso, promocionar el pueblo", de apenas 600 habitantes y en el que cuesta encontrarse con alguien andando por sus despejadas calles.

Por otra parte, explica que durante años, por su trabajo al frente de una empresa que monta pabellones de ferias por todo el mundo y por otro que tenía de cartografía de riesgo, ha viajado mucho, especialmente por Asia, en países como China y Tailandia, aunque también ha tenido casa en México.

Casi es inevitable durante la conversación preguntarle a Fornesa por esta nueva y sedentaria etapa de su vida, en el centro de Francia, junto a su segunda esposa, una china de origen manchú, sus hijos, y las personas del servicio, desde dos niñeras asiáticas a un ayudante portugués.

Asevera que, aunque nunca se pone plazos a nada, ahora quiere permanecer en el lugar, donde "casi diría que de forma obsesiva" se ha implicado en la restauración del castillo.

No esconde que desde siempre le había gustado la idea de habitar en uno y cuando le surgió esta oportunidad no lo pensó dos veces y después de tres años de obras, ahora lleva ocho meses en Saint-Chartier, sin ganas de moverse.

En sus dependencias, Ivo Fornesa atesora una colección de más de 20.000 piezas, principalmente procedentes de Asia, desde trajes completos de samurai a grabados chinos del siglo pasado, pero en las que también se puede encontrar un traje de torero de Mario Cabré o machetes americanos.

Sin parar un minuto, ahora que tiene las obras del castillo prácticamente acabadas, ya está pensando en nuevos proyectos como la creación en el antiguo edificio de la Gendarmería, en el perímetro de su jardín, de un Museo Textil Religioso, que sería único en el mundo y en el que el público podría encontrar tanto un hábito papal como el de un monje mendicante o la ropa que utilizan los monjes tibetanos en su día a día.

Nacido en Barcelona en 1959, compañero de pupitre, entre otros, del escritor Ildefonso Falcones, Ivo Fornesa tiene publicados una treintena de libros y cuentos infantiles y ha recibido tres condecoraciones del gobierno chino, destacando el Friendship Award, que sólo poseen dos españoles. Irene Dalmases.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha