eldiario.es

9

La falta de acuerdo entre PSOE y Ciudadanos complica la moción de censura en Murcia

Los socialistas insisten en que debe de ser para formar un gobierno alternativo y Ciudadanos para forzar elecciones 

El portavoz de Ciudadanos ha anunciado que quiere liderar la moción para lo que necesita tres diputados "prestados" que los otros grupos le niegan

Podemos cree que ninguno de los dos partidos está realmente interesado en desalojar del poder al regidor popular por meras "estrategias" en clave nacional

La Ejecutiva nacional de Ciudadanos analizará el lunes la propuesta de su portavoz en Murcia sobre una moción de censura

La Ejecutiva nacional de Ciudadanos analizará el lunes la propuesta de su portavoz en Murcia sobre una moción de censura

La posibilidad de que se materialice una moción de censura en Murcia contra el presidente del PP, Pedro Antonio Sánchez, se complica cada vez más. Las diferencia entre Ciudadanos y PSOE sobre la finalidad que debe tener la iniciativa se mantienen a día de hoy.  El PSOE sigue sosteniendo que si se presenta la moción es para formar un gobierno tripartito alternativo, liderado por ellos al ser la primera fuerza de la oposición. Pero Ciudadanos sigue empeñado en que debe de ser para propiciar unas elecciones anticipadas que los socialistas y Podemos rechazan.

Para que la moción prospere se necesitan el acuerdo y los votos a favor de los tres partidos de la oposición ya que juntos suman uno más que los escaños que tiene el PP. Es decir, 23 frente a 22.

Por si las cosas no estaban suficientemente enrevesadas, este jueves el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea murciana, Miguel Sánchez, haciendo una nueva pirueta política, se descolgaba anunciado que el lunes la dirección nacional de su partido decidirá si le da "permiso" para que sea su grupo el que impulse la moción de censura. Para ello necesita "prestados" tres diputados que ha pedido a los otros dos grupos de la Asamblea dado que el suyo solo tiene cuatro y no puede presentarla.  Según el reglamento regional para registrar la iniciativa se necesitan al menos el apoyo del 15% de la Cámara o de siete diputados. 

La respuesta no se hizo esperar. Ni PSOE ni Podemos recogieron el guante afirmando que lo único que garantiza la estabilidad en la región "es un gobierno de cambio para los próximos dos años" y no forzar unas elecciones.

Precisamente, el lunes 27 se cumple el plazo dado por el partido de Albert Rivera para que el presidente murciano presente su dimisión o de lo contrario se dé luz verde a la tan traída y llevada moción. Y será cuando la Ejecutiva Nacional de Ciudadanos se reúna en Madrid para abordar el asunto a pesar de que hasta ahora ha sostenido que daban "plena autonomía" a los dirigentes regionales para tomar sus propias decisiones.

Los contactos entre el secretario general, José Manuel Villegas, y el portavoz regional, Miguel Sánchez, han sido constantes estos días. En una de sus últimas conversaciones, Sánchez le ha transmitido su opinión a Villegas de que es mejor "González Tovar que tener un presidente imputado", dejando abierta esa posibilidad pero sin Podemos. "Si Pedro Antonio Sánchez no dimite, el PP facilitará un gobierno del PSOE", resaltan los de Rivera.

El PP presiona para que esperen a ver qué decide el TSJ

Desde el PP, mientras tanto, presionan a Rivera para que no dé el paso adelante de propiciar la caída del presidente regional. Fuentes del partido, no obstante, aseguran que el líder de Ciudadanos no trató el tema con Mariano Rajoy en una conversación telefónica que la Cadena Ser asegura que mantuvieron este fin de semana.

Los populares insisten en que tanto Ciudadanos como PSOE deben esperar a ver qué ocurre tras las comparecencias de los cuatro peritos presentados por la defensa, que están citados para ese mismo lunes ante el Tribunal Superior de Justicia por el 'caso Auditorio', en el que está siendo investigado el regidor del PP.

Un destacado miembro de la dirección del PP no dudó en asegurar el miércoles a eldiario.es que tras estas comparecencias quedará acreditado que Pedro Antonio Sánchez no cometió ninguna ilegalidad penal, por lo que será desimputado. Si así fuera, creen que Rivera volvería al acuerdo en Murcia que había dado por roto. Lo que descartan absolutamente es cambiar al dirigente regional.

Los cambios de discurso de Ciudadanos

Ciudadanos, en poco más de un mes, ha ido cambiado su discurso alargando el desenlace del proceso. Empezó exigiendo la dimisión "inmediata" del presidente murciano una vez que fue imputado formalmente, anunciando que de no abandonar su cargo, impulsaría una moción de censura junto con los otros dos grupos de la Asamblea, PSOE y Podemos.

Poco después, el propio Albert Rivera matizaba que esa moción de censura era puramente "instrumental", destinada a forzar unas elecciones anticipadas "para dar la voz a los ciudadanos murcianos y que se pronuncien". El PSOE manifestó su desacuerdo.

Después, Ciudadanos puso de plazo hasta el 27 de marzo para que Pedro Antonio Sánchez dimitiera; luego pidieron al presidente regional que impulsara una moción de confianza para ver los apoyos que tiene en la Cámara. Y ahora dicen que quieren ser ellos lo que impulsen una moción de censura pese a tener solo cuatro diputados. "¿Y a quién presentarían como candidato alternativo?", preguntan con sorna en Podemos, en donde contemplan el panorama con estupor e indignación.

Según el cambio de la ley electoral aprobado en la región el corte para lograr representación es el 3% y hay una única circunscripción. Algunos sondeos vaticinan que el PP seguiría siendo la lista más votada, e incluso podría anhelar alcanzar la mayoría absoluta. Pero tras ese cambio electoral lo tienen más difícil. Además, si el candidato del PP vuelve a ser Pedro Antonio Sánchez, no contaría con apoyos para ser investido presidente con lo cual la situación volvería a ser la misma.

Pero, por otro lado, si hay elecciones, los carteles electorales podrían ser cambiados. Tanto en Podemos, para poner a otro candidato que no sea afín a Errejón, como lo es el portavoz actual, Óscar Urralburu, como en el PSOE, para situar a otro dirigente de la cuerda de la gestora en lugar de Rafael González Tovar más cercano a Pedro Sánchez.

Por ello, la salida de la moción de censura si no es para forzar elecciones tampoco gusta en Ferraz ya que convertiría a González Tovar en presidente de Murcia. Y eso, de cara a las primarias, no favorecería a Susana Díaz.

25 medidas de "regeneración y transparencia" 

Los socialistas murcianos enviaron el miércoles por la noche a Ciudadanos y a Podemos un documento con 25 medidas sobre "regeneración y transparencia" para que lo estudiaran y que serviría de base a un programa de un hipotético gobierno tripartito. En el texto se recogen medidas de los programas electorales de los tres partidos.

El documento fue rechazado por Ciudadanos. "Ese documento es para cambiar cromos, sillones. Pertenece a la vieja política y no lo vamos a apoyar", dijo el portavoz, Miguel Sánchez.

Podemos, por su parte, considera que primero hay que concretar la moción y después hablar de "programas". Ante esta situación el portavoz del grupo morado, ha pedido a ambos partidos "que sean valientes y asuman sus compromisos con los ciudadanos" mientras les reprochaba "las estrategias vacías, carentes de sentido que sólo benefician al PP". "No compartimos la moción de censura artificial y sin vida que pretende Ciudadanos", remarcó Urralburu.

Así las cosas, todas las miradas están ahora pendientes de lo que pueda ocurrir el lunes en una vuelta de tuerca más a la situación en la que se encuentra Murcia y en el futuro judicial de su presidente.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha