eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP desactiva el frente en torno a las víctimas que creó en la oposición

La primera protesta dirigida abiertamente contra el Gobierno cosecha la menor asistencia de cuantas ha convocado la AVT

"Celebran una convención en Ifema los que velaron nuestros muertos allí y hoy no nos acompañan", reprocha Pedraza al PP desde el estrado

Los asistentes gritan "traidores" al mencionarse a Rajoy y al PP en el acto, convocado en contra de las excarcelaciones y por la ilegalización de Sortu

35 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo en Madrid (24 de enero de 2014). \ Efe

Manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo en Madrid (24 de enero de 2014). \ Efe

Donde una muchedumbre se apretaba para poder estrechar la mano de José María Aznar a su llegada a la manifestación de la AVT en 2005, este sábado sólo había unos pocos pidiendo al Pequeño Nicolás que se fotografiara con ellos. La concentración fue la que registró menos asistencia de las 12 que ha celebrado la asociación mayoritaria de víctimas desde que el PSOE ganó las elecciones en 2004. A diferencia de aquellas, el grito de “traidor” se ha lanzado contra el PP y a su presidente, Mariano Rajoy, que por primera vez no envió un solo dirigente al acto.

Se trataba de la primera protesta de la AVT dirigida sin ambages contra el Gobierno del Partido Popular y solo unas 2.000 personas acudieron a la Plaza de Colón. La protesta precedente es uno de los episodios más dolorosos en la trayectoria de los conservadores. El 26 de octubre de 2013, la mayoría de los cargos que acudieron al acto contra la aplicación de la ‘doctrina Parot’ sufrieron a su término palabras gruesas del sector más escorado ideológicamente de los asistentes y tuvieron que salir de allí acelerando el paso, con el rostro desencajado.

Aquella protesta estuvo precedida de intentos de conciliación con la AVT y de orientar los ataques hacia los jueces. El Gobierno logró entonces que Ángeles Pedraza, la presidenta de la asociación, no pasara de criticar en su discurso a los “poderes públicos”, mientras llamaba por su nombre al juez, nombrado por el Gobierno de Zapatero, que integró el Tribunal de Estrasburgo y señalaba directamente a la Audiencia Nacional. Pero en las semanas previas a este no ha habido llamadas, ni paños calientes, más bien indiferencia y la excusa de que el PP celebraba su convención nacional y sus dirigentes no podían acudir.

Por si fuera poco, el PP contraatacó el viernes recuperando a Aznar para su convención y en el aniversario del asesinato de Gregorio Ordoñez, cuyo recuerdo emocionó al expresidente en el arranque de su discurso. Los conservadores apelaban 20 horas antes de la protesta de la AVT al político más emblemático para las víctimas y para el sector ultra que se ha congregado en torno a ellas desde la victoria de Zapatero en 2004.

“Hoy celebran una convención en Ifema, lugar macabro para las víctimas. Los que nos acampañaron a velar a nuestros muertos, hoy no están aquí”, dijo Pedraza desde el estrado. La presidenta de la AVT perdió a una hija en los atentados del 11-M, que obligó a hacer del recinto ferial una inmensa morgue. “Dijeron de Zapatero que traicionó a vivos y muertos y hoy sigue siendo así”, añadió en referencia al actual Gobierno.

Pedraza había comenzado su intervención asegurando que el acto había sido “boicoteado desde todos los sitios, para a continuación dar las gracias a los presentes por su “dignidad y valentía”. Los responsables de la AVT se quejaban estos días en privado de que los medios afines al Partido Popular también les han retirado el hiperbólico apoyo que les daban en el pasado. Como si previera lo que iba a ocurrir, Pedraza declaraba en la previa que solo la convocatoria ya había sido un éxito, logrando el regreso de Santi Potros a prisión –consecuencia del fallo del Tribunal Supremo sobre la acumulación de las condenas cumplidas en otros países- y la inclusión de la prisión permanente revisable en la reforma del Código Penal, que el PP ha impuesto en el Congreso con su mayoría absoluta.

"Antes llenaban autobuses"

Las alrededor de 2.000 víctimas de este sábado en la Plaza de Colón son una cifra anecdótica y menor a las registradas en las protestas de la primera legislatura de Zapatero e incluso muy inferior a la protesta de 2013, a la que acudieron Esperanza Aguirre, Ana Botella, representantes del PP vasco y otros de la dirección nacional, como Esteban González Pons o Carlos Floriano. “Los que nos ningunean son los mismos que antes llenaban autobuses”, reconoció Pedraza en su discurso.

Del PP, este sábado, solo había algunos cargos municipales sin relevancia mediática, de cuya presencia informó la propia Pedraza desde la tribuna. A ellos les pidió que trasladaran a su presidente que “no lo está haciendo bien con las víctimas”. No quiso dar a Rajoy ni al resto “un minuto más de gloria”, a esos mismos a los que “se les llenaba la boca con las víctimas”. Esos, hoy, dijo Pedraza, permiten que la izquierda abertzale esté en las instituciones, han facilitado la excarcelación de 100 presos de ETA y han incumplido su promesa de reformar la ley para que los “exiliados” puedan votar en las elecciones de Euskadi.

La relación entre la actual dirección de la AVT y el Ministerio del Interior es desde hace meses muy tensa. El contacto habitual con el que Jorge Fernández Díaz intentaba cumplir el mandato de Rajoy de contener la oposición al Gobierno por ese flanco ha desaparecido. El ministro ya no marca con regularidad el teléfono de Pedraza y ella pide continuamente que se vaya el ministro y su directora de Atención a las Víctimas, Sonia Ramos. Muestra de esa tensión fue el comunicado que difundió Interior el mismo día que la AVT anunció la convocatoria de las protestas y que recopilaba las ayudas económicas al colectivo. “Devolveríamos hasta el último céntimo de las ayudas que hemos recibido si se nos garantizara que los asesinos de nuestros seres queridos van a ser juzgados y van a cumplir íntegramente sus condenas”, dijo este sábado Pedraza desde el estrado.

La escasa afluencia ayudó a una mayor visibilidad de los más radicales. Como en otras ocasiones, partidos de ultraderecha ocuparon las partes más alejadas del estrado. Sin eco en otras ocasiones, falangistas tras una pancarta corearon en varias ocasiones un audible “ni olvido, ni perdón, ETA al paredón”. Tres individuos muy jóvenes se auparon a una de las torretas habilitadas para los medios y no cesaron de ondear sus banderas de la Falange durante el acto. Al igual que Hazteoir, que buscó incesantemente la foto, con unas pancartas en las que se leía #yorompoconRajoy, por la retirada de la reforma sobre el aborto.

Antes de que comenzaran las intervenciones, se oía por los altavoces parte de la intervención que el entonces líder de la oposición realizó en el mismo lugar de la protesta de este sábado con motivo de la excarcelación de Iñaki de Juana Chaos. Entonces y durante todo el acto, cualquier mención al Gobierno, al PP y en especial a su presidente, era interrumpida con gritos de “traidor”. A diferencia del PP, UPyD envió a sus candidatos en Madrid y a Toni Cantó, que encabezará la lista por Valencia. También había miembros de Vox y Ciudadanos. Al testimonio de 10 víctimas de la organización terrorista ETA le siguió el de dos organizaciones de Policía y Guardia Civil minoritarias. El acto concluyó con el himno de España sonando por los altavoces.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha