eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Die Linke abre su congreso, salpicado por el ataque con tarta a su portavoz parlamentaria

El partido de la izquierda alemana se ha visto sorprendido por la propuesta de su exlíder Gregor Gysi de una coalición electoral con socialdemócratas y verdes

La portavoz parlamentaria Sahra Wagenknecht recibió un tartazo por decir que Alemania no puede acoger a todos los refugiados que está recibiendo

- PUBLICIDAD -
La izquierda alemana abre su congreso, salpicado por el ataque con tarta a su líder

La izquierda alemana abre su congreso, salpicado por el ataque con tarta a su líder

Die Linke (La Izquierda) abrió el sábado su congreso en Magdeburgo marcado por las disputas internas sobre la línea de la formación alemana y salpicado por el lanzamiento de una tarta contra la líder de su grupo parlamentario, Sahra Wagenknecht, representante del ala más radical de la formación.

Apenas había empezado a hablar el presidente del partido, el moderado Bernd Riexinger, cuando un grupo de activistas autoproclamados "Iniciativa antifascista" se acercaron a la líder en el Bundestag y le estamparon una tarta de chocolate contra el rostro.

Tras unos segundos de indecisión, Riexinger siguió con su discurso, para denunciar desde el estrado "todo tipo de violencia, especialmente contra las mujeres", mientras Wagenknecht abandonaba la sala acompañada por algunos correligionarios y periodistas.

La acción contra  Wagenknecht puede tener que ver con una reciente declaración suya, en la que defendía que Alemania no puede acoger a todos los refugiados que está recibiendo, en alusión a la llegada en 2015 de 1,1 millones de peticionarios de asilo.

Esta declaración contrasta con la línea del partido, que hasta ahora se ha pronunciado contra toda medida restrictiva a la política de asilo, y sorprendió a la propia formación, por proceder de la representante de su ala más izquierdista.

El congreso de Die Linke, la primera fuerza de la oposición parlamentaria alemana, está marcado por el debate interno en torno a un eventual acercamiento estratégico a los socialdemócratas, tal como propuso hace dos días el exlíder del partido, Gregor Gysi.

Desde el estrado, Riexinger atacó tanto al Partido Socialdemócrata (SPD), socio en la gran coalición de la canciller Angela Merkel, como a los Verdes, la segunda fuerza de la oposición.

Según el actual jefe del partido, el SPD es cómplice la política de Merkel, a la que responsabiliza de lo que califica de creciente precarización del mercado laboral alemán y de las futuras jubilaciones de miseria que amenazan al ciudadano.

Gysi, artífice del resurgimiento del poscomunismo en los años siguientes a la reunificación alemana (1990), se pronunció por presentar una candidatura conjunta con el SPD y los Verdes, de cara a las elecciones generales de 2017, para ser una alternativa con perspectivas reales de imponerse a los conservadores de Merkel.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha