eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

La infanta Cristina pagó restaurantes y compró flores con la Visa Oro de Aizoon

El BBVA entrega al juez la lista de pagos realizados por la infanta durante seis años con la tarjeta de la empresa que ocultaba fondos

La esposa de Iñaki Urdangarin también compró música en internet con la Visa Oro de la sociedad mercantil que poseía junto a su marido

La hija del rey tuvo acceso a 150.000 euros procedentes de Nóos, traspasados desde Aizoon, a una cuenta bancaria de la que la infanta es cotitular

Extracto de la Visa Oro de la infanta Cristina a cargo de la sociedad Aizoon.

Extracto de la Visa Oro de la infanta Cristina a cargo de la sociedad Aizoon.

La infanta Cristina utilizó entre 2006 y 2011 una tarjeta de crédito a nombre de Aizoon, la sociedad mercantil que compartía al 50 por ciento con su marido y a la que fue a parar parte del dinero obtenido fraudulentamente por la ONG Instituto Nóos. Con la Visa Business Oro de Aizoon, Cristina de Borbón pagó en caros restaurantes, floristerías y, durante tres años, compró los libros de texto de sus hijos para el Liceo Francés de Barcelona.

El juez del 'caso Nóos' había requerido un informe al BBVA que, finalmente, fue satisfecho por el banco el pasado 30 de septiembre. En dicho informe, al que tuvo acceso eldiario.es, se incluye un estadillo con la veintena de veces que Cristina de Borbón pasó la Visa Business Oro de Aizoon a lo largo de seis años. Castro investiga si la hija del rey cometió blanqueo de capitales y delito fiscal a través de una empresa creada para desviar el dinero negro obtenido de los Gobiernos del PP en País Valencià e Illes Balears y de la que era propietaria con su marido, al 50 por ciento. En las próximas semanas, el juez decidirá si llama a declarar a la infanta en calidad de imputada.

El informe incorporado al sumario del 'caso Nóos' permite conocer parte de los hábitos de la infanta. Con esa tarjeta de crédito realizó un pago en el exclusivo restaurante mallorquín 'Escarabat Negre', por valor de 352 euros, y otro en un establecimiento más modesto, el Río Grande, en la localidad estadounidense de Bethesda, por 60,68 euros. En dos ocasiones compró la infanta flores con esa tarjeta, pagó el peaje de la autopista vasco-aragonesa y compró música en 'i tunes'.

El mayor desembolso fueron los libros de texto de sus hijos. Todos los meses de julio entre 2006 y 2008 acudía a una librería cercana al Liceo Francés, llamada Centro Europeo, en la que se dejó en total 1.522,61 euros.

Traspaso de 150.000 euros

Además, el juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha incorporado a la causa la información remitida por una entidad bancaria según la cual fueron traspasados desde la mercantil Aizoon, integrante del entramado Nóos, hasta un total de 150.000 euros que fueron a pasar a una cuenta bancaria cuyo titular es Iñaki Urdangarin y de la que podía sacar dinero la infanta Cristina al estar autorizada.

Según las investigaciones, el matrimonio se habría beneficiado a través de Aizoon de los ingresos procedentes del Instituto Nóos así como del dinero supuestamente defraudado a Hacienda por parte de la mercantil de la que ambos son copropietarios. En concreto, de acuerdo a la documentación aportada al procedimiento judicial por La Caixa, el traspaso se produjo el 27 de diciembre de 2006.

Precisamente, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma decidirá en próximas semanas si archiva definitivamente las investigaciones en torno a Cristina de Borbón o si, por el contrario, acuerda su imputación por un presunto delito fiscal o de blanqueo de capitales, no sin antes consultar a la Fiscalía Anticorrupción y las demás partes personadas en el caso Nóos para que se pronuncien al respecto.

Al margen de los datos aportados por la entidad bancaria, el juez se encuentra a la espera de que la Agencia Tributaria entregue los últimos datos que le han sido solicitados y de que el Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional aporte sus últimas indagaciones en torno a la forma como fueron pagados los trabajos que los proveedores de la empresa Aizoon llevaron a cabo para la rehabilitación, reforma y mantenimiento del conocido como 'palacete' de Pedralbes, propiedad del matrimonio.

El juez busca así indagar si en el marco de estas labores se cometió un presunto delito de blanqueo de capitales. A partir de ese momento, el instructor dará traslado de todas las diligencias cursadas en torno a la infanta a las partes para que emitan lo que estimen pertinente en este sentido.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha