eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

PNV y PSE instan a que la ponencia de paz profundice en una política penitenciaria más acorde con los nuevos tiempos

Los jeltzales instan a PP a aplicar de manera no restrictiva el tercer grado a presos enfermos y los socialistas reclaman "flexibilidad"

El PNV y el PSE-EE coinciden en que la ponencia de paz y convivencia del Parlamento vasco debe profundizar en la articulación de una política penitenciaria más acorde con los nuevos tiempos de ausencia de violencia de ETA.

En sendas enmiendas a la totalidad a la proposición no de Ley de EH Bildu relativa a "la puesta en libertad de los presos vascos enfermos", los jeltzales instan al Gobierno de Mariano Rajoy a aplicar, de manera "no restrictiva", la clasificación de tercer grado a los presos enfermos graves, mientras que los socialistas reclaman una política penitenciaria "flexible", basada en la reinserción.

Por su parte, UPyD emplaza a los reclusos de ETA a que se desvinculen "definitivamente" de la banda, a que pidan perdón por sus delitos y a que colaboren para la resolución de las acciones terroristas no resueltas.

Jeltzales, socialistas y UPyD han enmendado a la totalidad una proposición no de Ley planteada por EH Bildu en la que pretende que la Cámara autonómica solicite la libertad condicional de los presos de ETA que padecen dolencias graves e incurables "para que reciban el tratamiento sanitario que necesitan y para que esta situación no suponga una condena añadida para ellos y sus familiares". Además, la coalición soberanista insta al lehendakari a que "dé los pasos necesarios para acabar con la situación" de los reclusos enfermos.

En su texto, el parlamentario del PNV Iñigo Iturrate propone que la ponencia de paz y convivencia del Parlamento vasco "se ocupe de consensuar los principios básicos en torno a los cuales debería articularse la política penitenciaria, determinando las medidas más adecuadas a la nueva coyuntura", al considerar que la paz, la convivencia y la normalización política son los objetivos "principales" de este foro parlamentario.

Además, pretende que la Cámara autonómica, "ante la delicada situación en la que se encuentran varios reclusos vascos gravemente enfermos", inste al Gobierno del PP a la aplicación "no restrictiva del artículo 104.4 del Reglamento Penitenciario a los presos vascos con enfermedades graves e incurables".

El citado artículo establece que los penados enfermos muy graves con padecimientos incurables que se constaten por informe médico, "con independencia de las variables intervinientes en el proceso de clasificación, podrán ser clasificados en tercer grado por razones humanitarias y de dignidad personal, atendiendo a la dificultad para delinquir y a su escasa peligrosidad".

La formación jeltzale emplaza, asimismo, a Iñigo Urkullu a "continuar con las acciones emprendidas para aliviar la situación de los presos enfermos".

RUPTURA CON ETA

Por su parte, el representante del PSE-EE Rodolfo Ares quiere que el Parlamento pida a los presos condenados o que se encuentran a la espera de juicio por delitos de terrorismo que "rompan decididamente y de forma pública con ETA, y asuman la legalidad penitenciaria para que sea posible su reinserción social y su futura recuperación para la vida democrática".

Asimismo, se muestra partidario de "una orientación consensuada, dinámica y flexible de la política penitenciaria, basada en la reinserción, en el respeto a la legalidad y en los principios humanitarios que impregnan nuestra legislación".

Ares reclama que la Cámara se muestre, "por eso mismo, partidario de que los presos por delitos de terrorismo con dolencias graves e incurables sigan teniendo, como hasta ahora, por decisión del juez de vigilancia penitenciaria, la oportunidad de obtener, en el marco de la legalidad vigente, la libertad condicional para que puedan recibir el tratamiento sanitario adecuado para su situación".

También insta a que la ponencia de paz y convivencia aborde y profundice en los diversos aspectos de una política penitenciaria "más adecuada a los nuevos tiempos abiertos tras el fin de la acción terrorista de ETA y al objetivo de consolidar y asentar la convivencia en Euskadi".

RESOLUCIÓN DE LOS CRÍMENES

Por su parte, en su enmienda a la totalidad a la proposición no de Ley de EH Bildu relativa a "la puesta en libertad de los presos vascos enfermos", el parlamentario Gorka Maneiro insiste en "la necesidad de resolver todos y cada uno de los crímenes cometidos por ETA que, a día de hoy, siguen sin estar resueltos, de modo que las víctimas puedan recibir la justicia que, sin duda, merecen".

Por ello, exige a los Gobiernos vasco y español a que "se comprometan a llevar a cabo todas aquellas actuaciones que sean necesarias para promover y lograr la resolución de los crímenes cometidos por ETA no resueltos", de modo que se pueda acabar "con cualquier tipo de impunidad que socave la dignidad de las víctimas y de la sociedad".

Asimismo, emplaza al Ejecutivo del PP a que, "en el desarrollo y la aplicación de la política penitenciaria que aplique a los presos condenados por terrorismo, condicione para el acceso a los planes de reinserción o la obtención de beneficios penitenciarios el cumplimiento" de una serie de requisitos.

Según precisa, estos serían su "desvinculación definitiva y pública de la banda, la petición de perdón público a las víctimas y a la sociedad por sus actos delictivos, la asunción de la responsabilidad civil derivada de las acciones por las que fue condenado y la colaboración con las autoridades y la justicia para la resolución de los delitos terroristas no resueltos".

"EMPEORAMIENTO DE LA SITUACIÓN"

En su proposición no de Ley, la portavoz parlamentaria de EH Bildu, Laura Mintegi, destaca que, "a día de hoy, aún hay presos muy enfermos que continúan en prisión, en concreto, 15 ciudadanos vascos". "Esta situación empeora y acentúa su situación física y la inquietud de sus familiares, negándoseles los derechos que les corresponden como personas y como presos", añade.

A su juicio, su estancia en prisión "es incompatible" con un seguimiento "adecuado" a las enfermedades que sufren porque la cárcel "no puede ofrecer tratamiento especializado, porque estas enfermedades necesitan una atención rigurosas y por la incapacidad de ofrecer respuesta ante una hipotética emergencia estando en prisión".

Mintegi asevera que estos reclusos y sus familias "están sufriendo un castigo añadido", y destaca que, "negando la libertad condicional a estas personas, los responsables políticos de Madrid están quebrando los pilares básicos de los derechos humanos".

En este sentido, subraya que "las normativas, principios de derecho y declaraciones a favor de los derechos humanos, tanto internacionales como del Estado español, manifiestan la necesidad de respetar los derechos de todas las personas presas con enfermedades graves e incurables".

"Es un derecho básico de esas personas que padecen dolencias graves e incurables recibir el tratamiento y el cuidado médico que necesitan en las condiciones adecuadas", apunta.

Por ello, emplaza al Parlamento a que exprese su "preocupación ante la situación grave que sufren los presos enfermos" y a que solicite la libertad condicional de los presos de ETA que padecen dolencias graves e incurables "para que reciban el tratamiento sanitario que necesitan y para que esta situación no suponga una condena añadida para ellos y sus familiares". Además, insta al lehendakari a que "dé los pasos necesarios para que acabe con la situación" de los reclusos enfermos.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha