eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Pedro Sánchez: "PP y Ciudadanos tendrán que explicar qué van a pactar con Vox"

El presidente lamenta que pretendan pactar con la extrema derecha que se aísla en Europa porque dirigentes como Merkel tienen "cuajo y liderazgo" de rechazarla 

El socialista asegura que Susana Díaz tiene su "apoyo para intentar hasta las últimas consecuencias ser presidenta de la Junta" tras las tiranteces de Ferraz con el PSOE-A

24 Comentarios

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la entrevista de este martes en Telecinco

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la entrevista de este martes en Telecinco TELECINCO

Pedro Sánchez carga contra PP y Ciudadanos por su intención de apoyarse en Vox para llegar al gobierno de la Junta de Andalucía tras las elecciones en las que el partido de extrema derecha ha irrumpido con doce escaños. "PP y Ciudadanos tendrán que explicar qué van a pactar con Vox", ha expresado el presidente en su primera comparecencia pública tras el hundimiento del PSOE en esos comicios, que ha reabierto la crisis en el partido. No obstante, el presidente ha trasladado su apoyo a Susana Díaz "para intentar hasta las últimas consecuencias ser presidenta de la Junta". 

"Las derechas suman, no sabemos muy bien para qué", ha afirmado el presidente sobre el resultado en Andalucía y ha advertido de que Vox "no se va a moderar" sino que va a obligar a PP y PSOE a "radicalizarse". Para el socialista es lo que ocurrió durante la campaña electoral. Sánchez ha puesto el énfasis en que Pablo Casado y Albert Rivera tienen que explicar para qué pretenden llegar a un acuerdo con la "ultraderecha". De hecho, se ha preguntado si la pretensión va a ser "derogar la ley de violencia de género o sacar del sistema de salud pública para la interrupción voluntaria del embarazo" como ha planteado el partido de Santiago Abascal. 

Sánchez achaca buena parte del auge de Vox a que el electorado de derechas no ha visto en el PP una alternativa por la "fragilidad" en su liderazgo y ha advertido de que el centro derecha puede llegar a desaparecer en España si se escora hacia los posicionamientos de Vox. Además, atribuye su fuerte irrupción en el Parlamento andaluz a la "baja participación" y lo ha desvinculado de Catalunya porque, según ha ejemplificado, "Austria y Alemania no tienen Catalunya" y también ha crecido la extrema derecha. 

El presidente ha afeado también a PP y Ciudadanos que pretendan apoyarse en Vox "sin ningún tipo de rubor" frente a la derecha europea que se "vanagloria" de rechazar a las fuerzas de la extrema derecha. También ha recordado que es una fuerza "antieuropea". 

"Hay líderes con el suficiente cuajo y liderazgo para decir yo no pacto con ellos", ha dicho el presidente, que ha puesto como ejemplo a Angela Merkel. Respecto a Rivera, Sánchez ha echado mano de líderes europeos liberales, como Mannuelle Macron, que "rechaza a Marine Le Pen" en Francia. "Rivera tendría que escuchar más a Manuel Valls con respecto a Vox", ha dicho sobre el exministro socialista francés que ahora se presenta a la alcaldía de Barcelona y que Ciudadanos apoya. 

Frío apoyo a Susana Díaz

A pesar de que Sánchez reconoce que el bloque de derechas tiene más peso que la izquierda en el Parlamento andaluz, ha asegurado que la mejor opción es la que representa el PSOE-A. "Susana Díaz tiene mi apoyo para intentar hasta las últimas consecuencias ser presidenta de la Junta", ha asegurado el presidente que, en la línea marcada por Ferraz en los dos últimos días, ha tenido una fría respuesta respecto a la debacle electoral de la que fue su rival en las primarias por el liderazgo del partido. 

De hecho, ha evitado contestar a la pregunta sobre la retirada del apoyo por parte de la dirección federal del partido a Díaz tras su hundimiento. Sánchez sí que ha reiterado la idea de que es necesario que el PSOE-A "reflexione" dentro de los órganos internos "sobre cuáles son las cuestiones que tenemos que hacer mejor para recuperar la credibilidad y la confianza" de los "400.000 votantes socialistas" que se quedaron "en casa" el 2D. 

Ferraz ha enterrado el hacha de guerra contra Díaz hasta que se aclare la gobernabilidad en Andalucía después de que el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, que ha sido el encargado hasta ahora de hacer todos los análisis públicos le señalara la puerta de salida si no logra conservar el poder institucional.

Inicialmente el discurso tras el cierre de las urnas fue prácticamente idéntico al de Díaz, al reivindicar la primera posición en los comicios y apuntar a una ronda de contactos con el resto de grupos para intentar mantener la presidencia de la Junta. 

Pero las rencillas internas no tardaron en resurgir con la interpretación de los resultados. Desde Andalucía acusaban a Sánchez de ser el responsable de la debacle por su estrategia de acercamiento a los independentistas en Catalunya. El análisis lo comparte un importante sector del PSOE y lo temen buena parte de los barones socialistas. En Ferraz, sin embargo, cargaban contra Díaz por haber hecho una "campaña de trámite". 

Ferraz dio un golpe en la mesa este lunes al apuntar la vía de salida a Díaz y plantear una necesaria "regeneración" en el PSOE andaluz. "Como dirigentes sabemos lo que tenemos que hacer siempre", contestó Ábalos a la pregunta concreta de si la presidenta en funciones debería dimitir. El ministro recordó que el "papel" de los dirigentes "está siempre subordinado al éxito de nuestro proyecto político". 

Las palabras cayeron como un jarro de agua fría en la federación andaluza y en parte de los dirigentes y cuadros del partido, que consideraron que no era el momento de reabrir una batalla contra Díaz. "Es el momento de cerrar filas y con el tiempo ya se verá", dice un miembro de la Ejecutiva. "Todos y todas de acuerdo en mantener la unidad y solidaridad y no enredar", dice otro integrante de la dirección sobre la conclusión de la reunión que han mantenido este martes. 

Tras la convulsión del lunes, que en ningún momento fue desmentida por Ferraz y más bien fue alentada, Ábalos rebajado el tono al asegurar que se "malinterpretaron" sus palabras. El ministro aseguró que no había enseñado ninguna "puerta" a la líder andaluza y descartó una gestora o un congreso extraordinario en el PSOEA-. "Ni es conveniente, ni necesario, ni justificado, ni es nuestro estilo", zanjó Ábalos. 

"¡Cómo vamos a abrir ese frente en este momento!", admiten ahora fuentes de la dirección socialista. Sin embargo, el PSOE vuelve a darse una tregua pero la batalla está servida si Díaz pasa a la historia como la candidata que perdió la Junta que los socialistas han gobernado durante 36 años. La venganza del sanchismo ya se ha asomado y desde Ferraz insisten en la necesaria "renovación" del socialismo andaluz como receta para reconectar con el electorado perdido. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha