Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El debate de Filomena en el Congreso acaba en bronca por el caso Hasel

El debate de Filomena en el Congreso acaba en bronca por el caso Hasel
Madrid —

0

Madrid, 19 feb (EFE).- Lo que iba a ser una comparecencia del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para explicar su gestión durante la borrasca Filomena ha acabado en una bronca a cuenta del apoyo de Podemos a los manifestantes por la libertad del rapero Pablo Hasel, que provocaron violentos disturbios en varias ciudades.

Hasta el punto que el PP y Vox han pedido la dimisión del ministro si no condenaba "con contundencia" y "sin medias tintas" las manifestaciones del portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, en las que alentaba las protestas violentas.

En las casi cuatro horas que ha durado la sesión, solo el titular de Interior ha dedicado la mayor parte de su intervención al objeto de la comparecencia -a petición propia, de Vox y de Ciudadanos-, mientras que los grupos de la oposición se han afanado en convertirla en un monográfico sobre la libertad de expresión pese a los empeños de la presidenta de la Comisión de Interior, la socialista, Ana Belén Botella, de centrar el debate.

La insistencia de los portavoces de la oposición para que Marlaska condenara en sede parlamentaria el apoyo de Podemos a las protestas no ha surtido efecto, aunque el ministro, que ha defendido la labor de las fuerzas de seguridad, ha expresado su rechazo a la violencia al asegurar que ningún derecho puede ser defendido haciendo uso de ella.

"La libertad de expresión no es escuchar lo que nos gusta, es escuchar lo que no nos gusta e incluso lo que aborrecemos; si no, no tiene mérito", ha añadido Marlaska, quien al defenderla ha advertido, no obstante, de que lo que "no ampara" este derecho es "provocar la violencia y el odio".

Ante las críticas a su silencio en los días de los disturbios, Marlaska se ha defendido al recordar que desde el Ministerio de Interior se publicó un "tuit" en el que defendía la labor de la policía frente a los "violentos" y ha argumentando que no es "excesivo" en sus manifestaciones públicas para no quitar "contenido y esencia a lo que uno siente y le importa".

El titular de Interior ha asegurado que no necesitaba llamar a una cámara de televisión porque los policías "ya saben la posición de su ministro".

Un bronco debate en el que la diputada del PP Ana Vázquez ha enfadado al ministro cuando ha insinuado que podría estar en Chueca mientras se producían los disturbios como ya hizo en octubre de 2019 cuando, durante las protestas en Barcelona por la sentencia del "procés", cenó una hamburguesa en un local de ese barrio madrileño para volver después a su despacho.

Visiblemente molesto, Marlaska ha reconocido estar harto de ese "jueguito" de la diputada a la que ha pedido fuera más "respetuosa" con la diversidad y "más cuidadosa" con sus expresiones, aunque ha dicho estar "muy curado" de las alusiones a su homosexualidad.

La diputada se ha disculpado, pero ha seguido arremetiendo contra el ministro, a quien ha acusado de mantener un "silencio cómplice" con Echenique, al que ha llamado "impresentable", a la vez que ha calificado de "anormalidad democrática" meter a Pablo Iglesias de "caballo de Troya" en el Gobierno .

Ante las reiteradas llamadas al orden de la presidenta de la comisión, Vázquez ha dicho no tener "ningún miedo" aunque la intentaran silenciar, porque ella, tenía que denunciar a quienes defienden a un artista "que deseaba que le volaran la nuca a gente del PP", en referencia a Hasel.

Una alusión a Podemos a la que ha respondido el diputado de esta formación Enrique Santiago quien ha querido dejar claro que su partido no defiende al rapero, que incluso llegó a publicar un tuit ofensivo cuando murió Julio Anguita, sino la libertad de expresión.

Santiago ha aprovechado parea recriminar la "constante injerencia política" desde cuerpos de seguridad del Estado "alentados por la extrema derecha" para que obvien su obligación de neutralidad, y ha tachado de "inaceptable" que sindicatos policiales difundan comunicados insultando a Podemos.

El diputado de la formación morada ha atribuido los disturbios al "fracaso" de la intervención policial: "Si no son capaces de controlar una manifestación teniendo los medios para ello, tenemos un problema".

Desde Vox, Javier Ortega Smith ha denunciado que las calles han sido tomadas reiteradamente "por los delincuentes" sin que el Ministerio del Interior y el Gobierno hayan actuado, por lo que ha pedido a Marlaska que presente su dimisión o si no que sea cesado "de manera inmediata".

Ortega ha reprochado al titular de Interior no haber comparecido en la comisión en 302 días, ni siquiera ante "la tragedia de la invasión migratoria" en Canarias y le ha pedido que no de lecciones de libertad de expresión a Vox cuando no han dejado a este partido hablar, por ejemplo, de prácticas de corrupción en el separatismo catalán.

Por Ciudadanos, Miguel Gutiérrez también le ha afeado al ministro que no reaccionara a las manifestaciones de Echenique, "quizá" porque el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, se lo ha impedido.

Jon Iñarritu, de EH Bildu, ha denunciado que se coarta la libertad de expresión como demuestra que haya artistas en la cárcel o jóvenes ante la Audiencia Nacional por protagonizar una "perfomance" en Navarra.

Mientras, David Serrada, del PSOE, ha considerado que a los grupos de la oposición les importaba "un comino" la gestión de Filomena explicada por el ministro y, dirigiéndose a la diputada del PP, ha acusado a ese partido de "dar patadas para tapar sus vergüenzas de veintiocho años inmerso en la corrupción".

Etiquetas
Publicado el
19 de febrero de 2021 - 14:59 h

Descubre nuestras apps

stats