La portada de mañana
Acceder
La decisión de perimetrar 10 comunidades "no puede responder a un festivo"
El Gobierno encarrila los Presupuestos tras limar diferencias con el PNV
OPINIÓN | Acabaremos encerrados, por Elisa Beni
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Kurdos dan la voz de alarma por civiles atrapados por la ofensiva turca en Siria

Tanques del Ejército turco se dirigen al norte de Siria para llevar a cabo una operación militar, este jueves en Sanliurfa (Turquía). La coalición internacional liderada por Estados Unidos ha bombardeado una de sus bases en el norte de Siria y destruido un alijo de municiones, tras la retirada de sus tropas por orden del presidente estadounidense, Donald Trump, al aproximarse unidades del Ejército sirio que entraron en una ciudad cercana a la instalación.

EFE

Beirut —

Los kurdos dieron hoy la voz de alarma al pedir un corredor seguro para evacuar a las víctimas de la ciudad de Ras al Ain, en la frontera siria con Turquía y una de las poblaciones más afectadas por la ofensiva turca en el norte de Siria, mientras un alto el fuego fue anunciado desde Ankara.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo en una rueda de prensa en la capital turca que Estados Unidos y Turquía han acordado un cese de hostilidades en Siria, aunque su aplicación está aún en duda.

El acuerdo incluye el compromiso de que las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG) se retirarán de una franja fronteriza con Turquía de 32 kilómetros de ancho en las próximas 120 horas, para que Turquía pueda establecer la "zona de seguridad" que intentaba establecer por la fuerza.

De momento, las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), principal alianza armada cuyo núcleo con las YPG, no han expresado públicamente su postura respecto al pacto.

El alto el fuego podría poner fin al sufrimiento de la población civil del noreste de Siria, donde la autoproclamada administración autónoma kurda pidió hoy que se abra "un corredor humanitario seguro con el fin de evacuar a los muertos y civiles heridos que están atrapados en la ciudad de Ras al Ain", según un comunicado.

Ras al Ain ha sido una de las puertas de entrada de las tropas turcas a Siria desde el comienzo de la operación militar el pasado día 9 y la localidad más castigada de esta campaña.

Tan solo hoy la aviación turca bombardeó dos veces el único hospital de Ras al Ain y también alcanzó una ambulancia cuyos dos sanitarios fallecieron, así como los dos heridos que trasladaban, dijo a Efe Mervan Qamishlo, un portavoz militar de las FSD.

El hospital de Ras al Ain se encuentra prácticamente fuera de servicio y en él queda muy poco material médico, alertó.

Qamishlo afirmó que ha habido "intentos de evacuación" de aquellos que están atrapados por la violencia en Ras al Ain, donde según las autoridades kurdosirias quedan "muchos civiles", al mismo tiempo que indicó que "ha aumentado" la "brutalidad" del ataque turco.

Las FSD informaron hoy en su parte de guerra diario que desde ayer el Ejército turco no ha cesado de lanzar ataques desde tres ejes alrededor de Ras al Ain, acompañado de aviones de reconocimiento, artillería pesada y tanques.

La alianza de milicias afirmó que durante cinco días consecutivos los turcos y los rebeldes sirios -opositores al Gobierno de Damasco y aliados de Ankara- atacan esta población, pero las FSD están resistiendo a las embestidas que se producen ahora en los alrededores del hospital.

Desde el comienzo de la operación turca han muerto al menos 218 civiles, entre ellos 18 niños, y 653 resultaron heridos, informó hoy el departamento de Sanidad de la administración kurda, no reconocida por Damasco.

El presidente sirio, Bachar al Asad, advirtió hoy, tras guardar silencio desde el inicio de la operación militar turca, que responderá a esta "agresión criminal" con "todas las maneras legítimas posibles".

El Gobierno sirio llegó a un acuerdo con los kurdos, por el que las tropas sirias han avanzado y entrado en áreas que antes dominaban las autoridades y fuerzas kurdas, para hacer frente a los turcos y proteger las fronteras del país.

Mientras, las tropas estadounidenses se han retirado del norte de Siria, donde lucharon codo con codo con las FSD para derrotar al grupo yihadista Estado Islámico (EI), logrando el pasado marzo poner fin al "califato" de los radicales.

La coalición internacional antiyihadista encabezada por Washington ha destruido su principal base en el norte de Siria tras confirmar su retirada de la fábrica de cemento de la compañía Lafarge, emplazada entre las ciudades kurdas de Kobane y Ain Issa.

El portavoz de la coalición, coronel Myles B. Caggins III, indicó que ayer, miércoles, dos aviones de combate "realizaron con éxito un ataque aéreo de precisión planificado previamente contra la Fábrica de Cemento Lafarge para destruir un alijo de municiones y reducir la utilidad militar de la instalación" donde estaban destacadas las tropas estadounidenses.

Etiquetas
Publicado el
17 de octubre de 2019 - 21:57 h

Descubre nuestras apps

stats