eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ortega asegura que los "actos criminales" no se volverán a repetir en Nicaragua

- PUBLICIDAD -
Ortega asegura que los "actos criminales" no se volverán a repetir en Nicaragua

Ortega asegura que los "actos criminales" no se volverán a repetir en Nicaragua

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, aseguró hoy que los "actos criminales" ocurridos en el marco de la crisis sociopolítica que atraviesa el país desde abril pasado y que ha causado cientos de muertos, y que el Ejecutivo achaca a sus opositores, no se volverán a repetir.

"Esos crímenes, esos actos criminales, no se volverán a repetir en Nicaragua", aseveró el mandatario en un acto donde conmemoró el 162 aniversario de la batalla de San Jacinto, en la que fue derrotado el filibustero estadounidense William Walker que pretendía apoderarse de Centroamérica.

"Aquí está este pueblo que jura, juramos, que vamos a defender la victoria, que vamos a defender la libertad, que vamos a defender a las familias nicaragüense, que vamos a defender la paz aún a riesgo de nuestra propia vida", continuó.

Ortega calificó como "días de terror, de horror y diabólicos" las protestas callejeras contra su Gobierno, que estalló por una fallida reforma a la seguridad social el 18 de abril.

"Nos recuerdan los días de terror, de horror, diabólicos cuando William Walker mataba a los nicaragüenses" en 1856, comparó.

Durante su discurso, el mandatario criticó a los que "andan detrás de los yanquis" estadounidenses para que condene y sancione a su Gobierno por la crisis del país.

"Siempre están los vendepatrias, los peleles, llamando al yanqui", reprochó Ortega, quien leyó un escrito del poeta nicaragüense Rubén Darío sobre la Batalla de San Jacinto, que es considerada la segunda independencia en Nicaragua.

Esta batalla tuvo lugar en la hacienda homónima, 42 kilómetros al norte de Managua, donde el general José Dolores Estrada a la cabeza de 180 patriotas derrotó a 300 estadounidenses encabezados por William Walker, que pretendían apoderarse de Centroamérica.

Los soldados nicaragüenses derrotaron en San Jacinto a Walker, obligándolo a regresar a su país, en una de las más cruentas batallas que registra la historia de Nicaragua.

El filibustero estadounidense, que se proclamó presidente de Nicaragua en 1856, murió ejecutado en Honduras por un pelotón del Ejército hondureño el 12 de septiembre de 1860, tras insistir en conquistar Centroamérica.

Por su lado, la esposa de Ortega y vicepresidenta, Rosario Murillo, dijo a medios oficiales que no permitirán "que las caricaturas se adueñen de Nicaragua", en alusión a los opositores, de quienes, según dijo, "no pueden con la fuerza de este pueblo".

En ese acto participaron representantes de Bolivia, Cuba, El Salvador y Venezuela.

Nicaragua vive una crisis social y política que ha generado varias protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega y un saldo de entre 322 y 481 muertos, según organismos de Derechos Humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo cifra en 198 los fallecidos.

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) ha responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como por supuestas ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual.

En una reciente entrevista con Efe en Managua, Ortega negó que haya sofocado las protestas con represión, dijo no sentirse responsable de las muertes en las calles durante los últimos meses y culpó a EE.UU. y al narcotráfico de financiar, apoyar y armar a grupos violentos.

Las manifestaciones contra Ortega comenzaron en abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de 11 años en el poder.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha