La portada de mañana
Acceder
La moción de Vox sume al PP en el desconcierto
El toque de queda, la medida que anticipa otra disputa entre Sanidad y Madrid
Opinión - Moción de propaganda, por Rosa María Artal
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Un matrimonio niega haber utilizado su empresa en España para financiar al Dáesh

La Audiencia Nacional juzga desde el lunes a Ataul H. y a su mujer, Ana María G.

EFE

Madrid —

0

Un matrimonio acusado de financiar al Estado Islámico ha negado en el juicio haber creado un entramado de empresas, una de ellas registrada en España, para enviar dinero y tecnología a supuestos terroristas del Dáesh en Estados Unidos y en Siria, entre ellos un hermano de uno de los procesados.

La Audiencia Nacional ha iniciado este lunes el juicio a Ataul H., que se enfrenta a una petición de la Fiscalía de 17 años de cárcel -diez por pertenencia a organización terrorista y siete por financiación-, mientras que para su mujer, Ana María G., la Fiscalía solicita siete años por integración en organización terrorista.

En sus declaraciones ante el tribunal ambos acusados han coincidido en señalar que en ningún momento enviaron varias transferencias por valor de 7.800 dólares a Estados Unidos para que una persona, posteriormente detenida por el FBI, planeara ataques terroristas.

Además, también han negado haber utilizado las cuentas de la empresa Isynctel para enviar desde España 47.000 dólares a Bangladesh para que el padre de Ataul H. pasara este dinero a un terrorista en el bazar de Daca, capital de este país.

"Yo no tenía acceso a las cuentas", ha declarado Ana María G., cuyo marido ha explicado que el control del dinero de la empresa lo tenían solo su hermano y otros miembros de la sociedad en Bangladesh que fueron detenidos por las autoridades del país asiático.

Asimismo, ambos cónyuges han afirmado que conocieron que Siful, el hermano de Ataul H., estaba en Siria cuando vieron por las noticias de la BBC que había muerto en un ataque de Estados Unidos. "Nosotros creíamos que estaba en Turquía", ha incidido el acusado.

Sobre el resto de las acusaciones de la Fiscalía, la pareja ha negado haber participado de forma activa en la entrega al Estado Islámico de material tecnológico como cables y baterías para que fueran empleados en ataques con drones.

"Yo no sé hablar español y me informo por internet", ha explicado Ataul H. a la pregunta de su abogado acerca de las búsquedas de tecnología de drones "avión explosivo", "bombardeo", "espía" y "entrenamiento" con fines militares, así como conversaciones e imágenes sobre temática yihadista.

"En mi despacho se realizan muchas búsquedas y no se por qué la Policía solo ha señalado estas", ha afirmado el acusado, quien también ha coincidido con su mujer al declarar que son "musulmanes moderados" y que nunca han apoyado el terrorismo.

Antes del inicio del juicio, que continuará este martes, el abogado defensor ha pedido la nulidad de varias pruebas ya que considera que las aportadas por la Policía bangladesí fueron obtenidas bajo tortura y las de Estados Unidos en una confesión que no fue firmada y sin la presencia de un abogado.

Etiquetas
Publicado el
2 de marzo de 2020 - 15:39 h

Descubre nuestras apps

stats