Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El día “gafado” del ministro neerlandés de Sanidad

El día “gafado” del ministro neerlandés de Sanidad
La Haya —

0

La Haya, 17 mar (EFE).- El ministro neerlandés de Sanidad, Hugo de Jonge, trató este miércoles de votar con un pasaporte caducado, antes de ser enviado de vuelta a casa a buscar un documento de identidad válido y anunciar poco después que se ponía en cuarentena por haber estado en contacto con un contagiado de coronavirus, la anécdota más comentada de esta jornada electoral en Países Bajos.

“Y solo es mediodía”, suspiró el ministro en funciones, en un mensaje de Twitter ya desde su casa, después de una mañana ajetreada y llena de anécdotas.

Se ha convertido en el protagonista del día, después de su comentado error a primera hora, al mismo tiempo que su jefe, el primer ministro saliente Mark Rutte, votaba en La Haya.

Había acudido a votar a un centro instalado al aire libre en Róterdam con su antiguo pasaporte, estaba caducado desde hacía cinco años y tenía incluso los agujeros de rigor hechos por las autoridades para anularlo cuando le entregaron el nuevo.

Lo había tomado por accidente, dijo, pero no se puede votar con un documento caducado. El centro electoral le mandó de vuelta a casa a buscar un carné de identidad vigente y válido que le permitiese ejercer su derecho al voto.

“Estaban en el mismo cajón”, justificó su portavoz. “Las reglas también se aplican a él, incluso si fuera (el rey) Guillermo Alejandro, tampoco lo hubiéramos permitido”, explicó el presidente del colegio electoral en cuestión.

“¡Qué aventura! ¿No? He llegado a mi casa a la 1 de la madrugada (…) Fue mi error, debería haberlo hecho (preparar la documentación). Tampoco somos superorganizados en casa, he de confesar. Tenemos todos los documentos de identidad en una caja, incluido el pasaporte caducado”, dijo a la prensa que le esperaba en el centro de votos al aire libre, un conjunto de tiendas instaladas en la calle para votar sin bajarse del coche.

Esa no es la única explicación que tuvo que dar. El ministro había acudido conduciendo al centro de votación, pero no llevaba encima el carné de conducir, lo que no es del todo legal. Esto no se supo porque le hubiera detenido la Policía neerlandesa, sino porque podría haber votado con su licencia como identificación, pero tampoco la tenía a mano.

“Solo quiero votar y tomarme un capuchino”, bromeó De Jonge a su llegada al centro de votación. Al final, después de un par de viajes y un poco de espera en la cola, logró ejercer su derecho al voto y lo hizo para apoyar a su asesor personal Bart van den Brink, el número 22 de la lista de su partido, el demócrata cristiano CDA, socio de la actual coalición en funciones.

De Jonge era el candidato elegido para liderar la lista de los democristianos, pero renunció a última hora al cargo explicando estar abrumado por la gestión de la pandemia: necesitaba tiempo para remontar la campaña de vacunación, que iba en enero a la cola de la Unión Europea, pues empezó dos semanas después del resto. Esto le quitaba la energía para hacer la campaña electoral.

Al final, el partido eligió al ministro saliente de Finanzas, Wopke Hoekstra, quien compite con el ultraderechista Geert Wilders (PVV) y la progresista Sigrid Kaag (D66) por el segundo lugar en el Parlamento neerlandés.

Las encuestas dan la victoria al liberal Mark Rutte, quien, según las previsiones, volverá a situar al liberal VVD como el partido más grande de esta Cámara.

De Jonge, que suele copar la atención mediática por sus variados y coloridos zapatos, o por sus errores durante la gestión de la pandemia, explicó por qué no votó por Hoekstra, sino por su asesor. “Él es mi apoyo y referencia, conoce La Haya como la palma de su mano, un gran tipo. Si hay alguien que realmente merece mi voto, es él”, defendió.

Momentos después de marcharse de vuelta a casa, De Jonge escribió un tuit con la siguiente mala noticia de la jornada. “Puedo haber estado en contacto con alguien que dio positivo hace poco. Afortunadamente no tengo ningún síntoma, me someteré a una cuarentena y seguiré trabajando desde casa. Me haré una prueba el sábado, o antes, si tengo síntomas”, explicó el ministro.

La alerta le llegó a través de CoronaMelder, la aplicación de seguimiento de los contagios en territorio neerlandés. Este miércoles, junto al desarrollo de la jornada electoral, De Jonge es la portada de los medios en Países Bajos.

Imane Rachidi

Etiquetas
Publicado el
17 de marzo de 2021 - 16:38 h

Descubre nuestras apps

stats