eldiario.es

9

El PP ha vetado en 70 ocasiones la comparecencia de Rajoy en el Congreso

El ranking de rechazos se los lleva la corrupción: el PP ha tumbado 20 peticiones para evitar que el presidente respondiera por Bárcenas, la Gürtel o los pagos en B en su partido

Los conservadores, además, han rechazado con su mayoría absoluta que Rajoy explicara otros asuntos de actualidad, como el rescate a la banca o la crisis del ébola

La oposición acaba de exigir que acuda de forma urgente a dar cuenta de las revelaciones de la trama Púnica pero la iniciativa no se tramitará hasta septiembre

33 Comentarios

Rajoy comparece el viernes para hacer balance de legislatura y explicar las líneas generales de los Presupuestos

Rajoy se ha librado sistemáticamente de dar la cara en el Congreso gracias a la mayoría absoluta del PP

El PP se ha valido sistemáticamente de su mayoría absoluta para impedir en 70 ocasiones que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, compareciera ante el Pleno del Congreso para dar explicaciones de diversos asuntos de actualidad, como le han exigido los grupos de la oposición a lo largo de estos años de legislatura. El ranking de rechazos se los lleva la corrupción. Al menos en 25 ocasiones el PP se ha negado a que Rajoy dé la cara por el caso Bárcenas, la Gürtel, los pagos en B o la supuesta financiación ilegal de su partido.

Desde que estalló el escándalo del extesorero, en enero de 2013, los conservadores han estado evitando que el presidente acudiera por este motivo al Congreso, tal y como de una manera u otra le ha reclamado toda la oposición. Solo el PSOE se lo ha exigido 20 veces por escrito. También la Izquierda Plural y el Grupo Mixto han registrado unas cuantas iniciativas en este sentido, todas con idéntica suerte. El rodillo de la mayoría absoluta del PP las ha ido tumbando todas desde la Mesa del Congreso y la Junta de Portavoces.

La oposición inició su ofensiva para que Rajoy ofreciera explicaciones en el Congreso nada más destaparse el escándalo de los papeles del extesorero y los sobresueldos en B que, según esos documentos, cobró casi toda la cúpula del partido, incluido el propio Rajoy. Los primeros en exigírselo fueron los diputados de la Izquierda Plural y los del Grupo Mixto, que registraron dos peticiones de comparecencia: una a finales de ese mismo mes de enero y otra en febrero de 2013. Ambas fueron rechazadas por el PP.

Rajoy acude en agosto de 2013 al Senado

La presión de los grupos, que en las sesiones de control exigían al presidente responsabilidades políticas al ir conociéndose más datos del caso, obligó finalmente a Rajoy a comparecer “a petición propia” el 1 de agosto en el Senado dado que el Congreso por entonces estaba en obras.

Sus explicaciones no convencieron a la oposición. Desde entonces el escándalo ha ido creciendo tras las declaraciones de Bárcenas dentro y fuera de la cárcel, y los autos del juez Ruz, en los que se señala la financiación irregular del PP y el posible blanqueo de dinero negro. Ante todo ello, tanto el PSOE como la Izquierda Plural han estado exigiendo machaconamente, semana tras semana, la comparecencia de Rajoy en un pleno. Los de Cayo Lara han pedido, además, que se abra una Comisión de Investigación sobre la corrupción en los partidos. También sin éxito.

El levantamiento del sumario de otro de los escándalos de corrupción que afecta de lleno al PP, la trama Púnica, no ha hecho más que redoblar estas peticiones urgentes para que el presidente dé explicaciones en el Congreso. El PSOE ha unido a ello una iniciativa en la Cámara Baja para que el Tribunal de Cuentas fiscalice a las cuatro comunidades autónomas -Madrid, Valencia, Murcia y Castilla y León- y a la veintena de Ayuntamientos que contrataron con las empresas investigadas en la Púnica. Ambas peticiones quedan pendientes para su tramitación en septiembre, aunque con nulo éxito de prosperar.

El PP le ha librado de otras muchas comparecencias

Pero su grupo parlamentario también ha librado a Rajoy durante estos años de legislatura de acudir a la Cámara para explicar otros asuntos de actualidad, como la crisis del ébola, el rescate bancario, o la dimisión del Fiscal General del Estado, Eduardo Torres Dulce. En total, según puede comprobarse en la web del Congreso, cerca de medio centenar de peticiones, aparte de las 25 solicitadas por la corrupción.

En 2012, esos requerimientos se centraron fundamentalmente en que Rajoy diera cuenta en la Cámara de los 100.000 millones de euros de ayuda para la banca solicitados a la UE y las condicieones del rescate. O para que hablara del caso Bankia. Lo impidió el PP. Tampoco dejó que al año siguiente el presidente acudiera al pleno a explicar porqué no se habían recuperado esas ayudas y el coste que iba a suponer para los contribuyentes. Sin embargo, ahora el presidente ha decidido que el Congreso debata en el mes de agosto la aprobación del paquete de ayudas a Grecia cuando ya le haya dado el visto bueno Bruselas.

De igual modo, en 2012, los populares vetaron la posibilidad de que Rajoy hablara sobre el drama de los desahucios y ejecuciones hipotecarias que se sucedían en España a ritmo frenético. O para aclarar los recortes en Educación y Sanidad que estaba aplicando ya su Gobierno.

En 2013, también tumbaron las peticiones para que acudiera al Pleno a explicar el escándalo de las preferentes, o a dar cuenta las altas cifras del paro como consecuencia de la reforma laboral.

A finales de ese mismo año, el PP no quiso apoyar tampoco la solicitud de varios grupos para que explicara el apoyo de España a la intervención en Siria en una declaración suscrita por once países en la Cumbre del G-20.

En 2014 el presidente se libró de dar la cara en el Congreso por la crisis del ébola y la gestión que hizo su entonces ministra de Sanidad, Ana Mato, a la que terminó relevando por Alfonso Alonso. La extitular de Sanidad se fue a la playa en plena crisis de la enfermedad, cuando la OMS había lanzado una alarma. 

2015 se despide con varias negativas a que Rajoy dé la cara

Los grupos de la oposición no han tenido mejor suerte en 2015. Nada más empezar el año vieron rechazada la pretensión de que el propio Rajoy fuera el que aclarara a la Cámara las causas de la dimisión del Fiscal General del Estado, Eduardo Torres Dulce (que tuvo lugar a medidos de diciembre de 2014), "así como la injerencia política del Gobierno en sus funciones".

Este año también han vetado la solicitud de comparecencia para que Rajoy explicara a los diputados, con carácter previo al Consejo Europeo, la posición del Gobierno sobre la situación de Grecia. Sorprendentemente, ahora el presidente ha convocado un pleno extraordinario para debatir y votar en pleno agosto la ayuda que concederá España a Grecia. 

Los populares se han negado, asimismo, a que el presidente debatiera en la Cámara "cómo afectará a nuestro país la aprobación del Convenio con EEUU para convertir la Base de Morón en una base permanente de dicho país para intervenir en África". O para informar sobre "la oscurantista negociación del 'Trade in Services Agreement' (TiSA) y sus restricciones a la soberanía ciudadana", dos iniciativas de la Izquierda Plural.

Las útimas solicitudes de comparecencia rechazadas por el PP datan del pasado 23 de julio en la Diputación Permanente. En dicha reunión el PP votó en contra de que el presidente compareciera en un Pleno extraordinario para explicar el motivo por el que solo ha convocado una reunión de la Conferencia de Presidentes en el año 2012. También rechazó que acuda a explicar las políticas que deberían ponerse en marcha para reducir los elevados niveles de precariedad en el empleo provocados por la reforma laboral. Lo pedían el PSOE y la Izquierda Plural.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha