La portada de mañana
Acceder
Nuevas notas de Villarejo vinculan a Rajoy con Kitchen
Activistas, abogadas y matronas rompen el silencio de la violencia obstétrica
Opinión – Parábola de la patada en la puerta, por Elisa Beni
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El papa celebra el bicentenario de la independencia y reza por una Patria Grande sin colonizaciones

El papa celebra el bicentenario de la independencia y reza por una Patria Grande sin colonizaciones

EFE

Ciudad del Vaticano —

El papa Francisco celebró hoy el bicentenario de la independencia de Argentina, dijo que la Madre Patria "no se vende" y animó a rezar para avanzar hacia una "Patria Grande" latinoamericana exenta de "todo tipo de colonizadores".

"Celebramos doscientos años de camino de una Patria que, en sus deseos y ansias de hermandad, se proyecta más allá de los límites del país: hacía la Patria Grande, la que soñaron San Martín y Bolívar", dijo el papa en un mensaje enviado al presidente de la Conferencia Episcopal argentina, monseñor José María Arancedo.

Y añadió: "Esta realidad nos une en una familia de horizontes amplios y lealtad de hermanos. Por esa Patria Grande también rezamos hoy en nuestra celebración: que el Señor la cuide, la haga fuerte, más hermana y la defienda de todo tipo de colonizaciones".

El pontífice recordó de manera especial a "los hijos más llagados de la Patria": los indigentes, los presos, los que se sienten solos, los que no tienen trabajo, las víctimas de la trata, los menores víctimas de abusos o los jóvenes drogadictos.

"Sí, hijos de la Patria. En la escuela nos enseñaban a hablar de la Madre Patria, a amar a la Madre Patria. Aquí precisamente se enraíza el sentido patriótico de pertenencia: en el amor a la Madre Patria", señaló en la misiva.

Francisco dijo que en su país natal, Argentina, suele usarse una expresión "atrevida y pintoresca a la vez", para referirse a las personas sin escrúpulos: "este es capaz de vender a la madre".

"Pero sabemos y sentimos hondamente en el corazón que a la Madre no se la vende, no se la puede vender... y tampoco a la Madre Patria", aseveró.

El pontífice animó a "seguir caminando, mirar hacia adelante" y para lograrlo destacó el papel que podrán desempeñar especialmente los ancianos y los jóvenes.

"A los ancianos, a los 'memoriosos' de la historia, les pido que, sobreponiéndose a esa cultura del descarte que mundialmente se nos impone, se animen a soñar. Necesitamos de sus sueños, fuente de inspiración", dijo.

A los jóvenes les pidió que "no jubilen su existencia en el quietismo burocrático en el que los arrinconan tantas propuestas carentes de ilusión y heroísmo".

"Solo si nuestros abuelos se animan a soñar y nuestros jóvenes a profetizar cosas grandes, la Patria podrá ser libre. Necesitamos de abuelos soñadores que empujen y de jóvenes que- inspirados en esos mismos sueños- corran hacia adelante con la creatividad de la profecía", señaló.

Etiquetas
Publicado el
8 de julio de 2016 - 19:11 h

Descubre nuestras apps

stats