eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un general español "preocupado" por el muro que Israel levanta en la frontera libanesa

- PUBLICIDAD -
Un general español "preocupado" por el muro que Israel levanta en la frontera libanesa

Un general español "preocupado" por el muro que Israel levanta en la frontera libanesa

El jefe del Sector Este de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas para el Líbano (FINUL), general José Luis Sánchez Martínez-Falero, afirmó hoy que le "preocupa" la construcción de un muro por parte de Israel en la frontera con el Líbano.

El general español, que por primera vez está en misión en el Líbano, manifestó que espera lograr una solución para el problema en las reuniones que celebran cada mes Israel, Líbano y la FINUL para resolver problemas fronterizos.

"Mi preocupación la constituye la construcción del muro, pero espero que durante las reuniones tripartitas que celebramos cada mes, se logre una solución", dijo a Efe el general.

Sánchez dijo que hace 20 días hubo "un pequeño incidente" por la construcción del muro en la zona de Kfar Fila, donde la Línea Azul, la frontera fijada por la ONU en 2000 después de la retirada de las tropas israelíes, no está bien señalizada.

"Hubo cierto nerviosismo y logramos que se detenga la obra hasta que haya un acuerdo. Este es un ejemplo de la misión que tenemos que hacer", agregó el general.

En febrero pasado Israel comenzó a construir el primer tramo de un muro de cemento en el área fronteriza de Ras Nakura y en abril, otro tramo en el área de Kfar Kila.

Israel justifica el muro como una medida de seguridad, pero Beirut lo rechaza porque atravesará trece zonas disputadas por ambos países, ya que la frontera no ha sido delimitada de forma oficial.

En la zona del Sector Este, controlado por España, el general recordó que hay puntos conflictivos como la zona de Ghayar, aunque "en la actualidad" no ha dado "ningún problema", a pesar de que "hay que estar constantemente monitorizándola y vigilándola para que no haya ninguna fricción".

"Mi impresión es positiva. Pensaba que la situación era más complicada, pero no ha habido ningún incidente grave en los 55 kilómetros que controlamos en la Línea Azul y los pocos que se han producido los gestionamos bien y rápido para evitar la escalada", dijo.

El punto más conflictivo es las granjas de Chebaa, un área fronteriza entre el Líbano, Siria e Israel "donde la Línea Azul no está marcada", por lo que "se producen incidentes, pero de muy escasa importancia", como por ejemplo, con el paso del ganado.

"También están los cinco resorts de Wazzani (Líbano), que en verano, durante los fines de semana, hemos llegado a contabilizar 3.000 personas que van a bañarse diariamente y, como la Línea Azul pasa por medio del río, tenemos que estar muy atentos para que nadie cruce a la otra orilla", relató.

El militar español aseguró que la FINUL "trata" de impedir las violaciones, con excepción de las áreas donde "no puede" actuar, en alusión a las violaciones del espacio aéreo libanés por parte de aviones israelíes, algo de lo que "llegan informes a diario".

Preguntado sobre los refugiados sirios que han regresado a su país desde la zona que controlan, aseguró: "lo único que hacemos es monitorizarlos cuando pasan en dos o tres autobuses por la ruta del norte de nuestro sector y van a Siria".

La FINUL tiene como misión apoyar a las Fuerzas Armadas libanesas para garantizar la estabilidad y seguridad en cumplimiento de la resolución 1701 de la ONU, que puso fin a la guerra de 2006 entre Israel y el grupo chií libanés Hizbulá.

Actualmente, esta fuerza dispone de algo más de 10.500 cascos azules, incluidos más de 600 españoles.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha