eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La OSCE acuerda en Milán seguir trabajando para resolver la crisis en Azov

- PUBLICIDAD -
La OSCE acuerda en Milán seguir trabajando para resolver la crisis en Azov

La OSCE acuerda en Milán seguir trabajando para resolver la crisis en Azov

Los ministros de Exteriores de los países de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) acordaron en Milán seguir trabajando para intentar resolver la crisis entre Rusia y Ucrania en el mar de Azov, un objetivo que se habían propuesto y que no han conseguido.

Las posiciones de Moscú y Kiev están muy distanciadas, pero todos los países han acordado seguir trabajando para lograr un entendimiento entre ambos Estados en la zona.

"Tenemos que seguir trabajando para intentar unificar esas divergencias y llegar a un entendimiento", señaló el ministro italiano, Enzo Moavero Milanesi, en su discurso de clausura de esta reunión, que se ha celebrado bajo la presidencia de turno italiana.

"Necesitamos resolver la crisis en el mar de Azov y encontrar maneras para contribuir a lograr una solución a todas las crisis que afectan al área de los países de la OSCE", apuntó posteriormente, en la rueda de prensa final.

Rusia y Ucrania siguen sin resolver sus discrepancias y así ha quedado evidenciado en estos dos días, en los que Ucrania ha propuesto, junto con Alemania, que los países de la OSCE amplíen la misión especial de observación que están desarrollando en Ucrania también a la zona del mar de Azov, algo a lo que se ha opuesto Rusia.

"No es necesario ninguna misión de control, ningún mediador en el mar de Azov ni en el estrecho de Kerch, solo es necesario respetar la integridad territorial rusa y el Derecho Internacional", subrayó hoy el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en rueda de prensa.

"La Misión Especial de Observación de la OSCE en Ucrania(SMM) no puede trabajar en el mar de Azov porque tiene un mandato bien preciso que tiene que ver con la tierra y no el mar", añadió.

En la reunión también participó el ministro de Exteriores de España, Josep Borrell, quien hizo un llamamiento a que se reduzcan las tensiones entre Rusia y Ucrania y a respetar el Derecho Internacional y la libertad de navegación.

Consideró además que "el conflicto en el este" de Ucrania "y la anexión ilegal de Crimea" por parte de Rusia en 2014 "exige el restablecimiento de la legalidad internacional" y subrayó que "España seguirá defendiendo la soberanía e independencia de Ucrania y el respeto a sus fronteras internacionalmente reconocidas".

Los ministros de Exteriores de la OSCE también conversaron sobre el tratado para la eliminación de armas nucleares de medio y corto alcance (INF, por sus siglas en inglés), después de que el pasado martes el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, diera un plazo de 60 días a Rusia para que vuelva a cumplir con las condiciones del INF o advirtió de que Washington abandonaría el tratado.

Lavrov advirtió hoy en rueda de prensa de que si el tratado INF dejara de existir, "también se pondría en cuestión el tratado Nuevo Start (START III)", que expira en 2021 y que busca limitar el arsenal nuclear de las dos potencias de forma paritaria.

Borrell, por su parte, opinó en declaraciones a Efe que si se demuestra que el tratado INF no funciona sería conveniente negociar otro porque "los tratados están para cumplirse" y "si no son más bien inútiles".

La inmigración también fue otro de los asuntos que se pusieron sobre la mesa y en este sentido el ministro italiano invitó a los miembros de la OSCE a trabajar para lograr "la estabilidad de la región y controlar los flujos migratorios".

La OSCE está compuesta por 57 Estados participantes de distintos puntos del planeta repartidos entre tres continentes (América del Norte, Europa y Asia), que representan a más de 1.000 millones de personas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha