Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Los agentes que investigaron a Paco Sanz: no destinó ningún dinero a curarse

Los estafados por el hombre de los 2.000 tumores exigen el dinero donado y daños
Madrid —

0

Madrid, 9 feb (EFE).- La policía que realizó el informe sobre la estafa perpetrada por Paco Sanz, el hombre de los 2.000 tumores, ha corroborado en el juicio que consiguió 264.780 euros de unas 14.000 personas, de los que "ninguno se destinó a ensayo médico o clínico", y ha asegurado que el procesado "trató de despistar el rastro del dinero".

Los estafados por el hombre de los 2.000 tumores exigen el dinero donado y daños

La Audiencia Provincial de Madrid continúa este martes el juicio a Francisco José Sanz González de Martos, conocido como "el hombre de los 2.000 tumores", por fingir en los medios la gravedad de su enfermedad y estafar 264.780 euros a miles de personas, entre ellas varios famosos, a las que pidió dinero para curarse.

Tras el acuerdo alcanzado ayer lunes entre la Fiscalía y los procesados, por el que se rebaja la pena de cárcel para Paco Sanz y su exnovia pero sigue el proceso para dirimir si indemnizan a los afectados, el juicio ha arrancado con el testimonio de afectados como Pedro García Aguado, conocido por el programa televisivo "Hermano mayor" y de dos policías que investigaron a los procesados.

La agente que hizo el informe en el que consta la cantidad que ingresó Paco Sanz para supuestamente pagar lo que costaba un tratamiento experimental en Estados Unidos ha explicado que la investigación patrimonial se llevó a cabo sobre unas veinte cuentas en las que el procesado era titular.

"Ningún dinero se dirigía a ensayos médicos o clínicos. No nos consta eso", ha asegurado la policía, que ha calculado en unos 14.000 los posibles afectados.

La policía ha precisado que Paco Sanz hizo entre 12 y 14 viajes a Estados Unidos a partir de 2010 porque allí se realizaba un ensayo clínico sobre su enfermedad, pero ha asegurado que se trataba de algo gratuito.

Ha relatado que en uno de estos viajes Paco Sanz hizo crucero de lujo, y que llegó a retirar 28.000 euros en cajeros de ese país.

Sobre la actitud de Paco Sanz ha asegurado que intentó "dificultar la labor policial, en lo que parecía un comienzo de blanqueo de capitales", y trataba de "crear un poco de confusión" cambiando el dinero de una cuenta a otra, y "despistar el rastro del dinero".

Tenía un cuaderno en el que recogía la actitud que debía mantener en público y en el que "llevaba una contabilidad manuscrita, de cada vía por la que recaudaba dinero, muy minuciosa".

Ha corroborado que el procesado tenía un elevado nivel de vida, con teléfonos y equipos informáticos caros, ropa de marcas caras y gastos en restaurantes.

Ha añadido que recibió muchas pequeñas donaciones y, aunque la Policía trató de contactar con todos los estafados, muchos prefirieron no denunciar.

Sobre Lucía Carmona la agente ha precisado que fue pareja de Paco Sanz y aparecía en dos o tres cuentas bancarias junto a él, y, aunque no consta que tuviera gastos elevados, si tenia domiciliado al menos el teléfono en una de esas cuentas.

Ha ratificado que Lucía no viajó a Estados Unidos con él y vivía en otra ciudad, Sevilla.

Otro agente que fue el responsable de la investigación ha corroborado esos datos, incidiendo en el elevado nivel de vida de Paco Sanz y en que gastó todo lo que ingresó de terceras personas en artículos caros y en ocio.

En cuanto a Lucía Carmona ha dicho que constaba como titular de al menos dos cuentas en las que también estaba Paco Sanz, que había traspasos de dinero entre las cuentas que compartían, y que llegó a tener cinco líneas de teléfono.

Por su parte, el exjugador de waterpolo Pedro García Aguado, conocido por el programa televisivo Hermano mayor, ha defendido ante el tribunal que espera ser indemnizado con 20.000 euros porque, además de 750 euros que le donó directamente a Paco Sanz, se le debe repararar el daño moral que sufrió.

En este sentido ha explicado que el tenía una marca personal bien valorada en aquella época -en 2013-, ya que se dedicaba a presentar un programa televisivo en el que ayudaba a familias y también colaboraba en ayudar a personas con adicciones.

Al conocer a Paco Sanz éste ele dijo que se iba a morir y él decidió ayudarle colaborando en un vídeo y en un libro su enfermedad supuestamente moral, además de publicar tuits.

Ha asegurado que al conocer la estafa sintió "impotencia, frustración e ira" y desde entonces no ha vuelto a colaborar en ninguna causa sin ánimo de lucro, ya que seguidores suyos le contaron al destaparse la estafa que habían dado dinero a Paco Sanz porque él lo había pedido.

Etiquetas
Publicado el
9 de febrero de 2021 - 15:44 h

Descubre nuestras apps

stats